Anomalías de la Reencarnación

La Trampa de Ir hacia la Luz - www.vueloalalibertad.comHoy quería responder a un comentario dejado en el artículo “Las Interferencias Interiores que nos Engañan”, y en el que preguntan sobre las “Anomalías de la Reencarnación”.

Este comentario plantea cuestiones que creo pueden interesar a más de uno, y de dos, porque las veo a menudo en enlaces que comparten conmigo y me hacen llegar.

Pongo el comentario de la persona en letra cursiva, y mi respuesta a continuación en letra normal, espero pueda seros de interés:

Propongo un tema para debatir que creo que es bastante interesante aunque sea complicado abordarlo. El tema es sobre la serie de aparentes anomalías en el asunto reencarnatorio sobre las que imagino Miguel que tú también habrás reflexionado.

Voy a señalar dos que me parecen muy significativas y que no recuerdo que se comentasen en ninguno de los posts anteriores de tu blog aunque no sé si en tu libro las mencionas porque aún no lo he leído:

1. La primera anomalía es el número de habitantes del planeta a lo largo de los siglos precedentes (los datos demográficos registrados que nos cuentan) comparado con el número registrado en los tiempos más contemporáneos hasta la actualidad donde hemos ido aumentando de forma enorme con el paso del tiempo y ya somos casi siete mil millones de “cuerpos” habitando este lugar.

Si damos por hecho que nos han atrapado en un momento x y de una forma x y que a partir de ahí somos los mismos los que volvemos una y ora vez encarnados en distintos cuerpos a lo largo de los siglos pues aparece un agujero complicado de resolver a la hora de explicar ese número tan dispar de seres en épocas más antiguas donde ni siquiera eran un mínimo porcentaje de los habitantes actuales. Las explicaciones desde el punto de vista demográfico e historiográfico no tienen ningún misterio pero no cuadra desde la perspectiva reencarnatoria de los mismos seres atrapados y esclavizados dentro de cuerpos.

Uno puede especular para resolver este agujero pero sigue siendo un agujero muy extraño. Una especulación poco sostenible aparentemente y que oí en algún lado es que la mayoría de cuerpos no albergan un ser dentro y funcionan como autómatas regidos solo por la genética que albergan, algo parecido a los replicantes de Blade Runner…

Viendo la estupidez y falta de profundidad y verdadera empatía en tantas personas que se adaptan tan bien al mundo y nunca ven nada extraño sumado a la cantidad de psicópatas que pululan por ahí -dejando aparte a todos los que forman parte de la “red de control”- pues no sería tan descabellado… La descripción de los llamados portales orgánicos encajaría con esto también.

Lo que si parece muy difícil de contemplar es que siempre que haya una mujer embarazada en este planeta (o lo que sea que es esto) ya hay un ser a la cola preparado para encarnarse previo consejo de los “guías”. Otra especulación quizás menos sostenible aún es que si esto es una cárcel el incremento tan grande de seres habitando cuerpos se podría explicar porque los “amos” tienen seres atrapados en otros lugares y los van moviendo de una cárcel a otra según las “circunstancias” que sobrevengan en cada cárcel. En el blog “la cosecha de almas” R.Torres postulaba por contra que todos esos miillones que somos ahora nos hemos encarnado para demoler el sistema, algo aún más difícil de sostener viendo como funcionan la mayoría de las personas, las cuales están cada vez más adaptadas y encantadas con este mundo tecnológico que tanto avanza y evoluciona.

Todo lo que dices tiene su lógica, las preguntas que planteas son correctas, las dudas que sugieres son ampliamente difundidas y hay miles de páginas escritas sobre ello siendo las respuestas son de lo más variopintas, pero todas tienen el mismo denominador común: La Fe. Esto es: Te cuento algo y tú te lo crees porque lo ha dicho o escrito fulano o mengano, pero pruebas de ello… Ni una.

Por ello, en mi caso particular y dicho desde el máximo respeto, creo se puede debatir lo que se quiera, pero hay cosas que resultan al final ociosas porque no vamos a poder actuar sobre las mismas, y creo que en realidad cumplen la función de distraernos de lo esencial, creo −dicho con toda humildad− que hay que centrarse en aquello que si podemos cambiar, no sobre lo que incluso conociendo la verdad (lo cual me parece imposible desde este plano perceptivo y con las herramientas disponibles) nada podríamos hacer.

Además de que aquí, puestos a imaginar es no acabar pero, ya que me preguntas, hay algunas respuestas bastante simples si se está dispuesto a quitarle grandeza y magia al asunto:

1.  Número de habitantes del planeta: Vamos a aceptar que todas tienen alma (hay quién dice lo contrario) y no son simples “extras de la película” para los actores principales (los que sí la tendrían y serían de los que se alimentan), podría ser como planteo en Desde el Otro Lado, un agrupamiento de esas almas en un único recinto, este mundo, donde está el mejor vehículo físico que han logrado crear para sus fines a lo largo de miles de experimentos, y así tenerlas mejor controladas y, tal vez, haber establecido esta cabeza de puente −esa plataforma unificada− de expansión y conquista de otros mundos que hoy no están bajo su dominio (cosa que los ejércitos actuales y de todo tiempo pasado siempre han hecho, agrupar las tropas en un solo lugar antes de iniciar un ataque de importancia).

2.  ¿Fundamento demostrable de esta idea? El mismo que el de todos los demás: Cero pelotero… O sea imaginar una posibilidad sobre la que no podemos actuar, pero a diferencia de otros lo digo claro, no me pongo en el pedestal de “guruismo”.

Elucubrar sobre todo esto es algo que hice en el pasado, gasté mucho tiempo en ello, pero ya hoy en día y como decía me resulta ocioso, aunque lo respeto, cada cual debe de hacerse las preguntas que considere mejor, y aceptar las respuestas que más le agraden… Eso sí, ya que nos ponemos a ello apliquemos la lógica y dejemos cuestiones mágicas y otras lindezas tranquilizadoras y convenientes (aunque a veces muy retorcidas y cogidas con pinzas) fuera del proceso, aunque las conclusiones nos resten importancia en este juego quizás sean más auténticas.

2. La segunda anomalía reencarnatoria y que de alguna forma puede enlazarse con la anomalía de arriba es ver que hay continuos fallecimientos de niños pequeños y bebés por todo el mundo en accidentes, enfermedades, catástrofes, guerras, etc. (sin contar con todas esas vidas enteras de penuria y padecimiento continuo sin sentido alguno..). ¿Quién aceptaría y acordaría venir para morir siendo bebé o niño y casi siempre de la forma más cruel ? ¿Que sentido tiene para los gestores del karma enviar aquí por ejemplo a seres que van a vivir solo unos pocos días?. Mi percepción de esto es que cuando llegas aquí estás a expensas de las circunstancias donde caigas y no hay tanto diseño desde arriba que gestione la evolución de tu existencia.

Esa sala con pantallas en los espacios entre vidas de los que hablan los pacientes de Michael Newton (no sé Miguel si tus pacientes contaban lo de las pantallas) en donde se le muestran diferentes cuerpos para encarnar con imágenes de como serán esas futuras vidas no encajan con las existencias efímeras de pocos días, meses o años. Que te envían aquí a un lugar determinado y a una familia determinada si que parece claro pero creo que una vez que llegas aquí estás a expensas de las circunstancias y estás son infinitas y no parece probable que esté diseñado tan escrupulosamente desde esos espacios entre vidas. Otra cosa diferente es que los entes invisibles (a nuestros ojos dentro de este cuerpo) que gestionan a diferentes seres intervengan orquestando relaciones y otras cosas haciendo que se perciba que hay un destino marcado y todo eso que promociona el marketing espiritual pero si empleamos la lógica y usamos el mismo baremo para todo aquel que nace en este mundo es imposible pensar que todas las vidas están diseñadas meticulosamente para que vayan siguiendo desde que nacen un guión preparado desde los espacios entre vidas. Es imposible si miramos el devenir de millones de vidas en este lugar. Todos aquellos que hacen apología del gran salto espiritual que está dando la humanidad y que aceptan el karma evolutivo dan unas explicaciones que para llenar esos agujeros son del todo ridículas y hasta cómicas pero calan en muchísima gente.

Bueno, ya sabes que no creo en ese Karma, las Regresiones me han mostrado que es falso, y hay explicaciones para el tema de los bebés y niños pequeños muy al uso, de las cuales hablo en un momento en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma y no me voy a repetir aquí, porque también lo descarto ya que el tema no tiene pinta de ser tan bondadoso como nos quieren hacer tragar, que lo único que parece que buscan es que aceptemos el dolor y el sufrimiento una vez más, y mil veces más, con abnegación.

Por otra parte, tengo que decir que hablo de esas pantallas de Michael Newton en Desde el Otro Lado” y otros sitios. Las conozco incluso de forma directa, desde el punto de vista perceptivo existen, pero como otras cosas de ese espacio, pongo en duda su finalidad verdadera tal como he comentado o, como en ese relato, indicado bastante claramente.

Además, hay algo muy difundido y que me parece un error, y es querer hacer una regla de lo que experimentan cuatro gatos, por decirlo de alguna forma, porque aunque esos gatos sean unos cuantos miles, o puedan ser una decenas de miles incluso de ejemplos es absurdo, ya que sólo una ínfima minoría de las personas hacen regresiones, hay miles de millones que ni se acercan por ahí… Por tanto, crear a partir de ellos conclusiones generales y reglas y creer en las mismas es un sinsentido, porque quizás sólo exista todo eso para distraer −según su particular interés y visión− a los más inquisitivos o problemáticos, como pasa con el Consejo de Ancianos, que da consuelo, paz, pero no resuelve las cuestiones básicas que hacen sufrir a la persona. Que esas conclusiones son consoladoras y dan esperanza, cierto, quizás sólo por eso existan y, desde luego, por esa razón son tan ampliamente aceptadas, siempre es más asumible una mentira consoladora que una verdad amarga.

Y sigamos… Porque querer meter la lógica, la nuestra, en este juego es también absurdo, incluso infantil añadiría: Imaginemos la lógica de un tiburón que capturamos, le ponemos un aparato de control GPS en la aleta y lo soltamos. Desde el punto de vista lógico del animal es absurdo, pero no desde el nuestro. Intentar entender con nuestro nivel perceptivo y capacidades todo eso no sólo es ocioso, es imposible.

Es como cuando entra un gato entra en un ascensor y sale en otra planta que nada tiene que ver con la que dejó cuando entró, lo mira con asombro y sin comprender nada, somos magos para él, y no puede comprender la finalidad de una caja mágica que le traslada de un sitio a otro de esa forma. Pero sigamos…

¡Claro que estamos a expensas de las circunstancias! Pero pensar que esa circunstancias son circunstanciales es ingenuo.

Forzar a reencarnar - www.vueloalalibertad.com

La clave en este texto de Platón es que el alma “se ve forzada” a encarnar, y esto hace más de dos mil años, ¿entonces a qué tanto empeño en convencernos de lo contrario si ya entonces aquellos sabios sabían lo que realmente sucedía?

Veámoslo de otra forma: No necesito controlar todos los procesos que está realizando el ordenador mientras escribo, sólo necesito que las teclas que toco reflejen el objetivo deseado. ¿Esos otros procesos son casuales? No, pero están sujetos a parámetros que desconozco, pero no por ello son menos reales… ¡Y sólo es un ordenador! Por tanto: ¿Podemos acaso imaginar cómo funciona el ordenador cuántico o lo que sea que genera nuestra realidad? La lógica de todo ello se nos escapa, pero seguro que para quién montó todo esto la tiene, pero a mi entenderla sé que no me va a llevar a parte alguna…

Porque una vez más es algo que no podemos controlar… Puedo sentirme muy listo creyendo saber de estas cosas y haciendo alardes de erudición, incluso de iluminación, pero prefiero centrarme en ser práctico, porque ya sé que todo esto desde nuestro punto de vista de residente de esta granja humana no tiene sentido, que es absurdo, ridículo, injusto (para nuestra lógica) y todo lo que quieras, pero… Es lo que hay, no me interesan como dices más explicaciones cómicas, más distracciones y me centro, o lo intento, en tratar de cambiar lo que puedo me interesa cambiar y, tal vez, sea lo único que pueda cambiar: Volver otra vez aquí.

Otro tema sobre la reencarnación con el que especulo es que si la percepción del tiempo como lo percibimos aquí es algo propio de este lugar y fuera de aquí (incluyendo claro los espacios entre vidas) no se percibe ni funciona igual habría que deducir que desde esos espacios se nos puede enviar a cualquier punto temporal de esta realidad y no necesariamente encarnar de forma lineal en el tiempo. Todo apunta que para que encaje la ilusión de que estamos evolucionando cada vez que regresamos con un nuevo cuerpo habrá que hacerlo de esa forma lineal desde el pasado hacia delante. Sobre esto David Icke y otros dicen que estamos viviendo en una especie de CD virtual que cuando acaba vuelve a empezar una y otra vez y nosotros vamos encarnando continuamente por cada pista del cd hasta acabarlo para volver a empezar (al final del cd se nos borraria por completo la memoria para comenzar de nuevo de cero..) y que este cd estaría funcionando ya por si solo. El escritor de ciencia ficción Philip K.Dick en sus últimos años también estaba convencido de que estábamos dentro de una realidad virtual controlada y que eramos esclavos. En fin.. siento que algo de todo esto hay pero a saber.

En primer lugar, ya que hablas de haber evolucionado, añadir algo aquí que creo es importante sobre la evolución y que respondí en otro comentario:

¿Qué es evolución para el Ser Humano? ¿Qué entendemos por Evolución? ¿Ser algo como en la serie Héroes, algo con superpoderes? ¿Ser algo que que levita y se alimenta del prana? Pero esto no puede ser, es una estupidez, porque entonces también nada de lo que es propio del ser humano (sexualidad por ejemplo) tendría sentido por ser innecesario y, además, no tendría sentido porque ese punto evolutivo tan elevado ya existe, ya lo tenemos, es el mundo espiritual donde nada de todo eso es necesario, ni siquiera matar ya sea una planta o lo que sea para vivir… Pero seamos sinceros… Prácticamente nadie en realidad la quiere alcanzar porque prefiere imaginar un mundo de superhéroes donde seguir disfrutando de la buena comida, aunque sea vegetariana, del sexo, de etc., etc., etc., sin comprender que reconciliar ambas cosas es una entelequia, algo imposible, irreconciliable… Como no es posible el crecimiento a nivel macroeconómico según las magnitudes que la maneja la economía actual y el bienestar de la población, sino que esta debe sacrificarse y sufrir por esas magnitudes, por el crecimiento y los resultados de las grandes corporaciones y la banca.

¿A qué fin sirve (quién se beneficia de ello) el creer en esta evolución futura tan difundida a la que siempre nos remiten, cuyo sentido creo no está para nada claro y que en realidad me parece que nadie tiene muy claro? Como con el tema de la economía citado más arriba, el cuento es el mismo: Sacrificaros hoy por el bien futuro, por el crecimiento futuro, por la evolución de esa economía… ¿A que se parece mucho esta última frase a algo que cacarean constantemente los políticos?

Sigamos… Sobre el tiempo… Sabemos  que aquí es lineal, fundamentalmente porque nuestro cuerpo envejece y olvidamos, dado que cuando más lejos subjetivamente en el tiempo está un acontecimiento más difícil es recordarlo (incluso aunque lo recordemos se pierden o distorsionan muchos detalles), pero en regresiones todo vuelve como si nunca se hubiese ido, por tanto, el tiempo sólo existe en este espacio perceptivo de consciencia normal, en cuando la expandes cambia.

Pero no puedo decir cómo lo perciben en el mundo espiritual, porque aunque estuve ahí de ello no guardo −como así debía de ser para sus fines− recuerdo alguno en la consciencia normal, habitual, y no voy a pretender como algunos decir que sí lo recuerdo porque entonces la pregunta es obvia: ¿Y si lo recuerdas qué pintas aquí? Porque siendo así es de suponer que sabes también otras cosas importantes y podrías haber evitado volver. ¿O es que eres masoquista…? ¡Pero atentos a las respuestas! Porque normalmente son de lo más divertidas, casi ninguno se da cuenta ni una sola vez que a ninguna de sus explicaciones les falta un ingrediente clave: El sentido de la propia importancia del individuo que se jacta de ello, así como de la grandeza de las razones para hacerlo… O sea y en una palabra: Ego, vamos, espiritualidad total 😉 (por cierto, por si a alguno se le ocurre, en cuanto al tema de avatares y demás, aquí me remito a lo que decía Salvador Freixedo sobre los mismos en “La Granja Humana”).

Centrarse en el Ahora - www.vueloalalibertad.com

La vejez, como dijo el poeta, “la más dura de las dictaduras”.

En fin, igual me equivoco, o me traiciona mi deformación profesional por haber trabajado tantos años en el mundo de la empresa, donde todo tiene que tener un sentido práctico, pero dejo una pregunta, dado que todo esto siendo curioso, interesante y hasta inquietante es algo en lo que se pueden gastar vidas enteras sin terminar de llegar nunca a nada útil:

¿Por qué no centrarnos en algo muy real, por ejemplo y lo primero como siempre insisto, cómo ser lo más felices posibles aquí y ahora, y nos quedamos sólo, entre todo ese conocimiento con el que nos inundan, con aquel que nos puede realmente ayudar en esa finalidad? Porque todo esto va muy rápido, mucho, y cuando nos queramos dar cuenta todo se habrá acabado, y aunque ahora mismo nos sintamos grandes y fuertes, sin día de caducidad, no es así, y quizás esto no se acabe de la forma tan placentera que nos gustaría imaginar, y no lo digo por pesimismo, sino porque por observación sé que para la mayoría no es placentero, y porque observo más allá de los límites de la ventana de mi casa y del tiempo actual.

Y cuando eso suceda, cuando esto se acabe, nos encontramos de nuevo ante la puerta de salida una vez más, y al igual que la vez anterior imaginaremos y soñaremos cuantas cosas dejamos por hacer, y desearemos volver para poderlas hacer para, una vez más, después de un nuevo ciclo haberlas dejado sin hacer, porque aunque quizás alguna hayamos logrado −algo tienen que concedernos para alimentar la esperanza y así engrasar la maquinaria−, a buen seguro tendremos muchas más pendientes además de más traumas y cargas, los cuales se van acumulando atenuando cada vez más nuestra luz, alejándonos de Quien realmente somos…

Pero en ese momento tampoco como ahora lo sabremos, como nunca lo hemos sabido, porque si lo hubiésemos sabido no estaríamos aquí… Y esto no es una Anomalía de la Reencarnación, sino su lógica, la que la inmensa mayoría no entiende pero que la hace funcionar, la que la empuja y hace girar.

Y por qué no, también podemos hacer algo que igualmente puede sernos útil, como es imaginar qué haríamos si ahora mismo se nos cayera el techo en la cabeza, pasáramos al Otro Lado, y quisiéramos librarnos de volver… Aunque entre una y otra hay una gran distancia aparente ambas son cosas prácticas, porque pueden ayudarnos…

Y aunque eso de que se caiga el techo en la cabeza puede parecer muy dramático, no lo es, y al que se lo parezca es que no es consciente de la realidad, porque como decía Castaneda, la muerte siempre está ahí, a nuestra izquierda a la distancia de un brazo de nosotros, curiosamente el mismo lugar ocupa nuestro supuesto “guía” o “maestro”, cuando nos acompaña al Consejo de Ancianos para consolarnos, pero no resolvernos problema alguno ni darnos clave alguna real para dejar de volver, sino todo lo contrario…

Estas son mis ideas sobre las Anomalías de la Reencarnación que me has planteado, quizás mis ideas estén equivocadas, pero en todo caso son las mías, son las que he destilado más que de las lecturas −aunque alguna vez alguna rara me haya dado el “respiro” de darme la razón−, de las experiencias vividas y de la reflexión detenida y profunda sobre ellas.

Espero puedan ser de utilidad y, sino, por lo menos de interés.

4 thoughts on “Anomalías de la Reencarnación

  1. Soul

    Hola, crack

    Más respuestas de las que imaginas en el dicho de los aborígenes australianos:
    “Somos visitantes de este tiempo, de este lugar. Estamos solo de paso. Nuestro propósito aquí es observar, aprender, crecer, amar, y entonces volvemos a Casa”

    Disfrutar de experiencias no más, cada momento una experiencia nueva, los resultados de las acciones cualesquiera son como polvo en el viento. Experiencias definidas porque la alternativa es una “eternidad” de indiferencia indefinida. Claro que si te lo crees y empiezas a “solidificar” que esa medalla de oro, ese cinturón negro, ese ascenso, ese matrimonio, esos hijos, esos nietos, incluso ese “despertar de la Kundalini”,… significan algo…

    No hace falta que lo tomes en serio, en fin, ¿Qué hay en “Casa”, al volver?
    “El tiempo es un regalo de la Naturaleza para impedir que todo suceda a la vez”. Pues precisamente te encuentras con que literalmente todo es presente, simultaneo.
    Ortega y Gasset dijó que la libertad es posible porque tenemos unas pocas posibilidades para elegir, si hubiera infinitas posibilidades disponibles, un océano sin orillas, sería lo mismo que tener ninguna elección y ninguna libertad. Pues precisamente te encuentras con ilimitadas, interminables, inabarcables posibilidades.

    Saludos.

    Reply
  2. Victoria

    Que esta vida es una cárcel, es cierto, yo también lo siento así .Pero es la cárcel que conocemos, y aún así se puede ser feliz o infeliz. Tenemos algunas herramientas para hacerlo. Usémoslas dentro de las posibilidades personales. Algunas personas se ponen más rejas que las que recibimos por nacimiento, y aprender a mirar afuera de la verja, y no transitar por todos los pasillos trampa que nos colocan enfrente de las narices.

    Reply
  3. virginia

    si hay algo que me queda más que claro de todo lo experimentado, leído, escuchado, visto tras 62 años que llevo de vida en ésta tierra es que, yo decido no volver cuando desencarne a estar aprisionada en ésta dimensión, como he sentido desde antaño…, simplemente no aceptaré “entrar” en la falsa luz, del falso túnel, en donde nos “pasan la película” de nuestra vida con un holograma, en los que también aparecen, curiosamente todos los seres queridos que se han ido antes que nosotros….cosa que siempre me pareció extremadamente extraño, dado que esos seres queridos están para recibirnos “con los brazos abiertos”sin reencarnar, hasta que nosotros partimos para darnos la bienvenida… Siento profundamente que ésta es la clave para decir BASTA!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *