¿Qué es lo que queremos? (y 6) – Retornando al Origen

(anterior)

Que el lo que queremos - Retornando al Origen - www.vueloalalibertad.comDebo cerrar aquí esta reflexión, aunque hay muchos flecos que sería necesario contemplar. Sin embargo,, visto al punto al que voy a llegar, habrá quien quizás considere que lo  podría haberlo dicho con menos palabras, posiblemente para muchos, pero no para todos.

No es fácil comprender, y aún así aceptar, que para mantener dentro de una cárcel de reencarnaciones “a lo que realmente somos”, a la entidad capaz de borrar un plumazo −como he podido presenciar muchas veces− programas, traumas, fobias y hasta “seres de luz” (y esto sin ningún entrenamiento o preparación especial de años de retiro, o profundos y complejos trabajos metafísicos), se requiere de muy sofisticadas técnicas, porque no están lidiando con cualquier cosa, no somos cualquier cosa…

Se requiere de una manipulación muy extensa y profunda y, en el área de las creencias. se necesita un juego de engaño muy sutil para controlar  algo con un poder tan grande. Y sólo  es posible haciéndole perder su poder, para lo cual y entre otras cosas, hay que hacer que se crea a pies juntillas que somos lo más grande de la evolución, que hay libertad, que todo es elección suya consciente y clara, que no hay condicionamientos ocultos, trampas,  y que la felicidad es el objetivo más elevado −la zanahoria detrás de la que nos ponen a correr−, cuando sólo es una consecuencia, un subproducto como he dicho más de una vez.

Sea como sea, gracias a los que me habéis seguido hasta aquí.

__________________________________

Retornando al Origen

Me viene a la memoria algo que se me grabó hace muchos años en la cabeza , de una película de la que no recuerdo su nombre, ni nada más que una sola cosa: Aparecía un camionero (en los EEUU) que levanta las sospechas de la policía porque al investigarle se dan cuenta que tiene cuatro carreras universitarias, que sabe cinco idiomas, etc., y todo esto en un aspecto un tanto desaliñado. En una palabra, no cuadra.

Sin embargo, cuando le preguntan recuerdo que les viene a decir, más o menos, que con ese trabajo gana 100.000$ al año, que no tiene que rendir cuentas a nadie, que tiene tiempo para pensar en las largas horas de carretera, etc… En una palabra: Es libre. Pero claro, eso resulta sospechoso porque si haces cuatro carreras universitarias no puede ser porque te guste estudiar, aprender por disfrutar del hecho de aprender, sino es porque así te vas a meter en un trabajo de sesenta o setenta u ochenta horas semanales y… Bueno, el resto lo sabéis todos, vivir para pagar facturas, no lo explico porque creo que ha quedado claro lo que quiero decir:

Lo que hemos venido a hacer no tiene porque llevar las bendiciones de la sociedad, de nuestros maestros o nuestros padres, ni nuestras parejas, ni de los modelos ideales que se supone se espera debemos satisfacer, puede ser todo lo contrario y, quizás por eso, se nos despista tanto porque no se quiere que seamos felices, por más que nos lo vendan como mercancía los asociados del poder, lo que se quiere es que seamos productivos, aunque seamos infelices, esa es la única verdad y desde luego, mucho menos aún quieren que seamos libres.

¿Para quién trabajamos cuando trabajamos? Bueno, está claro que para nosotros aunque sea indirectamente, porque de esa forma podemos tener una parcela de libertad fuera del trabajo. Pero, ¿no es menos cierto que dedicamos mucho más tiempo de nuestra vida sirviendo a otros intereses y objetivos que a los nuestros? Esto es algo que cada uno debe responder, porque si hay un sentimiento de pérdida, de falta de energía, es porque nos hemos alejado demasiado de nuestro centro y de quienes somos, hemos terminado siendo como esos planetas demasiado alejados del sol como para sentir su calor.

Cuando vinimos aquí veníamos a hacer algo concreto, para ello nos dotamos de unas capacidades concretas, no porque el Universo sea muy bueno y así lo decida, sino porque energéticamente nosotros creamos el molde (de ello hablo en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma) que contenía las condiciones necesarias para ello; más allá de atraerlo en realidad lo creamos. Creamos las condiciones para realizar lo que deseábamos hacer en un espacio, y con unas capacidades de creación a las cuales aquí, en el mundo material, no tenemos acceso. A veces esa creación fue un desastre, desde el inicio, era imposible de llevar adelante en el entorno que “caímos”, pero incluso siendo buena, al re-introducirnos en la existencia, nuestra mejor energía empezó a disiparse en la confrontación de otras energías, como un castillo de arena que es rodeado por las olas, y así dejamos de saber cual era nuestro deseo real.

A veces, incluso sin darnos cuenta y sin saber por qué, entramos en él o tocamos sus bordes, y es cuando de pronto somos capaces de aprender sin esfuerzo, de trabajar largas horas sobre algo sin cansancio y, especialmente… De ser felices (un subproducto, no lo olvidemos). No es persiguiendo la felicidad como somos felices, somos felices cuando conectamos con lo que hemos deseado hacer cuando volvimos aquí.

Y somos felices porque nos conectamos con lo más profundo de nuestro ser, y eso nos genera una certeza extraña, algo como volver a casa, una seguridad que nada tiene que ver con lo que tenemos, sino con algo más real y duradero.

Y entonces tenemos mucho más poder y capacidad, porque nos conectamos con algo muy poderoso: La energía que generamos para volver a vivir y que está, como una aguja imantada lo está con el polo, totalmente dirigida en una dirección. Porque cuando generamos la energía que nos hizo volver, esta imantó nuestro ser interior en una muy determinada dirección, y sólo cuando nos alineamos con esa dirección es cuando fluimos.

Lo repito porque creo que esto es importante: Volver aquí fue el resultado de un potente deseo por hacer algo concreto, ese deseo para poderse realizar necesitaba y fue fruto de una explosión de energía, la cual generó algo similar a un chorro de esa misma energía dirigido hacia un punto que, cuando nos situamos en su interior, es capaz de transmitirnos su fuerza, su poder, polarizando literalmente todas las moléculas de nuestro ser en una dirección, la dirección hacia la que apuntaba nuestro deseo original.

Por eso algunos hacen con facilidad cosas que para otros resultan imposibles siquiera de imaginar, o alcanzan logros fuera de lo común, no por una capacidad especial (que algunos, además, la tienen para ciertas cosas específicas, pero no es la clave), sino porque se han sintonizado, se han alineado con esa energía, y esa energía es la que les alimenta, inspira, eleva y les proporciona el Poder. Ese mismo Poder que te lleva en alas, que te hace ligero y fuerte a la vez, que te da sentido de eternidad y que creo todos hemos sentido alguna vez, ¿recuerdan…?

Esta es la razón por la cual pensar en lo que queremos para nuestra vida, y como mejor lograrlo con lo que tenemos a mano, no es la clave, la clave es saber qué es lo que nos hace sentirnos libres, no sólo porque la Libertad es un recuerdo de algo importante, no sólo porque es en esencia lo que todo ser humano busca por debajo de lo aparente, sino porque cuando lo averiguamos hemos conectado con lo que nos trajo aquí, con nuestra fuente de energía original…

Y esto tiene una consecuencia muy especial, que quiero explicar a través de la metáfora de una película, ¿Conoces a Joe Black? Al final de la película, el protagonista apaga su vela de cumpleaños y una de las cosas que dice es: … Que puedas despertar un día y digas no deseo nada más… ¡Atención, no nos despistemos! Estas no son las palabras de un hombre rico que lo ha tenido todo, son las palabras de un hombre que ha tenido la oportunidad de ser consciente que su vida ha llegado a su término, que ya no hay más que pueda hacer o desear y que, sin embargo, sabe que ya no desea nada más  (y si has visto la película sabrás que no es sólo de tener), porque ha cumplido con todos sus deseos y, en los últimos momentos, tal como se ve en la película, sabe saborearlos y dar lo mejor de sí mismo, incluso a pesar de saber que tiene que partir es feliz.

Sé que es una película, pero si eres capaz de llegar a ese momento de esa forma, sin desear nada más, nunca volverás a este mundo: Más allá de porque sería faltarte esa motivación necesaria para alimentar la voluntad que, como decía anteriormente, era necesaria para hacer ciertas cosas en la vida como escalar un “ochomil”, es simplemente porque no habría razón para volver, no habría el más mínimo deseo para regresar. Esa es la clave de la renuncia a los deseos que conocen los místicos, y no otra, tal como luego nos intentan convencer quienes no lo son, poniéndolo todo muy lejano, difícil, complicado… Sí, otra cosa es sólo complicar y enturbiar las aguas para que no sólo no podamos ver que hay bajo ellas, sino ni siquiera nuestro reflejo.

Como podemos comprender, conectar con nuestro Ser es volver al lugar donde empezó todo, se originó todo, y el averiguar que es lo que interpreta como Libertad tiene resultados mayores que los aparentes, quizás por eso nos distraen tanto la atención de ello.

Pero si sólo nos atenemos a sus resultados en el momento presente, en el aquí y ahora, ese logro nos permitirá algo más que conseguir momentos de efímera felicidad,  que como copos de nieve al tocarlos desaparecen, esta conexión es lo que nos dará, aquí y ahora, Felicidad.

8 thoughts on “¿Qué es lo que queremos? (y 6) – Retornando al Origen

  1. Soul

    Respecto a “ahí arriba”, uno que NUNCA haya experimentado el sufrimiento, es como si le dices a uno que no sepa nada de la electricidad que coja un cable pelado.

    “Aquí abajo”, si a poco de encarnar los “Illuminatis” perciben una amenaza no están exentos de recursos:
    magia negra, implantes y ganchos de energía negativa, …
    (sea en uno mismo, sea en personas cercanas)

    Lo de utilizar las palabras como reflejo… como ir a comprar al IKEA, leer el panfletillo de instrucciones y no montar el mueble.

    Paz y amor navideño 😉

    Reply
  2. Claudia Gonzalez

    He leído la mayor parte de tus artículos me han servido mucho para aclarar ideas , tenia que encajar ciertas partes del puzzle para entender como funciona la manipulación desde el otro lado , el hecho de que tu información sea del trabajo en campo y de un discernimiento muy agudo me da mucha confianza aunque tu digas que no eres un iluminado cosa que me párese excelente de tu parte cuando hay que lidiar con los egos espirituales de tanta gente , en pocas palabras admiro tu trabajo gracias por compartirlo des interesadamente un saludo..

    Reply
  3. Aalma

    “Cuando lo averiguamos hemos conectado con lo que nos trajo aquí, con nuestra fuente de energía original”

    Hablas de la conexión con la Libertad a través de sentirnos libres en lo que hacemos. Para mí es así, y coincido en el recorrido que haces para llegar ahí, pero :

    ¿Por qué ese Ser Original vuelve o nos trae de vuelta? Hay un potente deseo concreto, vale, pero esos deseos las más de las veces pueden ser obsesiones, condicionantes, no se vuelve con lucidez o para realizar alguna labor, porque desde el otro lado se ven los toros desde la barrera, otra cosa es entrar aquí, donde para empezar no sabes ni donde has caído, impotente, y a medida que pasan los años todo se puede complicar mucho. Con lo cual si tuviste la felíz idea de volver para acompañar o cuidar a alguien, o enseñar aquello que pudiste descubrir, pues tienes muchas papeletas para que eso se trunque.

    Quizás no te entienda bien, pero la energía que nos hizo volver es potentísima, y energetiza un vector que salió de un punto y se dirige en una dirección con un sentido concreto. Y el punto al que se dirige o del que sale, puede ser algo tonto, o algo que tenga relación con frustración, miedo, venganza… Es decir, que ¿ cómo es que fluyendo vamos a conectar con esa energía si lo que nos trae pudiera ser algo encadenante .Volver por frustración, miedo, venganza, culpa… es un remolino muy complicado. No sé si me explico.

    Copio:

    “Porque cuando generamos la energía que nos hizo volver, esta imantó nuestro ser interior en una muy determinada dirección, y sólo cuando nos alineamos con esa dirección es cuando fluimos”.

    Si nuestra vida no es demasiado complicada, pase. Si no te importa me gustaría que pudieras explicar algo más esto. Ya que no todo el mundo puede fluir, y no sólo porque haya problemas físicos, sino porque la cabeza y el ánimo se dislocan y eso va creando graves problemas psicológicos, con lo cual el ser humano va teniendo cada vez menos posibilidades de dejarse llevar o fluir. Tiene sentido lo que dices , pero la persona que está cercada , no sé yo….
    Es muy inspirador lo que escribes, pero será que la vida que me ha tocado me ha llevado a asomarme a entornos difíciles y conozco en carne propia de qué forma las circunstancias pueden actuar, no obstante yo estoy aquí bastante entera pero no todos tienen esa gracia , o lucidez, o suerte, o ayuda, o conexión, no sé lo que haya sido, para poder contarlo.

    Reply
    1. matias52

      Por fin he tenido tiempo de terminar todas las entradas y el vídeo.

      Buenas puntualizaciones Aalma.

      Quien no ha sentido que el tiempo pasa sin darte cuenta cuando estamos “alineados” con lo que somos o con lo que nos gusta, con lo que nos hace sentirnos verdaderamente libres como dices. Es como si algo fluyera de dentro afuera por primera vez.

      Pero eso ocurre en contadas ocasiones. La vida, la sociedad, la familia, en fin.. las circunstancias nos recolocan otra vez en un camino que estoy seguro que no hemos elegido.

      Aún así tengo la misma duda que Aalma. Y es que dado que parece que volvemos alineados con lo que brota de nuestro verdadero ser (dices: La energía que generamos para volver a vivir y que está, como una aguja imantada lo está con el polo, totalmente dirigida en una dirección) pero a la vez encadenados a esas pasiones del último momento antes de morir -como cadenas una sobre otra y tirando en sentido contrario- para terminar inmersos en una granja llena de personas sumidas en los mismos problemas, con las mismas cadenas y distintas alineaciones y limitaciones humanas (maquina biológica) aderezado además por las propias circunstancias personales, sociales, económicas, etc que harán de la vida de cada uno per se un infierno en el que tendrás que matar por comer un trozo de pan o vivir en una sociedad occidental “moderna” y psicopata aunque con la tripa llena.. me da que tanto la alineación personal (que cruza, interrumpe y choca con el de resto de seres humanos) como las buenas intenciones terminan siendo como la gota que cae de vez en cuando en el rostro para recordarnos que está ahí.

      Porque al fin y al cabo no es una trampa volver por lastima por.. que se yo, tus hijos? Cuando vuelvas ni tus hijos serán tus hijos, ni tu serás su padres, ni recordaremos nada. Solo algo interior que nos tira a saciar aquello que anhelamos como o con quien sea, para al final poner otra capa mas sobre la anterior.

      Al final todo esto hace que brote de dentro cierta.. no se si desesperación o frustración. Es muy personal, es.. como algo que grita desde las entrañas que te recuerda que algo está mal en todo lo que nos rodea, que grita de rabia, de tristeza… Y eso comprendiendo que tenemos suerte, suerte de estar aquí escribiendo sobre ello, bien alimentados como bien dices y con techo, y no explotados en una mina, peleando por un poco de comida o sometidos a algún régimen dictatorial.

      No se, creo a veces que damos vueltas en círculos. Yo creo que aquí sabemos que lo importante es lo que somos, lo que somos verdaderamente. Pero es como estar en un traje de buzo pesado y limitado, sin visión, sin memoria, con movimientos y reacciones automáticas unas heredadas y otras “aprehendidas” y con un montón de zanahorias colgando de la visera que nunca conseguimos alcanzar.

      Frustración en parte supongo si.. Algo que también se te intuye últimamente en algunas de tus respuestas o en el vídeo. De no llegar donde quieres llegar con tu mensaje. Pero yo creo que si llegas. Y si bien no cambiarás la vida del 100% seguramente si cambiaras el 100% de la vida de algunos, aunque no sea tu intención. Siempre que uno quiera que no siempre queremos – y querer es algo mas que el capricho puntual y caprichoso- y lo acompañe de trabajo personal claro.

      Felices fiestas a todos.
      Un saludo

      Reply
      1. vueloalalibertad Post author

        No sé si me he explicado bien, te copio:

        La energía que generamos para volver a vivir y que está, como una aguja imantada lo está con el polo, totalmente dirigida en una dirección… pero a la vez encadenados a esas pasiones del último momento antes de morir…

        No es pero, es que hemos imantado esa aguja con esos deseos

        Yo no soy un iluminado místico, sólo soy un observador, y lo que he observado es que aquellas cosas que nos quedaron pendientes, no porque lo fueran por ninguna ley, norma o justicia, sino porque nosotros las sentimos y creímos tales, son las que junto a los traumas y creencias, condicionamientos, nos llevan de vuelta. Eso es, cuando se trata de traumas, lo que hay que desactivar, pero no tiene sentido ni nadie busca desactivar su amor por el mar, la montaña, la música o… una persona. Al fin y al cabo son, cuando pueden realizarse aunque sea efimeramrnte, la balanza que equilibra el conjunto, y es ahí donde reside la “espera-za” (esto lo señaló muy bien Aalma ????) de algo mejor, un algo por lo que siempre volvemos, por eso también volvemos.

        Cada vez voy percibiendo con más claridad que no hay “entidades” que controlen nuestra vuelta aquí, ni contratos que nos hagan firmar, nos bastamos nosotros solitos para ello… Ellos más que otra cosa, me parece, se encargan de enturbiar “allí arriba”, reforzando creencias a las que estamos apegados y que nos justifican y nos dan la razón, y sólo tienen más trabajo con unos pocos más “escamados” o “dañados”, por tanto más alertas, pero que no teniendo otros puntos de referencia tampoco pueden escapar… Porque esas crencias y puntos de referencia son básicamente los que nos programaron aquí abajo sus “aliados”, pero donde también enturbian nuestra percepción (recordar el vídeo de las interferencias y el de las obsesiones) llevándonos a muchos errores, arrepentimientos, lamentos y deseos por… por tantas cosas. El que haya vivido con cierta intensidad y amplitud sabe de lo que hablo, el que no que no se preocupe, lo llegará a saber.

        Y gracias por ese mensaje positivo de cambiar un 100%’de alguien, créeme que no es esa mi intención, no poseo ninguna verdad que lo justifique, así que me basta con no ser malinterpretado, y muy especialmente que lo que digo pueda servir a alguien, como a mi me sirvieron ciertos escritos para confirmarme que no estaba loco y aliviar mis dudas. No sé los demás, aunque por ciertos escritos creo que voy bien encauzado, pero mí búsqueda fueron muchos años de dudas, discusiones incluso en las que nadie te daba la menor luz, al contrario, hasta alguno, mirándote con desdén, te ridiculizaba con su superioridad intelectual y hasta espiritual (eso sí, luego daban lecciones sobre el amor universal y dominar el ego)… Así que ahora, equivocado o no, procuro aportar mi opinión, que por supuesto no considero una verdad universal ????, por si puede serle de utilidad a alguien.

        Gracias una vez más y una vez más Felices Fiestas a todos.

        Reply
        1. Aalma

          Tengo la impresión de que aunque parezca que lo que dices es lo del principio, vas afinando cada vez más , sobre todo porque puede que haya mucho, que me hago cargo que no es para contar por las buenas, está ahí, se percibe y parece que pujara por salir.

          Fíjate que esa idea que das, según tu percepción, de que ni siquiera lo de los contratos, y toda la parafernalia que rodea esa situación de enjuiciamiento, asunción de culpas, pudieran ser no más que enturbiamiento , una alucinación, y esto encajaría dentro de los parámetros de manipulación, que desde luego cualquier manipulador usaría para que su víctima caiga sola en la trampa. Pero eso no quiere decir, que sola sea libremente. Nos obnubilan aquí, nos engañan allá, y la ruleta sigue girando. Tiene muchísimo sentido todo lo que vas compartiendo.

          Imaginando, imaginando, si fuéramos tan valiosos para que nos tengan encerrados y ciegos y engañados, eso es que Somos en esencia algo distinto a ellos, y a todos sus secuaces. Capaces de producir aquello que ellos no pueden, y con una energía formidable que ellos no tienen.
          De la misma forma que se cuida un naranjo, porque evidentemente nosotros como humanos no producimos las naranjas, no tenemos esa naturaleza vegetal típicamente fotosintética de un naranjo y su capacidad de “crear un fruto como una naranja”. Igualmente nosotros, tendríamos una naturaleza que sería usada, previo cultivo, para uso y explotación, amén de tener la fuerza natural de creación desde las mismas semillas que producimos, para crear nuevos naranjos y perpetuar el huerto para uso de los cultivadores. Pero al final todo se mantiene por la potencia creadora.
          Tiene sentido, nos empujan a crear, y a hacerlo ciegamente, aunque eso signifique sufrimiento, o esclavitud. O como dices por amor a la belleza, a personas .. que nos trae el aroma de algo perdido. Pero el resultado es el mismo, que es seguir en la noria.

          Lanzar estas ideas al proceloso océano, es como lanzar un mensaje dentro de una botella, no sabes quién puede rescatar la botella, ni si abrirán la botella, ni si podrán, o querrán leer el mensaje, y si lo leen, tampoco se sabe si lo van a entender, o interpretar de una manera acorde con la intención de quien lo escribió. Pero para lanzar un mensaje así, hay que tener una fuerte motivación de búsqueda de la verdad.

          Es cosa de cada cual, pararse a pensar sobre el contenido del mensaje. No hay otra, porque tarde a temprano puede que llegue el momento. Y aunque sabemos y lo hemos hablado, los psicólogos lo saben, los padres de la sociología también lo saben, que a la gente no le importa demasiado ser engañada. En palabras de una autoridad como Adorno:

          “No es que las personas se traguen el cuento, como se suele decir, es que desean que les engañen, sienten que sus vidas serían completamente insoportables si dejaran de aferrarse a satisfacciones que no lo son en absoluto”.

          Es lo malo de los traumas, y los condicionamientos, y el miedo a quedarse sin nada de lo anterior que ha servido de plataforma para vidas y vidas de engaños, poca felicidad, y mucho sufrimiento. Pero cuando se reconoce todo eso, y se empieza a concebir una idea impresionante de Nosotros y de nuestro Origen, la percepción de la vida y de cada posibilidad en cada instante, varía transcendentalmente. Y es en esa variación transcendental, donde me parece que tenemos la salida.

          Es un alivio poder hablar con soltura sobre estos temas sin que te declaren anatema, una gran oportunidad la que ofreces al compartir tus pensamientos derivados de la práctica, eso es importante, y poco frecuente. Muchas gracias ! ! !

          Gracias a todos y un abrazo.

          Reply
      2. Aalma

        Hola Matías:

        No sabes (o seguro que sí), lo bien que comprendo todo eso que comentas, es el pan de cada día. Cada noche y cada amanecer nos enfrentamos a lo mismo, pero encima percibiendo las cosas con más claridad, como con unas gafas mejor graduadas. La visión es como para tumbarte por kao. Pero eso es absolutamente inútil, como la frustración o la rabia. Algo que he comprobado eficaz ante la visión paralizante de la situación, es un lugar de calma, expectancia , que implica no reaccionar como estos condicionamientos que nos encadenan nos impulsan a hacer. Y afianzarse como bien dices:

        ” Yo creo que aquí sabemos que lo importante es lo que somos, lo que somos verdaderamente ”

        Los que tenemos hijos, sabemos lo que significa asumir no sólo la responsabilidad del cuidado, sino la responsabilidad de servir de vehículo para su nacimiento en un lugar como este, no nos tomamos a la ligera la situación, y me parece que según aumentamos la consciencia de quiénes SOMOS, aumenta nuestra capacidad para vivir cada día lo mejor que podemos y hacer las cosas lo mejor en cada momento.

        Vaya que lo clava el fragmento que pusiste, me encanta, y muy aplicable!!

        El señorito satisfecho tiene una impresión nativa y radical de que la vida es fácil que le invita a afirmarse a sí mismo tal cual es, dar por bueno y completo su haber moral e intelectual. Ese contentamiento le lleva a no poner en tela de juicio sus opiniones, a no contar con los demás. Lo que le incita a ejercer predominio y a actuar imponiendo su vulgar opinión sin miramientos, contemplaciones, trámites ni reservas. […] Le trae sin cuidado que sus “ideas” no sean verdaderas; las emplea como trincheras para defenderse de su vida, como aspavientos para ahuyentar la realidad.”

        Hasta pronto, en el próximo año seguiremos …Un abrazo

        Reply
  4. Virginia

    Vaya Miguel otra vez coincido con vos. Cada tanto me permito escuchar algún video cuando estoy haciendo alguna manualidad a veces x curiosidad como tratando de encontrarle el pelo en la sopa al disertante..porque ya me he tragado muchas mentiras…y ahora estoy tan fogueada que encuentro al toque la trampa????. Todo lo que decis lo he corroborado. Quisiera compartir en tu muro un video q vi hace unas horas y
    como no quiero influir en tu subconsciente, optaré por esperar que lo veas y luego aclarar ciertos puntos del mismo a ver si opinamos idem. Buen trabajo el tuyo!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *