Cajas y Etiquetas

Cajas, Etiquetas y Hablar de Temas Controvertidos

Crear Cajas y Etiquetas, es una forma de cómo nos condicionamos y limitamos prejuzgando personas, situaciones, creencias, ideas, etc.

Nos empeñamos en meterlas en cajas, y ponerles etiquetas cuando no conocemos lo suficiente sobre esas mismas cuestiones.

Al hacer esto, y cuando no hemos dedicado tiempo y esfuerzo para conocerlas suficientemente, sólo estamos mostrando nuestras propias limitaciones y  etiquetándonos a nosotros mismo, al tiempo que nos perdemos la oportunidad de expandirnos.

Lo cual nos lleva a quedarnos en lo que Ortega y Gasset definía como el hombre-masa. Creo que aquí recordar sus palabras puede ser interesante, porque refleja muy bien lo que quiero expresar:

Pues aunque resulte en definitiva errónea mi opinión, siempre quedaría el hecho de que muchos de esos lectores discrepantes no han pensado cinco minutos sobre tan compleja materia. ¿Cómo van a pensar lo mismo que yo?

Pero al creerse con derecho a tener una opinión sobre el asunto sin previo esfuerzo para forjársela, manifiestan su ejemplar pertenencia al modo absurdo de ser hombre que he llamado «masa rebelde». Eso es precisamente tener obliterada, hermética, el alma.

En este caso se trataría de hermetismo intelectual. La persona se encuentra con un repertorio de ideas dentro de sí. Decide contentarse con ellas y considerarse intelectualmente completa. Al no echar de menos nada fuera de sí, se instala definitivamente en aquel repertorio. He ahí el mecanismo de la obliteración. El hombre-masa se siente perfecto,

Hay que salir de la caja y desprenderse de etiquetas

Por otra parte y al final, también abordo el problema de elegir entre guardar silencio sobre ciertas cuestiones de actualidad ignorándolas, o abordarlas.

Esto es especialmente polémico cuando puedes aportar un conocimiento que se sale de lo políticamente correcto, enfrentándose a lo que se considera como aceptable, o lo que hoy entendemos como “buenismo”. El cual antepone el querer quedar bien o no ofender, a decir algo que debe decirse, se miente en realidad porque se rechaza la verdad.

Con o cual te enfrentas al hombre-masa antes citado, y el hombre masa, por ser masa, es terriblemente agresivo, ya que se siente poderoso y validado.

Sea como sea, y como digo al final, hay que elegir, porque bien es sabido que lo único que hace falta para que triunfe el mal, es que los hombres buenos no hagan nada.

Enlaces Relacionados:

Three Stages of Jihad – David Wood

Bill Warner – Historia de 1.400 Años de Islam

______________________________________________________

Hacer Regresiones

¿Quiere ir más allá de la caja y los condicionamientos, saber más de ti, de tu verdadera naturaleza, ir más allá de lo que han sido hasta ahora tus límites…?

Haz Regresiones a Vidas Pasadas, ahí está todo el conocimiento.

______________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *