La Consciencia: Fuente de Energía (III)

Falsas Consciencias detrás de lo aparente

En este artículo y vídeo correspondiente quiero abordar las Falsas Consciencias y su resultante: las Falsas Conciencias.

Si has seguido los anteriores, creo que ya sabrás por donde voy, de las consecuencias de esas falsedades, y por ello la importancia de dedicarle un espacio propio.

Resumen de los artículos anteriores sobre la Consciencia

En los tres vídeos publicados, de los cuales este es el último, he querido hablar de los dos aspectos que se desprenden del Ser más profundo que somos. A efectos de podernos entender he tomado los términos Consciencia y Conciencia según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, tal como explico en el primero vídeo.

Artículo 1: La Consciencia como Potencial

En dicho primero señalaba la naturaleza totalmente diferente de esa Consciencia a cómo nos la suelen describir, anulando a través de esta descripción su mayor potencialidad.

Esto no es algo accidental, una casualidad, es parte de un trabajo muy bien elaborado por parte de las élites que nos gobiernan para lograr sus fines, porque su finalidad es mantener una estructuras de poder sobre las que ellas se asientan desde tiempos inmemoriales. Una estructura no hecha para servir a la Humanidad, sino para que la Humanidad les sirva a ellos.

Y para lograr mantener esas estructuras no es posible que esa Consciencia se manifieste, dado que tanto su Energía como Conocimiento (Conciencia), por su fuerza y claridad es totalmente incompatible con la servidumbre y hasta esclavitud que suponen esas estructuras.

Artículo 2: La Consciencia como Conocimiento

Para poner mantener esas estructuras, tal como hablo en el segundo vídeo, han creado falsas consciencias y de ello falsas conciencias que den forma a una sociedad que puedan controlar, y esas falsas consciencias bajo el aspecto de espiritualidad, o libertad, o cualquier otro alto ideal, sólo crear división, separación, ensalzamiento de egos particulares y, por tanto y gracias a ello seguir medrando a través de las mismas y los conflictos y hasta guerras que generan.

Esto es algo que puede verse en miles ejemplos del día a día e históricos: Los poderes político de Occidente proclamando la democracia, la libertad y todas esas milongas a golpe de pecho, luego son exactamente los mismos que entronan a Jomeini en el poder en Irán. No ponen en el poder a un demócrata amante de la libertad, tal como luego insisten en otros lugares en reclamar con todo el cinismo imaginable, sino a un fanático religioso que sume a ese país en una dictadura religiosa, una dictadura basada en el Islam más radical, que con el tiempo genera tensiones en la zona con la vieja amenaza de las armas de destrucción masiva, nuclear en este caso, ya que si así pueden crear una guerra mejor que mejor, un gran negocio de miles de millones de beneficios, a costa de millones de muertos y más millones de vidas destruidas, un modelo muy probado por repetido.

Consecuencias de alejarnos de la Consciencia

Pero este es sólo un ejemplo, porque esos mismos poderes son los que generan un guerra en Siria, so pretexto de otra democracia (¿como la de Irán?) crean los refugiados con un alto grado de radicalización y con una mentalidad religiosa y social propia del medioevo, que de no ser refugiados podrían vivir muy bien en dicho país porque es un país muy rico (petróleo, recuerden), pero a los cuales de paso tenemos que mantener con los recortes que nos aplican, y todo con la finalidad de obtener una mano de obra barata para los industriales (que ven cómo China se aleja de ser el paraíso productivo que era hace veinte años) y, de paso, quedarse con los recursos del país… Podría seguir así por horas con todos y cada uno de los casos que llenan las portadas de los medios, incluyendo hasta las ONGs que crean y que al final sólo son una herramienta de expolio.

Crean el caos y con él y sobre él reinan, Ordo ab Chao.

Esto no es nuevo, es algo muy viejo

Y gracias a estas falsas consciencias dan lugar toda una serie de problemas y, más que nunca, en las personas se hacen ciertas las palabras que dijo Ortega y Gasset hace un siglo en “La Rebelión de las Masas”:

Observad a los que os rodean y veréis cómo avanzan perdidos por su vida; van como sonámbulos dentro de su buena o mala suerte, sin tener la más ligera sospecha de lo que les pasa. Los oiréis hablar en fórmulas taxativas sobre sí mismos y sobre su contorno, lo cual indicaría que poseen ideas sobre todo ello. Pero si analizáis someramente esas ideas, notaréis que no reflejan mucho ni poco la realidad a que parecen referirse, y si ahondáis más en el análisis, hallaréis que ni siquiera pretenden ajustarse a tal realidad. Todo lo contrario: el individuo trata con ellas de interceptar su propia visión de lo real, de su vida misma. Porque la vida es por lo pronto un caos donde uno está perdido. El hombre lo sospecha; pero le aterra encontrarse cara a cara con esa terrible realidad y procura ocultarla con un telón fantasmagórico, donde todo está muy claro. Le trae sin cuidado que sus «ideas» no sean verdaderas; las emplea como trincheras para defenderse de su vida, como aspavientos para ahuyentar la realidad.

Y así, consiguen que vivamos en Falsas Consciencias

Y en este tercer vídeo hablo de estas trincheras, pero no como trincheras, sino como un muro de contención que nos impide conectar con esa esencia más profunda, con esa Consciencia, su Energía y su Conciencia.

Sin traspasar ese muro, sin librarnos de todas esas falsas creencias que nos limitan, es imposible alcanzar un estado más amplio de Felicidad y Éxito en la existencia, iremos perdidos por nuestra vida, como sonámbulos dentro de nuestra buena o mala suerte, sin tener la más ligera sospecha de lo que nos pasa.

Enlaces Relacionados:

Anterior: La Consciencia: Fuente de Energía (II)

Las Interferencias Interiores que nos Engañan

______________________________________________________

Hacer Regresiones

¿Quiere saber más de ti, de la Consciencia, de esa Fuente de Energía y conocimiento, quieres ir más allá de donde ahora estás…?

Haz Regresiones a Vidas Pasadas, ahí está todo el conocimiento.

______________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *