Fundamentos y Programas (Art. 7 – Serie No Reencarnar)

Fundamentos y Programas Mentales - www.vueloalalibertad.comHoy, dentro de la serie iniciada con “Dejar de Reencarnar – Parte 2” (y que debe verse antes que este artículo y vídeo), quiero abordar el asunto de los Fundamentos y Programas, esto es, los condicionamientos.

¿Crees que eres consciente de los Programas que dirigen tu vida? ¿O crees que tú no tienes condicionamientos? ¿Que con todo lo que has estudiado y leído estás más allá de todo eso…? En serio, piénsalo, ¿lo estás?

Es normal creer que lo malo que les pasa a otros no nos pasa a nosotros. Que los errores ajenos no son los nuestros, y más cuando el trabajo ha sido importante, cuando se ha estudiado mucho. ¿Cómo considerarlo, cómo aceptarlo? Tenemos tanta formación… Y ese es el problema: Nos han dado forma. Nos han dado una condición determinada, nos han condicionado. Tanto que ni nos damos cuenta y menos podemos aceptarlo.

Porque aceptarlo supondría perder tanto, ¿de qué habría servido tanto trabajo? ¿Dónde quedaríamos ante la imagen que hemos creado de nosotros mismos? Tan seguros, cultos, preparados… Y si lo perdemos, ¿qué nos quedaría…? No, mejor negarlo, ¿verdad?

La dificultad de aceptar estar programado

Y es que el asunto de estar bajo un Programa es más fácil de entender para alguien del mundo de la informática, un técnico, que alguien que se considera a si mismo muy cultivado, con un conocimiento más complejo y profundo. Pero tú también puedes comprenderlo, porque seguro que has vivido algún problema de virus si manejas ordenadores.

Es fácil: Un virus no es más que un Programa, únicamente que se oculta u oculta sus intenciones reales. Porque algunos son muy visibles, y hasta pueden aparentar ser útiles y bondadosos. Eso sí, mientras nos perjudican.

¿Y cómo se coló ese virus en tu ordenador? Normalmente porque confiaste en un correo, una página web o algo similar. En una palabra: Confiaste en quien o lo que no debías.

Pues de la misma forma entran y actúan los Programas que condicionan tu vida. Incluso aparentando ser cosas buenas, en realidad se aprovechan de ti, te utilizan.

Los Programas son Creencias

¿Y cómo se llaman son los Programas que condicionan tu vida? Creencias. Sí, así de simple, son creencias, como te vengo diciendo desde el principio, advirtiéndote de su peligro.

Te lo decía en el primer vídeo, sobre el Karma, sobre lo que explico más detalladamente en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, de cómo todo en tu vida obedece a tus creencias, las hayas elegido o te las hayan inculcado, tanto pasadas como presentes.

Creencias que, normalmente no tienen más base que haberte acostumbrado a ellas, o haberlas aceptado sin cuestionarlas, sin analizarlas, sin… Sin más.

Por la razón que fuera, elegiste aceptarlas, quizás condicionamientos familiares, culturales, sociales, etc… Aparentaban bajo ciertos valores ser buenas, o inteligentes, o sabias y ya viven en ti, como un virus vive en un ordenador.

Hay algo muy simple para deshacer los Programas: Los Fundamentos.

Condicionamientos sobre condicionamientos, que te controlan y te dirigen. Tantos que ya ni los consideras como tales porque son parte de ti, o de lo que crees que eres. Y que actúan, lo creas o no, las más de las veces más para perjudicarte, que para ayudarte. Quizás no lo veas o entiendas a corto plazo, pero a largo, a veces, se llega a comprender, cuando es demasiado tarde.

Las Creencias, esos programas, sólo te hacen la ilusión de mejorar algo, de aportarte algo, pero si descubrieras sus reales intenciones, sabrías que deberías eliminarlos. Aunque te costará lágrimas, ¡les tienes tanto cariño!

Y hay otro problema: Para eliminar esos virus, esos Programas Mentales, hay unos Fundamentos, pero que nada tienen que ver con saber más, con estudiar más, con poder demostrar ante otros lo mucho que sabes, con lucir medallas intelectuales, sino con una labor más íntima y privada: Hacer…

¿O acaso crees que puedes dominar el bucear sólo por ser alguien muy leído, o incluso experto, acerca de los procesos que intervienen en la respiración y la flotabilidad de los cuerpos…? Tendrás que meterte en el agua y ahí, cuando estés en el fondo, luchando por respirar, sabrás que no te sirve de nada lo que has leído, se te habrá olvidado. Te estarás ahogando, y sólo lucharás por salir a flote y respirar. Siendo así, ¿no será mejor tirarte al agua, por mucho miedo que te dé?

De todo eso hablo aquí, espero que te guste o, por lo menos, pueda ayudarte a comprender los virus que pueden vivir en tu propio y particular ordenador.

Enlaces relacionados:

Primer artículo de la serie: Dejar de Reencarnar – Segunda Parte

______________________________________________________

Nuestras Limitaciones: Hacer Regresiones

¿Quieres saber acerca de los programas que condicionan tu vida, esos que te impiden avanzar, o mejorar, o superar ciertos problemas…?

Haz Regresiones a Vidas Pasadas, ahí está todo el conocimiento.

______________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *