¿Qué es lo que queremos? (2) – Felicidad y Libertad

(anterior)

Que es lo que queremos en la vida - www.vueloalalibertad.comFelicidad y Libertad

Sin embargo, cuando se habla de lo que las personas quieren, de su objetivo, se dice que es la Felicidad, y es totalmente cierto como punto final e, incluso, mientras recorres tu camino hacia tu objetivo, pero incluso así la Felicidad tiene muchas formas de llegarnos, y muchas nada tiene que ver con haber buscado algún objetivo o de tener nada en concreto, a veces hay “accidentes” que te traen felicidad.

Puedes haberte levantado muy temprano, antes del amanecer, trabajado todo el día sin un momento para ser tú y de pronto, cuando cae la tarde, ves muy inclinados entrar los rayos del sol por una ventana y te asalta algo especial, sientes como una bocanada interior de aire fresco, o de energía que hace que parezca que te estires y que tu pecho se ensanche, sientes que ese sol del que no has disfrutado en todo el día te trae con esos últimos rayos Felicidad. ¿Es lo que buscaste? No, simplemente te lo encontraste, y esa Felicidad es, por un momento, presente total, aquí y ahora total, Libertad total… Aunque cinco minutos después tengas que salir corriendo para coger el autobús o lo que sea para llegar a casa, pero en ese momento estás en plena sintonía contigo mismo por duro que haya sido el día y, por ello, algo dentro de ti se siente Libre.

La Libertad es algo que, al día de hoy, en las sociedades más avanzadas no se discute como derecho básico (aunque a la hora de la verdad habría mucho que discutir sobre su real libertad) y que, tal vez, por darse por asumido, no se valora en su justa medida,  y desde luego menos en relación con la importancia que tiene para el individuo a fin de lograr su Felicidad, esto es: Como elemento motivador y generador de la necesaria energía −del poder− para alcanzar lo que realmente desea y, con ello, lograr como subproducto la tan defendida Felicidad. Quizás eso no sea una casualidad…

Como las imágenes valen más que mil palabras:

Imaginemos esa persona que, hace muchos años, cuando tuvo que decidir que haría para poder tener aquellas cosas que le darían Felicidad, eligió lo razonable, lo que tenía futuro y podría ser bien pagado, eligió lo debido, o creyó elegir. Con el tiempo quizás logró su objetivo, pero al igual que otros muchos eligió lo razonable, y ahora no es ya una profesión donde escaseaban como entonces los profesionales, y aunque tenga trabajo no gana tanto como era de esperar porque hay mucha oferta. Con lo cual no se siente muy feliz porque las cosas se han puesto duras, inseguras, no se podía ya relajar, percibía su supervivencia amenazada. Además, hacía unos días le habían dicho que tendría que comprarse un coche nuevo, el que tiene no aguanta más, lo cual no le hace ni pizca de gracia, los coches no le atraen precisamente pero le hacía falta tenerlo para ir a trabajar, en transporte público sería eterno llegar al trabajo, las ciudades no están pensadas para el hombre o la mujer, sino al revés, para generarles más problemas, conflictos, perdidas de tiempo y gastos que alimentan el ciclo de su sujeción a lo debido y necesario, no lo deseado. Y estando reflexionado en todo ello, recibe una llamada con los resultados médicos: En un tiempo sería papá/mamá… Siempre había deseado tener hijos, pero ahora la cosa llegaba en lo que consideraba no era el momento más propicio. No se siente precisamente feliz, no encuentra razones para ello, aunque cuando se compara con ese universo que vive ahí afuera sabe que debería sentirse feliz, pero no puede, la felicidad no es cuestión de deberías.

¿A alguno le suena esa historia? Quizás no igual pero si parecida. Pero se le puede dar la vuelta y probar de otra manera.

La misma persona en realidad eligió un actividad que directamente le gustaba, quizás coincidía con los manuales de lo lógico, de lo razonable o no, pero no olvidemos que los manuales, muchas veces, son como las inversiones en bolsa: Comprar con el rumor y vender con la noticia. Cuando algo es noticia es porque o ya ha dejado de ser rentable, o va a dejarlo de ser pronto. Por otra parte, la persona que hace un trabajo como un funcionario nunca será tan eficiente como la persona que vive ese trabajo, con lo cual, aparte de ser más Feliz en él seguramente tenga más posibilidades de progresar más y ser más pagada, dado que por la energía que es capaz de entregar en él obtendrá mejores resultados que otros (hablamos por lo general, en lo específico hay muchas excepciones a esto, no todo es tan bonito como lo venden). Por otra parte, imaginemos que la persona le gustan lo coches, por tanto sólo estarían deseando tener la excusa de poder comprar otro, y los sacrificios que eso le pudiesen suponer no le preocuparían porque es algo que quiere, que desea tener para ser feliz. Por último, si el hijo  hubiese sido elegido como parte de eso que hay que tener para ser feliz, estaría dando saltos de alegría.

Son ejemplos, pero creo que es fácil darse cuenta, una vez más, que se trata muchas veces de tener y su relación con lo que para nosotros eso nos aporte como Felicidad, sin que, dicho sea sea paso, lograr tener nos la garantice… Pero la base es tener lo que hemos elegido libremente tener, no aquello que debemos tener porque las circunstancias, o las imposiciones del orden que sea, nos lleven a ello(*).

En fin, si volvéis a los ejemplos que he puesto más arriba a modo de metáfora, que son sólo ejemplo pero que sé que podéis encontrar muchos más, y reflexionáis sobre ellos pensado bien sobre la realidad en que el mundo vive, alejandóos de teorías, frases edulcoradas y, también, de vuestra particular realidad, llegaréis a una conclusión muy simple:

Conscientemente o no la Libertad es una piedra angular en el ser humano, y la Felicidad, incluidos esos momentos mágicos que nos llegan por sorpresa, como un extraño regalo que no sabemos de donde vienen, sólo un subproducto.

(Sigue…)

____________________

(*) Por supuesto, por si alguno no se ha situado todavía, parto de que aunque todo es subjetivo, aquí estamos intentado acercarnos a un conocimiento más objetivo de la vida real, la de la mayoría, no de la excepción, lo cual obliga a tomar partido, a alejarnos y  hasta enfrentar las teorías al uso en cierto círculos sobre la felicidad, el espíritu, etc… Bonitas, sí, pero de difícil aplicación en la vida del día a día de la mayor parte de las personas. Y no nos vayamos a la idea actual tan difundida de que todo vale porque todo es relativo, porque entones… ¿Para qué seguir hablando? ¿Para qué siquiera seguir pensando…? Pero no es cierto, no todo es relativo, hay bien y hay mal, no todo es según el cristal que se mire, por mucho que sepamos que ese cristal distorsiona la realidad.

6 thoughts on “¿Qué es lo que queremos? (2) – Felicidad y Libertad

  1. Soul

    La sabiduría de mind your own business, o, si prefieres, tu cuerpo-mente-espíritu. Que tus palabras sean más bonitas que el silencio. No es vivir de espaldas, es que NADA se gana repitiendo ciertos pensamientos como un disco rallado, como no sea seguir tejiendo la misma trama_ o, como suele decir Ramiro Calle, solo sirve para “añadir sufrimiento al sufrimiento”. “Repetir”, porque no es mejor “pastilla azul” y ojos que no ven, corazón inconsciente. La ignorancia o la evasión no da felicidad duradera.

    Ir a la deriva como serrin en la corriente, no sirve.
    Apuntar a un propósito y dirección, no sirve.

    Virtualmente nadie leería una novela sin nudo, nadie iría a ver una película sin nudo, pero luego pretenden una vida sin nudos jijijaja de principio a fin todo risas y fiestas (“nudo”, los chinos utilizan la misma palabra y significado para “crisis” que para “oportunidad”. Entonces digamos, “sin oportunidad”). Del mismo modo que sin oportunidades, que interés en una obra de todo personajes planos al final calcos de como al principio, bien sea por ser “necios cabezas cuadradas”, bien sea por ser “hipersabios idealizados” sin el más mínimo punto de conflicto o tensión interior. De un cobarde nada se ha escrito, dicen.

    A veces, “cuentos en 3-D” (recordar que los cuentos no son para “explicarlos” ni para extraer alguna moraleja esencial o quintaesencial. Si así fuera, bastaría con decir las “moralejas” directamente) sin mediar palabra alguna (o mismo da si fuera en japonés):
    https://www.youtube.com/watch?v=fS4caKg89dw (cuento en 4-D!!)
    https://www.youtube.com/watch?v=nzN64KUGKP0 (desde 35:20)
    https://www.youtube.com/watch?v=ig_X_NNRgUI (desde 1:35:10)
    https://www.youtube.com/watch?v=N9k7W5b5-yc
    La trilogía de Matrix es la escena en la que Trinity revive a Neo y la escena en la que Neo revive a Trinity, intercaladas en relleno.

    “¿Todo es una gran peli, entonces?”. La única diferencia es que la vida es “abierta”, no cerrada en la que puedes avanzar o rebobinar o pasar páginas pero aparte de estos insustanciales es siempre la misma “caja”. Por la expresión inglesa “pensar fuera de la caja”. O darse cuenta de que en realidad no hay caja, pero como eso no es posible al chascar de los dedos, al menos abriendo y expandiendo.

    Un saludo.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Interesantes vídeos ahora que los he podido ver, gracias una vez más.

      Lo que comentas del nudo es muy real, pero es más agradable verlos pasar a otros que pasarlos uno mismo, y pudiendo elegir, ¿verdad?… De ahí, en “Desde el Otro Lado”, expreso cómo esas entidades de luz “viven” a través de las experiencias ajenas, toman la energía de esas experiencias y, si quieres, es un poco lo mismo que se hace en el cine: Mucha gente se identifica con el héroe y sale “comiéndose el mundo”, o se siente apenadísimos por algo que no es real… Viven a “través de”, “experimentan a través de” y modifican su estado emocional, o sea su energía.

      En cuanto a que de un cobarde nada se ha escrito… ¿Quién sabe? Las fosas comunes de los que lucharon con valor en las primeras líneas de los frentes están coronadas por un monumento: “Al soldado desconocido”… Quizás los vivos, esos que escriben la historia, sean los cobardes que, precisamente por ser cobardes, corrieron más que los demás en la batalla, pero en sentido contrario. En fin, es por poner un poco de ironía al asunto, pero vista la cara que tienen muchos de nuestros “líderes” como que no creo que sean muy valerosos, y esos sí que pasaran a la historia.

      Saludos y gracias.

      Reply
      1. Soul

        Debe haber millones de escenas inspiradoras o “momentos Zen”, incluyendo en comics, monologos y sketchs de humoristas; y a eso sumale los que cada uno tenga en su vida personal e intransferible. Yo estaba buscando en los que la sustancia no esté en lo que dicen, todos contienen un giro inesperado. El punto crítico es un estado mental, de corazón y espiritual adecuado. Con este, prácticamente cualquier cosa puede llegar hasta el infinito interior y más alla, sin este, incluso el más bello recitar de los más bellos sonetos con las más bellas melodias y las más bellas danzas y las más bellas pinturas de fondo puede ser vano y baldio.

        “El pesimista se queja amargamente del viento, el optimista espera alegremente que el viento cambie, el proactivo ajusta las velas al viento o las recoge, caso de que ponga en riesgo su integridad.”

        ¿Daría un cobarde un salto a lo desconocido? Un colega me comento una vez que no le gusta el refrán popular “más vale malo conocido que bueno por conocer” porque implica quedarse “enfrascado”. Si cultivas la cobardia y el conformismo (que no tiene nada que ver con la aceptación, la gratitud, la calma, la humildad o la paciencia), no cuentes con… ir más alla en el Más Alla. Esto no es una peli de superheroes contra supervillanos o lados de la luz contra lados oscuros, casi siempre lo que hay que vencer es parte del vencedor (en Smallville Clark hablo de haber rechazado su “lado Kriptoniano”, y desreprimir este le dio… compleción armónica): ser sincero, bailar y cantar cuando apetece sin temor al “que pensarán”, atreverse a pedir (y sin torpezas) una cita al pibón 😉

        Saludos.

        Reply
  2. Aalma

    Una de las cosas que me llamaron para leer tu libro Vuelo a la Libertad , fue la imagen de un ave en vuelo, muy semejante a un sueño que tuve de adolescente, “iba en vuelo, y a mi derecha había un hermoso albatros, el aire levantaba sus plumitas, miré a mis brazos y eran grandes alas, íbamos flotando muuy alto y camino como del infinito”. Son de esos sueños que te guían, y que se atesoran .
    Seguramente conoces, conocéis cómo son los despegues de los albatros, son esforzados, a veces los abortan, y dan idea de un ave algo torpe, pero cuando logran salir y coger aire, ¡qué hermosos son, qué capaces!
    Ateniéndome a lo que he vivido hasta ahora, veo que se van aprendiendo técnicas, maneras de controlar la situación harto complicada en la que nos encontramos en cada vida, se tienen conocimientos, se ha leído, se tiene resistencia y cintura para esquivar golpes, se tiene lucidez para no dejarse abatir, para no creerse nada del espejismo, y así añadir más. Pero siendo esto muy útil y de alguna manera nos aupa, si es que no nos perdemos ahí, en disputas y opiniones , es el ser lo que libera, y no es el tener. Puede parecer un perogrullo, que otros han dicho, y que queda muy bien, pero tener libertad , o libertades, no es lo mismo que Ser libre. Y :
    ¿qué puede anhelar alguien que es consciente , no sólo de que le han quitado la posibilidad de tener libertad para…., sino que está bloqueado con interferencias el acceso a Ser Libre, a Ser su propia naturaleza?
    Se anhela Ser lo que se Es.
    Y mientras hay que seguir en la arena, bregando con todo lo que se presente, sin perder el ánimo ni el rumbo, porque a base de tantos intentos por despegar, igual que los albatros, en uno de esos cogemos aire.
    Ahora bien, nunca sabemos hasta donde van a apretar las circunstancias, si ahora podemos entre las nubes disfrutar de todos los rayos de sol que penetren, hay que saber que eso puede cambiar, y que para muchísimos la vida es un pozo bien oscuro. Lleno de angustias, enfermedad, hambre, preocupación por los hijos, trabajos agotadores. En esas condiciones desear una tregua, desear una ocupación que dé para comer mejor y tener un techo, que se pueda tener acceso a atención medica (los dolores son muy malos, crueles, y más vistos en un hijo), desear, desear, desear un respiro, parece de cajón. Por esto lo han construido el planeta así, por eso esto que vivimos es tan cruel.
    Y ya que habláis de películas hace mucho tiempo vi el Pequeño Buda, al final cuando el Lama instructor muere y dice algo asi como,” más allá de los deseos, más allá de la mente, más allá” Fue como una gran bocanada de aire, de felicidad. No sé si todas las peliculas estarán hechas a conciencia, o sólo para que quede bien, y que cada cual se lo aliñe al gusto personal. Pero en muchas atinan de lleno.

    Un abrazo y muchas gracias por seguir aportando luz sacando a la palestra tantas cuestiones.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Gracias a ti por todo, y destaco de tu comentario: “Se anhela Ser lo que se Es”, esa es toda la verdad y origen de todo sufrimiento, aunque no lo sepamos.

      Reply
    2. vueloalalibertad Post author

      Releyendo tu comentario he reflexionado sobre algo que sé bien: Que sólo puede hablar de ciertas cosas como el amor, la libertad, la espiritualidad, etc., quién en realidad no vive en ese pozo del que hablas. ¡Qué fácil es juzgar y predicar cuando tú no estás en ese pozo! Hablar de esas cosas con el estómago lleno y un techo protector es fácil, pero no tiene mérito alguno, es muy barato, no vale nada, a menos que sepas que es así…

      Pero entonces, miras el mundo y sabes, con cada fibra de tu ser, que para la inmensa mayoría es un pozo, y si eres sólo una mínima parte de eso que predicas, tú no puedes ya hablar de la misma forma de nada de todo eso, porque por encina de cualquier otra cosa prevalece lo que sabes se vive y se siente en ese pozo.

      Y esto, en nuestro pequeño entorno, sólo lo saben muy pocas personas, la mayoría viven la espiritualidad de espaldas a realidad, y si es así, por mucho que hayan meditado, por mucho que hayan entrenado la pineal, por mucho que hayan hecho yoga, por mucho que hayan hecho lo que quieran haber hecho, no han hecho nada, su espiritualidad es sólo una fachada.

      Y al hilo de esto, hablas de una película, os voy a dejar una película para mi mucho más reveladora, pero cruel… Cruel contra las creencias y mitos sobre espiritualidad.

      Es larga, pero a mí me mereció la pena, muestra cómo enfrentado al mundo nadie esta libre de nada, cómo todos pueden caer en errores, herir a otros, hasta los grandes meditadores y personas que revistiendo de cierto manto, a veces, parece que miran desde la atalaya de su superioridad al mundo, pero aquí, en este mundo, no hay superioridad para nada ni nadie.

      Si no llegáis a verla entera, por lo menos mirar el final, los quince últimos minutos, para mí son importantes, aunque sin el resto no se entenderá completamente su valor: Yasodhara.

      Samsara el discípulo (película)

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *