Preguntan: ¿Es una Salida el Suicidio?

Salto al infinito - www.vueloalalibertad.comEn la publicación  Dejar de Reencarnar (o No Ir Hacia la Luz al Morir), Matías decía: «Una pregunta, el otro día me hice una reflexión. Sin ánimo de hacer apología del tema, vaya de antemano e insisto mucho en ello, ni con otra intención mas que incluirlo en el debate. ¿Os habéis planteado alguna vez porque el suicidio (pongamos que el desapasionado) está castigado con un infierno eterno o un retorno inmediato, desde siempre en todas las religiones, culturas, sociedades, etc? ¿Es una vía no deseada por el “sistema” de reciclado? ¿Una puertecita de salida con el cartel de “prohibido por aquí no, malo”?»

La respuesta corta es que no lo creo… Por lo menos en las condiciones habituales.

Sobre el suicidio

Yo tampoco quiero hacer apología de este asunto, especialmente por el dolor que este acto puede causar a los que se quedan aquí, y sólo esto nos debería hacer reflexionar seriamente, y desde otra perspectiva, sobre el sufrimiento que puede llegar a sentir una persona para tomar tal decisión cuando tiene, precisamente, personas que va a hacer daño.

Ese sufrimiento puede no ser aparente, pero sí muy real,  y un día tal vez hablemos de algo que llamo el dolor de vivir. Un dolor que late con mucha más fuerza en mucha más gente de lo que nunca se podría llegar a imaginar. Sin embargo, bastarían unas pocas indicaciones para darse cuenta de su existencia, como por ejemplo, que hace ya más de veinte años que la OMS reconoció que el 82 por cien de las enfermedades eran de origen psicosomático… Y tal vez lo dejaron ahí por no ponerlo peor. Esto nos debería hacer comprender que hay muchas formas de suicidarse, algunas conscientes y otras inconscientes, pero igualmente son querer dejar de vivir o, tal vez, querer partir. Creo que todo conocemos alguien que actúa como un suicida en algún aspecto de su vida sin que se le pueda decir que, técnicamente, lo es.

Históricamente, por lo que se refiere a Occidente y según leí hace años, no fue hasta el siglo III ó IV que el Cristianismo tomo cartas en el asunto del suicidio, porque hasta entonces no me metían con esa cuestión, pero resultó que por aquellos tiempos hubo una especie de tendencia que se extendió socialmente.

Cierta gente con la voluntad de morir agredían a otros no con el fin de hacerles daño, sino para provocar una respuesta de defensa que les llevara a la muerte; también se ataban o encadenaban en grupo y uno se tiraba por un precipicio arrastrando a los demás. Había muchas formas de buscar la muerte y no recuerdo bien la ideología que había detrás, pero llegó a estar tan extendida −no era algo anecdótico−, que la religión cristiana decidió demonizar el suicidio, pero hasta entonces, según esta información, no había nada en contra de ello parecido a lo que luego se creó a su alrededor.

Nunca he sentido nada en contra o a favor de esa hecho, pero reflexionemos.

En primer lugart: Si tu vida si te pertenece y de verdad tienes Libre Albedrío, esa debe de ser una opción tan válida como otra cualquiera, es tu elección y, desde luego, tu responsabilidad. Decir otra cosa es, para mí, lo mismo que ponía como ejemplo en un vídeo Elecciones - www.vueloalalibertad.comque publiqué hace poco: Resulta que, teóricamente, has elegido libremente venir aquí, pero si por lo que sea no quieres venir, tendrás que venir igualmente para cumplir con ese designo divino… ¿En qué quedamos, tenemos Libre Albedrío o no lo tenemos…?

Pues esto es un ejemplo de ello, independientemente de lo que los defensores del Karma Tradicional digan o quieran decir (que ya sabemos lo que es, nada nuevo u original). Y, por otra parte, decir que la vida es un regalo divino me hace preguntarme si se refiere al regalo del divino Anu, que nos creó (mejor dicho modificó genéticamente reduciéndonos) como Lulús para servirle o si del Yahvé del Antiguo Testamento, ese dios psicópata y sus Elohim para algo parecido… En realidad el regalo divino de la vida lo proveemos nosotros, nosotros portamos en nosotros las vida con la energía que somos, pero la han convertido en lo que aquí abajo es, salvo para una minoría, un infierno. Así que no hablen de regalo divino, ese se lo hacemos nosotros a ellos sirviéndoles inconscientemente para su beneficio en el teatro que han organizado.

Qué lo desencadena y sus consecuencias no deseadas

Puedo afirmar, y creedme que tengo mis muy buenas razones para hacerlo, que muchas veces el suicidio se produce en un estado alterado de consciencia donde la persona no es realmente ella misma.  Llevada por un dolor que no puede soportar parece que algo toma el control, su mente entra en una especie de niebla aunque parece que es consciente, pero en realidad está bajo un impulso que no controla. Y es que el dolor, cuando llega a cierta intensidad, hace falsa aquella afirmación de que Dios no da a nadie un dolor que no pueda soportar.

No sé si el alma en su propia consciencia ha decidido abandonar, tirar la toalla, y si ese momento es aprovechado por otra entidad para sus fines, o sí −tal como sucede en los momentos de fuerte agonía− el alma sale del cuerpo huyendo, en este caso del sufrimiento emocional que puede estar padeciendo en vez del físico, y siendo en ese momento suplantada en el control del cuerpo. No sé exactamente cual es la respuesta, aunque puede haber distintas para distintas situaciones y personas, pero sí sé que esta ausencia o escapismo del alma en el cuerpo en momentos de gran sufrimiento es una realidad, y en este sentido el suicidio, al igual que las muertes violentas y dolorosas, resultan algo claramente negativo, porque no se llega a la muerte de forma consciente agotando la experiencia.

Estas situaciones son precisamente las que se tienen que trabajar en regresiones, porque en ellas se ha quedado una energía encapsulada, la cual hay que liberar para que el trauma de esa experiencia deje de afectar a la existencia presente. Visto lo cual, el suicida más que condenarlo hay que compadecerlo, porque quizás haya escapado de una situación que no podía soportar, pero se va a encontrar con otra carga muy pesada.

Y digo esto porque, con el condicionamiento tan fuerte en contra del suicidio, cuando se encuentre de cara con el ser de luz correspondiente, ese tan amable que le va a preguntar qué has hecho de tu vida, a este le va a ser muy fácil convencerle para volver y así purgar, corregir, pagar, etc… ¿No está mal la maniobra, verdad?: Llevas a alguien a una situación límite donde pierde el control de lo que hace, alguien o algo lo toma y cuando vuelve a darse cuenta, a ser consciente, ya no tiene forma de dar marcha atrás, pero tiene otra vez un buen saco de cargas con las que llenar otra existencia, así como muy buenas razones para sufrir.

¿Por qué condenarlo entonces…? ¿Nos quieren proteger?

Para nada, la prevención social y religiosa contra el suicidio no pretende protegernos de esto, al contrario. ¿La prueba? Los hechos: Al día de hoy los suicidios en España triplican de largo las muertes en carretera (y habría que averiguar cuantas de estas no son en realidad suicidios), pero mientras a estas no dejan de hacerlas publicidad desde los órganos del poder, a los suicidas ni caso, los ignoran deliberadamente. Ni una medida que aborde ese problema que afecta a muchas más miles de personas.

Muerte Inutil - www.vueloalalibertad.comSólo lo condenan porque una cosa es sacrificar el cordero una vez que le has sacado todo lo que le podías sacar, cuando ya no puede dar más, y otra que él elija el momento de dejar de darte lana… ¡Hasta ahí podíamos llegar! Imaginemos que las personas enfrentadas a la obligación de ir a la guerra se suicidaran, eligieran matarse a sí mismas en vez de matar a otro… O que enfrentadas a la realidad de tener que vivir trabajando como esclavos el resto de su vida también lo hiciera… Mucho más astuto es agitar con una mano la esperanza, la zanahoria, mientras con la otra agitas la vara del castigo.

Pero también tengo la sensación que esta situación es muy distinta de la persona que ha decidido, por la razón que sea y de forma consciente, con la mente clara, sopesando su existencia y, quizás, lo que considera le ofrece o puede esperar de ella, dejar de jugar el juego.

Y no nos pongamos dramáticos y en plan juez, porque puede haber muchas situaciones que desafíen nuestros dogmas y lo feo que a alguno le pueda parecer el asunto: Imaginemos una persona que se enfrenta a la situación de, tal vez, tener que hacer algo malo o negativo, o aceptar una situación sin salida posible… No imaginemos siempre al suicida como alguien egoísta y débil, simplemente porque no seamos capaces de comprenderle o nosotros mismos tengamos demasiado miedo a morir.

Al contrario, quitarse la vida de forma consciente no es algo fácil y para débiles, todo el mundo le tiene miedo a lo desconocido, y si estás consciente de lo que estás haciendo, si tu mente no está sumida en esa niebla de la que hablaba más arriba, tendrás miedo del salto que vas a dar, eso sin ningún género de dudas. Por eso creo que aquellos que puedan enfrentar este asunto de esta forma deben de ser muy pocos, habría que tener un entrenamiento mental muy específico, haría falta una gran fortaleza interior para mantener la serenidad y claridad, quizás parecido al que tuvieron los samurais, y con todo y con eso muchos no eran capaces de llegar hasta el final ellos solos.

Pero considerando esto me hago una pregunta: ¿Cómo los guardianes de la puerta, los que vigilan que nadie se escape del circuito de reciclado, pueden lidiar con alguien con esa clase y capacidad de decisión, cómo lo pueden manipular y convencer de que vuelva otra vez…? Esto si que puede representar un auténtico desafío para nuestros guardianes (y con lo poco que les gusta que les desafíen un auténtico fastidio).

Conclusiones

Ni defiendo ni condeno a los suicidas, no me he acercado a este tema como podréis ver y entender desde un dogma o una creencia para condenar o, tal vez, lo contrario, sino intentando comprender y saber; aunque si hubiese que condenar a alguien sería a los órganos de poder de todo orden por mostrar tanto desprecio por las personas que llegan a esa situación −y llegarán sin que hagan nada−, e incluso por contribuir con tanto ahínco en llevarlas hasta ahí.

Y lamento que esa situación en todas sus variantes exista −incluida la que deriva en enfermedades de todo tipo−, porque quién llega a ella es que está sufriendo mucho, y este sufrimiento −como el que se deriva para los que se han quedado aquí− la mayor parte de las veces podría haberse evitado, pero no se ha querido evitar.

 

Enlaces relacionados:

¿Existe el Libre Albedrío?

 

20 thoughts on “Preguntan: ¿Es una Salida el Suicidio?

  1. palmira

    Felicitarte,Miguel por la forma clara en que abordas cuestiones como la trampa del karma o la manipulación a la que también entiendo nos tienen sometidos.Para mi ,la frase de Jesús de que la verdad nos hace libres es la máxima aspiración posible y deseable.Como tú,siempre busqué respuestas y también pasé por metafísica,hermandad blanca,reiki y largo etc.En este momento vital,siento que lo esencial,es simple y que toda la parafernalia que envuelve al mundo espiritual me repele.Navegando en youtube encontré a una señora de Madrid,Sol Ahimsa es su nombre,muy formada en infinidad de disciplinas pero con un denominador común contigo,su claridad y simplicidad,te lo comento por si pudiese interesarte a ti o seguidores de tu blog.S saludarte y darte las gracias por tu preciosa aportación en la búsqueda de la libertad

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Gracias a ti por tus palabras y tu recomendación, he visto vídeos de Sol, me ha parecido que seguíamos una línea similar. A veces no ese trata de añadir más cosas, sino de quitar, eliminar lo que no es esencial y que al final sólo son lastres y distracciones, pero no siempre es fácil soltar, se suelen necesitar tantas amarras para sentirnos seguros… 😉

      Saludos y una vez más gracias.

      Reply
      1. palmira

        Sin duda,hay que ser valiente para desapegarnos,cuando el premio es infinitamente mayor,pero eso supone responsabilizándose de nuestra propia vida ,claro está .Gracias por tus palabras.Añadir mi adhesión a tu criterio de lo nefasto del dolor en la existencia,el masoquismo de algunos y la mal entendida enseñanza de Jesús,por la iglesia católica y personas como Teresa de Calcita,que se hizo abanderada del dolor”cuanto más sufras,mas cerca estarás de Dios”,ese era su desolador mensaje a los más pobres entre los pobres,a la vez que amasaba una inmensa fortuna,con donativos de todo el mundo.Disculpa,quiza no venga a cuento pero quería expresar mi rechazo a la cultura dl dolor ,demasiado extendida en nuestra sociedad.Por otra parte,me interesa tu opinión sobre “un curso de milagros”.Eso de que no hay nada ahí afuera,que todo es un sueño por experimentar la separación…como que no me termina de encajar.Muchas gracias y un cordial saludo

        Reply
        1. vueloalalibertad Post author

          Desapegarnos… Estamos apegados porque vivimos de la ilusión de un mañana mejor, siempre mejor, pero… ¿Es real? ¿Puede ser? Para algunos sí, por lo menos durante un tiempo, y es por su ejemplo, por el deseo y/o la esperanza de alcanzar lo que ellos alcanzaron (para cada cual en el área de su interés) que seguimos.

          Sin embargo, siempre pienso cuando miro personas de admirar en algo que me sucedió hace un tiempo: Por circunstancias que no vienen al caso, tenía que ir todos los días a primera hora de la mañana en un autobús que terminaba en la puerta de un gran hospital de Madrid, el cual iba siempre lleno de gente mayor que iba a ese hospital. Me dediqué a observar sus rostros y en todos había más o menos lo mismo cuando mirabas dentro de ellos: Dolor y cansancio en la mayoría, pena y desilusión en muchos, amargura en no pocos… Eso es algo que no solemos ver, usualmente, cuando estamos en el entorno familiar, sino cuando se relajan… Y eso me hizo pensar en Castaneda y lo que decía sobre los cuatro enemigos del hombre y la vejez, el único enemigo que no se puede vencer…

          Muchas veces he oído aquello de estar presente en el momento, y me consta que es una gran verdad, pero es curioso que es incompleta porque mucha gente la practica totalmente sin darse cuenta: Viven en la ilusión de su presente pensando que este es eterno, que siempre tendrán las mismas fuerzas, la misma “ilusión” y la mismas ganas, aunque sean una “ilusión” y ganas a la desesperada, porque no queda otra, pero se sienten en el fondo capaces de traspasar sus barreras, su condición…

          Pero llega un momento en la vida en que se revela lo que Castaneda decía: Este es el tiempo en que un hombre ya no tiene miedos, ya no tiene claridad impaciente; … el tiempo en que siente un deseo constante de descansar. Eso es lo que veía en los rostros de esos ancianos en el autobús: Deseo de descansar, ya no había ilusiones detrás de las que correr, ya no había tiempo para ello, ni fuerzas ni ganas… En ese momento o te desapegas o estás perdido, pero la mayoría están perdidos, porque la mayoría no pueden −en el mejor de los casos− más que repasar unas pocas batallas donde salieron vencedores y, normalmente, sueñan más en lo que pudo ser o hacerse que en lo que realmente se logró, que no fue poco, pero la mayoría sienten que han perdido la guerra, y darían cualquier cosa por volver a intentarlo, lo cual inexorablemente y por ello vuelve a suceder…

          Y aquí quiero dejar lo que decía Castaneda a continuación: No obstante, algunos hombres sabios, se sacuden el cansancio, ahuyentan al último enemigo y viven su destino hasta el final, pueden ser llamados hombres de conocimiento. Para desapegarnos no hace falta ser valiente, sólo darse cuenta…. Pero desapegarse, por si hay dudas, no significa rendirse, eso sería aceptar el cansancio ni, por supuesto, el dolor y sufrimiento como camino de nada, eso sólo es material necesario para que aceptemos ciertas reglas que están hechas en beneficio de otros.

          En cuanto a la pregunta del “Curso de Milagros” puede decirte que hace años tuve el libro en mis manos, pero no lo compré… El título era seductor pero no soy cristiano, aunque fui bautizado y esas cosas.

          Como hacía tiempo no tocaba este asunto, he dado una vuelta por Internet para responderte mejor, y así y por ejemplo, me encuentro con sus postulados de “Dios e Hijo”, y eso no me mueve, puedo entenderla como metáfora pero nada más, estoy alejado de ello. No digo que no haya cosas buenas en su contenido, sólo que creo que es más de lo mismo: Complicar las cosas sencillas.

          Alguien dijo que si te sientas en soledad y silencio durante cinco minutos el mundo no tendrá más remedio que entregarse a ti. Creo mucho más en un individuo comprometido y sincero consigo mismo que en todos los libros de adoctrinamiento, porque el adoctrinamiento (mira en el diccionario sus diversas acepciones) no tiene como finalidad la liberación de nadie, por mucho que en sus titulares lo proclamen, sino su control y sometimiento. Pero cada uno debe recorrer su propio camino y tomar sus propias elecciones, y los que lo siguen seguramente me rebatirían vehementemente.

          Saludos y muchas gracias.

          Reply
          1. palmira

            Muy generoso y aleccionador comentario,gracias.Me gusta el lenguaje llano,a ser posible concretando en primera persona,me parece que desde la experimentación,desde las vivencias es desde el mejor lugar que podemos aportar !uz al camino.No encuentro nada egocéntrico hablar de las vivencias,es más,alabo la valentía de mostrarse cada cual con nuestra solución muescas o cicatrices porque de ellas hemos adquirido las enseñanzas.gracias

  2. Soul

    Naturalmente, (y lo mismo se puede decir de Mcgyver, de Brainiac, de Amazo (que una vez dice “en los últimos meses he amasado inmensos conocimientos pero aun así sigo confuso, vacio, ¿En qué estoy evolucionando? ¿Cuál es mi propósito?”)) lo de “todo el conocimiento” no se refiere a la información en si que puede ser escrita, hablada o codificada de algún otro modo, sino a la capacidad de producir cierto efecto (materializar, hacer campos de fuerza, teletransportarse, viajar en el tiempo, etc).

    Esa anécdota con su punto de gracia en la que un erudito de las sagradas escrituras hindúes visita un gran sabio y se pone a recitar montones y montones de párrafos hasta que le replica:
    “Vale, pero, aparte de repetir mecánicamente los textos, ¿De qué le ha servido todo eso en su vida? ¿Cómo está aplicando esas enseñanzas? ¿Cuál es el valor de convertirse en un gramófono viviente?”
    “La imaginación es más importante que el conocimiento”. “La lógica te llevará de “a” a “b”, la imaginación te llevará a todas partes”.

    Galileo habló de la naturaleza, el “gran libro abierto ante nosotros”. El que viva en un bosque o similar no requiere laboratorios ni libros, a poco que sintonice con el entorno la sabiduría fluirá. Mucho peor lo tiene el que viva en una chabola o debajo de un puente, este nunca sacará gran cosa (salvo que ya tenga excelente práctica meditativa). He ahí la descarada tendencia a amontonarnos en ciudades estériles sin contacto habitual con la naturaleza virgen. Si los 12-14 años de estar sentados y adoctrinamiento en el colegio trocaran en 12 años de pasar la mañana (y por qué no la tarde) en algún ambiente natural…

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Dices: Mucho peor lo tiene el que viva en una chabola o debajo de un puente, este nunca sacará gran cosa (salvo que ya tenga excelente práctica meditativa). En mi caso, dudo que pueda haber mucho espacio para ciertas meditaciones para alguien con el problema de sobrevivir, como dicen los italianos: Primo mangiare, dopo philosophare

      En cuanto a las ciudades ex más de lo mismo… El rebaño se controla mejor bien apelotonado y sin que pueda ver otra cosa que otros yendo en la misma dirección, dirección que trazan los perros del pastor para llevarlos al redil y… (Por cierto, esos perros ladran mucho y son muy convincentes, ¿a qué me recuerdan ahora…? No sé si… No puede ser, un perro es todo menos un líder… Bueno será un error ???????? )

      Saludos y gracias

      Reply
  3. Soul

    Hola Miguel,
    quiza te interese que en uno de sus libros Swami Vivekananda comenta:
    “Cuanto antes trascendamos el estado humano, mejor. ¿Podemos alcanzar la liberación por medio del suicidio? En absoluto, solo empeorariamos nuestra situación. Tenemos que aguantarlo todo, y cuanto antes superemos los estados de abatimiento y aflicción, antes estaremos preparados para entrar en el reino de lo divino. No debemos torturar el cuerpo ni abominar del mundo, ese no es el camino”.

    El mismo Vivekananda advierte que no tenemos ningún deber ni ninguna responsabilidad en el mundo, así que acción inegoista y dejar que el cuerpo muera. Si crees que debes salvar el mundo o ayudar a la gente o alguien, pues eso, volverás. De hecho, los boddhisattvas se reencarnan voluntariamente y así hasta liberar a todos del sufrimiento.

    A mi me llamo la atención leer de un teosofo algo así como que uno no se libera del ciclo de muertes y renacimientos por el mero *deseo egoista* de escapar. Bueno, si “deseo egoista” quiere decir querer liberarse sin estar dispuesto a purgarse internamente, o estar “dándole” a todos los placeres de la carne, vale_ como dijo uno, las tentaciones terrenales son como la miel envenenada, muy dulce al principio, pero luego… .

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Lo que dice Vivekananda sobre “si crees que debes salvar el mundo o ayudar a la gente o alguien, pues eso, volverás”, es lo mismo que ya he dicho en otros sitios sin ser swami ni nada parecido, yo no tengo títulos de rango espiritual.

      Pero en mi caso no lo digo porque lo haya leído de alguien, me lo haya contado o enseñado alguien, lo digo porque he vivido la experiencia de observarlo de primera mano en regresiones muchas, muchas veces… La gente tampoco vuelve para purgarse, no hay nada que purgar excepto el creer que debes purgar, porque lo que crees es lo que te hace volver. Que los boddhisattvas se reencarnan voluntariamente es un dogma de fe, lo crees o no lo crees, pero no se puede demostrar, pero si se puede demostrar que la gente vuelve por lo que he explicado a lo largo de todo este blog y a lo largo vídeos y de mi libro Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma.

      Y todo eso lo he escrito y expresado no porque nadie me lo haya contado. Puedo estar equivocado, pero será mi error, no el error que otro me ha convencido es la verdad. Y esto en lo que creo no pienses ni por un momento que un camino fácil, que su aceptación fue sencilla, una salida cómoda, ni mucho menos, el llegar a cierto “conocimiento” fue doloroso y por mucho tiempo amargo.

      Leí otro comentario tuyo y no respondí porque hablabas de Karma en un sentido que para mi hace mucho dejó de tener sentido, porque yo no creo en lo que llamo el Karma Tradicional, ni podré ya nunca creer en él porque he experimentado otra realidad. Sin embargo, ya que en este caso te diriges directamente a mí no quería dejar sin respuesta este comentario, y que supieras que con razón o sin ella, que no lo sé, no sigo a maestro alguno, tomo notas de unos y de otros tratando de distinguir aquello que me puede mostrar el camino de salida, o aquello que sólo es perpetuación de ideas para mantenerme bien sujeto y controlado a este plano.

      Pero respeto a los que quieran seguir creyendo en ese Karma y lo que sea, y no necesito convencerlos de nada, sólo porque si lo hiciera entraría en un círculo que no me interesa, ya que no quiero hacerles perder el tiempo a ellos intentando convencerme de una “verdad” que fue mi verdad de dogma y fe por décadas, hasta que se derrumbó con la experiencia directa. Así que, por favor, no tomes mis palabras de forma negativa en ningún sentido, yo también creí en todo eso en un pasado y comprendo lo que expresas.

      Gracias por comentar y mis mejores saludos.

      Reply
      1. Soul

        Ah, vaya, no había leído que habías escrito sobre la trampa de la compasión. Disculpas. Aun así, lo de “dejar que el cuerpo se desintegre” no es trivial, la gran mayoría se aferra al cuerpo.

        “no se puede demostrar”
        No se puede demostrar (o, para no ser pomposo, percibir) por los 5 sentidos…

        Por si te interesa, te regalo otro quote de Vivekananda:
        “Las filosofías, religiones, (…) sirven al hombre mientras está en camino, pero son completamente inútiles para el que ha alcanzado el conocimiento de si mismo”.
        (Uno que halla el “completo conocimiento de si mismo” puede asistir a conferencias o leer libros pero solo por puro entretenimiento, no son ni más ni menos significativos que leer comics o novelas. Uno que no sepa leer y tenga escaso vocabulario puede alcanzar la iluminación, otro superculto y supererudito también, la diferencia es que el segundo estará más capacitado para comunicarse y crear remedios y tecnologías, no se convertirá el primero en sabio y culto)

        ¿Evolución espiritual? Hmmm, como hay almas para unirse al Absoluto Indivisible, conviene no olvidar a los seres regresivos que involucionan hacia la materia inconsciente. No hay alma que en su origen no fuera la bondad misma pero, por libre albedrio, por producir y nutrir ciertas formas de pensamiento, puede terminar a años luz de ello. Incluso los más crueles y despiadados contienen “Chispa” solo que enterrada bajo kilómetros de programación, por así decir. Como dice Charles Chaplin en su genial discurso, “individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina”. Si alguna vez tuvieran un momento de claridad y quisieran volver se encontrarían con que tienen que eliminar toneladas de pegajosa porqueria. Como dijo Lao-Tse, “para alcanzar el Tao no necesitas más, sino menos”. Ahora bien, si te fijas la mayoría de la gente ni se espiritualiza ni se vuelve más egocéntrica y egoísta, y mientras no se muevan consistentemente en uno u otro sentido, así podrían permanecer millones de eones. Los que están llenos de deseos materiales y/o identificaciones con lo material ni siquiera necesitan “guías espirituales” para traerlos al redil, vuelven por impulso propio. Muchos indican que la clave es conservar la independencia del espíritu, que no devenga una maraña instintiva. De conservar un solo recuerdo consciente, que sea que la firme voluntad es una fuerza absolutamente irresistible:
        se puede ir contra ella, pero es como un mosquito yendo contra un tsunami.

        No sé si conoces de Boriska, el niño ruso que dice recordar varias vidas como marciano ¡Un ejemplo de lo rápido que podría uno progresar si naciera recordando una, no digamos muchas vidas pasadas! Sin meterme en lo que hay de verdad en ello, parece que nadie le ha preguntado, ¿Estás en este tiempo y lugar por voluntad propia, o viniste como hoja llevada por el viento? ¿Qué hay entre vidas?

        http://humansarefree.com/2015/07/soul-catching-net-we-are-recycled-at.html

        http://humansarefree.com/2014/09/exiting-reincarnation-system.html

        http://humansarefree.com/2015/07/the-final-trick-of-matrix-control-system.html

        http://humansarefree.com/2015/03/escape-their-trap-and-set-your-soul-free.html

        http://humansarefree.com/2014/09/questioning-reality-like-never-before.html
        (cuando pongo referencias no quiere decir que tenga fe ciega en ellas. Por ejemplo, los samuráis, ¿Cómo pudieron beber de las enseñanzas Zen para terminar esclavos y proveedores de violencia, carne de cañon?)
        Saludos.

        Reply
        1. vueloalalibertad Post author

          Aparte de que he hablado en algún vídeo y algunos artículos de los espacios entrevidas, que algo he terminado por enterarme de lo que pasa ahí gracias a no pocos trabajos en regresión, y me he enterado de la sarta de mentiras que muchos que van de místicos o espirituales nos han vendido, y siguen vendiendo, y sucede porque la percepción particular, independiente, tiene muchos problemas para llegar a descubrir la verdad (y no me alargo aquí a expicarlo porque he hablado de ello en varios sitios, pero resumidamente es que no somos remotamente consciente de nuestros programas y condicionamientos y de su poder), me quedo con lo que dices y con ello observó todo el resto:

          Uno que halla el “completo conocimiento de si mismo” puede asistir a conferencias o leer libros pero solo por puro entretenimiento, no son ni más ni menos significativos que leer comics o novelas.

          No voy a tener la petulancia de decir que me hallo en “completo conocimiento de mi mismo”, ni de lejos, pero… Ni siquiera ya me entretienen esas cuestiones, más bien me aburren, porque he desarrollado una percepción muy aguda para los discursos y cuentos que me distraen de lo esencial, y también aquellos otros que buscan que sienta la necesidad, obligación y/o razón para permanecer aquí.

          Los mensajes como los de los dos párrafos que siempre menciono del Dhammapada, o el del Bagavad Guita, a diferencia de todas las doctrinas al uso o usadas lo ponen muy simple, sencillito… Aunque hace falta estar ya en sintonía para entender su profundidad… Y eso, comparado con tanta historia complicada y enrevesada reservada sólo para iluminados de “alto rango espiritual”, se corresponde con otras muchas experiencias del mundo común que he tenido: Cuando alguien quiere alejarte de la verdad y del conocimiento lo pone todo muy complicado y difícil, así se renuncia antes de intentarlo y se busca un guía, líder o similar que le diga que es lo que tiene que hacer, pensar y creer, se pone uno en manos de otro… Que es lo que todos buscan, ninguno busca tu libertad, sino tu sumisión.

          Saber o no saber a nivel intelectual de acumular ideas no es la clave, la clave es el saber que es esencial para parar la rueda (si tal es tu deseo, porque en realidad muchas veces no es así para muchos que así lo aseguran), y ese saber ocupa muy, muy poco espacio… Aunque aceparlo, más que entenderlo, suponga un auténtico desafío, especialmente para aquel que necesita de seguridades que le tranquilicen y re-aseguren, porque el problema es que no hay nada seguro, porque ni uno solo que escapó de esta Matrix (plano físico y espiritual incluido) ha vuelto para poder explicar que hay más allá, por mucho que nos cuenten de avatares y similares, porque ahí creo que Salvador Frexeido estuvo especialmente lúcidos cuando los etiquetó como simples elementos al servicio de los “dioses” (de su libro “Defendámonos de los dioses”)…

          Lo repito para que no se pierda entre tantas palabras: Saber o no saber a nivel intelectual de acumular ideas no es la clave, la clave es el saber que es esencial para parar la rueda, y ese saber ocupa muy, muy poco espacio…

          Lo digo en serio, créeme, pero el problema es ser capaz de aceptarlo, y aceptar la responsabilidad que conlleva… Por eso la mayoría prefieren seguir jugando con las ideas, les distraen de esa verdad y… Responsabilidad.

          Saludos y gracias.

          Reply
          1. Soul

            Hola de nuevo, gracias por la respuesta ; )

            Agradezco mucho todo lo que de niño y adolescente prendió mi curiosidad, entre otros, en la serie de los 90 Venom le dice a Spiderman:

            “Piensa en todo el conocimiento. Hemos visto miles de mundos, millones de civilizaciones. Aprendido muchos secretos”

            O, (ahora le doy muchísima mejor consideración que a la anterior cita) en Star Trek: la nueva generación cuando Q le dice a Picard:

            “Al darte cuenta de la paradoja por un momento abriste tu mente, en esa fracción de segundo estabas abierto a opciones que, hasta entonces, nunca habrías considerado. Esa es la exploración que te aguarda a partir de ahora, no cartografiar estrellas y nebulas, sino explorar las desconocidas posibilidades de la existencia”

          2. vueloalalibertad Post author

            Explorar, esa es la clave…

            La experiencia, la vivencia, y no la cartografía, el conocimiento sobre el papel que, por necesario en un momento dado sea para muchos, nunca, jamás, ha llevado a nadie a “despertar”. Porque si las bibliotecas confirieran más poder y oportunidades para ello que la experimentación directa, el pobre, el despojado de todo, aquél que no tiene más que para sustentarse, nunca podría llegar a liberarse y eso, desde cualquier punto de justicia y decencia sería de una injusticia tan grande que invalidaría su mera presunción, y no digo ya desde un punto vista más elevado o de alguna divinidad, si tal cosa existe como la mayoría lo imaginan.

            He dicho muchas veces que vete al monte y pídele a un cabrero que te cuente cómo debería organizarse una sociedad justa y no dudes que te podrá explicar algo mucho mejor que el más sesudo catedrático de sociología, política o economía… Lagardère, la directora gerente del FMI tiene cuatro carreras, pero dice que el problema y amenaza de la economía es que la gente vive demasiado… (sin comentarios) Eso el cabrero nunca lo dirá.

            Por ello, y para mí, toda una biblioteca de cartografía o de conocimiento teórico, nunca podrá sustituir la reflexión profunda en silencio sobre ciertas cuestiones (no hace falta ponerle la etiqueta ni la cualidad de meditación) y la clave es esa: Explorar, o sea experimentar.

            Pero es mí idea… Muy posiblemente pueda estar equivocado 😉

            Saludos y gracias

  4. Aalma

    He leído un comentario de una persona que piensa que el dolor puede hacer crecer, puede hacer evolucionar. Y me gustaría expresar algunas ideas sobre esto, ya que nos afecta a todos, a mí la primera, con el derecho que me da el haber estado sometida a ese procedimiento, y seguir estándolo. Y con la diferencia de que ahora ya no encuentro justificación para seguir asumiendo el dolor como un instrumento lícito y justo. Por el momento, el dolor que rezuma este planeta me despierta, y me impulsa para buscar salidas.

    Se nos dice que el dolor en la naturaleza es algo natural y parte del mecanismo de evolución tanto de la naturaleza, como de los individuos. Por tanto el dolor es algo natural, bueno, parte del juego.

    El equilibrio de los ecosistemas depende de esos intercambios de energías, que producen dolor, y a la vez ese equilibrio sustenta el planeta. Pienso en bosques en llamas, depredadores atrapando la comida, es algo que produce dolor a las víctimas, sólo el humano glorifica eso.

    Nosotros y todo el resto, somos piezas de ese equilibrio, y eso es Bueno según dicen, porque lo natural es bueno, y no hay posibilidad de más preguntas, si es “Ley natural”. Todo funciona como un conflicto de intereses, donde el pez grande se come al chico. Me recuerda el cuento del buen pastor, avaro y astuto, de Gurdjieff, que llega a convencer a las ovejas de que es muy bueno para ellas el sacrificio, creo que te lo comenté en algún momento. Las pobres ovejitas pueden ser tan ignorantes e ilusas, que son capaces de discutir democráticamente con los lobos, sobre el menú del día.

    Los que inventaron el lenguaje y lo manipulan, manejan los términos y las definiciones de las cosas, tienen un poder del que no somos conscientes, son como cargas en lo más profundo de nuestra psique. Y ellos hacen una diferencia entre dolor y sufrimiento. ¿ Y qué es el sufrimiento? ¿ Acaso será dolor crónico.? No se toma en cuenta ese dolor de vivir, que es como la fricción que se genera al vivir en un cuerpo como el nuestro, y en un planeta como este, por más atractivo que nos lo pinten, y con sus placeres, que la grandísima mayoría, ni de lejos huele.

    El sufrimiento es el mismo dolor crónico que ha sufrido el planeta y los hombres dentro desde eones. ¿Y qué ha cambiado en el hombre y en el planeta gracias al dolor?¿El dolor tiene la capacidad de cambiar algo?. Las selvas, prados, bosques, ríos, mares y cielos. Pueblos y razas, siguen igual. ¿Qué ha hecho evolucionar el dolor?

    Venden el dolor como algo a aprovechar, porque alguien sacan ganancias, mientras estamos distraídos y muy entretenidos con nuestros dolores.

    Si aprovechas la oportunidad de crecer con dolor, estás fuera de juego para pensar con claridad, y encima puede que sientas cierto orgullo espiritual por ser capaz de afrontarlo, y ahí la red te atrapó bien sujeto. Si rechazas el dolor por miedo, o falta de ánimo y valentía para enfrentarlo, de alguna forma eres culpable de no querer aprender la lección, y recoger el testigo.

    Me parece que esa idea de que el dolor hace evolucionar, es paralizante y no deja pensar sobre los entresijos de la vida que llevamos. Imposibilita el uso de la razón, nos puede hacer reaccionar como bestias, enloquecer y generar aún más dolor.
    Se premia con promesas, al más sacrificado, al que más ha padecido, al que más ha trabajado, siempre que se sea de los bajos niveles.

    Ahora bien, por el contrario se ensalza también el ejemplo de los que lo tienen todo sin esfuerzo, sin padecer, aquellos a los que la vida les sonríe desde que nacen, los demás somos tontos . Ellos nacieron con estrella y los demás estrellados. Y hasta esos chicos, y chicas pueden salir pensadores de élite, científicos , y darse el lujo de reflexionar sobre los misterios de la vida y sus sin sabores y amarguras, sus por qués y propósitos. Desde sus poltronas y pisando alfombras bien mullidas.
    Entonces es para preguntarse:

    ¿el dolor y la capacidad de asumirlo, transmutarlo, ensalza y da posibilidad de? o
    ¿sufres dolor porque no has pasado el curso, y como un castigo reactivo,lo sufres?
    ¿el dolor es cosa para iniciados capaces de asimilarlo, y descubrir nuevos misterios, o es un castigo en forma de lección?

    Es como una bandeja donde se ofertan razones para explicarte tu situación, los habrá que digan que tienen que aprender eso que el dolor les trata de enseñar, y los habrá que se consideran avanzados espirituales, y se entrenan en asimilar el dolor, adquirir algo así como inmunidad.

    La letra con sangre entra se dice, y frases como esta, genera que repitamos los mismos patrones. Todos estos modelos de creencias, obligan a aceptar el enfrentamiento con la vida dando validez al dolor.

    Y el dolor determina todo: las relaciones, valores, bondades, deseos, éxitos, fracasos. Determina cómo vivimos, cómo amamos, cómo buscamos la felicidad, cómo sobrevivimos y construimos nuestras vidas. Porque según dicen el dolor hace evolucionar hasta al planeta y por tanto, ¡¡es algo natural que hay que aceptar!! Así, que se usa nuestro dolor como una fuerza que se mueve en contra de nosotros y nos bloquea igual que sucede en Aikido, que nuestro impulso es usado por el oponente.

    Y si tuvierámos en cuenta, que este planeta no saliera de la nada, que los humanos fuéramos algo así como fabricados, que no estamos en la cúspide como la especie con más poder, que ni siquiera estamos solos en el planeta. Entonces únicamente se ocultarian algunos detalles, porque la parte gruesa de la ocultación, sería de tal grado, que la incredulidad de las gentes haría de pantalla de invisibilidad. Y se hace muy cierto lo que has dicho en muchas ocasiones, y lo que citas de Marshall Mcluhan.

    “Sólo hace falta proteger los pequeños secretos, los grandes se mantienen secretos por la incredulidad del público”.

    Encontrarse en un callejón sin salida con el ánimo quebrado, sin posibilidad de ver alternativas, cuando todo se hunde, fisicamente o psicológicamente, ahí en ese punto ocurre el suicidio.

    Y como no creo que un callejón sin salida ofrezca una decisión libre, entonces me parece, que al hablar de suicidio habría que decir que las personas son suicidadas por la vida que viven.

    También hay que considerar, los modelos de conducta heredados, lo que hicieron otros, y a eso tampoco yo lo llamaría suicidio, más bien es el medio el que les suicida o mata. Como la publicidad que de una forma exagerada indujo a fumar, alcohol , drogas, como formas de vivir.

    En una zona donde estuve, durante varios años seguidos fue como una epidemia ir a los grandes estanques de riego, dejar los zapatos colocados en la borda, y tirarse para ahogarse. Todos eran personas que no sabían flotar. Por la mañana estaban normales, nadie sospechaba que pudieran hacer tal cosa al oscurecer. Era una conducta arrastrada por el medio, por depresiones, vete a saber, pero no parecía para nada algo de decisión libre.

    He oído a personas relatar que sienten como una voz que les induce a saltar por una ventana, o tirarse al tren. Eso tampoco parece una decisión personal y libre. Con esto quiero decir, que serán los menos, los que se quitan la vida en frío y por decisión suya. Incluso en la tradición de los samuráis, hombres acostumbrados a la guerra y a la muerte, el suicidio venía avalado por unas fuertes enseñanzas, y condicionantes. Como su propia vida, que era fuertemente tutelada por tradiciones y creencias, ceremonias y rituales.

    Está bastante claro que la vida está supeditada y manejada por una genética, educaciones y doctrinas, medio ambiente y programaciones, pero la muerte también está igualmente influida, ni una ni otra son sucesos separados, en los que tengamos libre elección. Da la impresión que vida y muerte son polos que se alimentan mutuamente, como los columpios de palanca, sin que nosotros tengamos apenas la potestad de parar el columpio y el juego. Manejando los factores físicos y psicológicos, se podría regular el flujo de entrada y salida en el juego de la vida.

    Una anécdota que tuve hace poco en un avión que me enfrentó de primera mano, con los resultados traumáticos del dolor. La persona que estaba al lado, era un militar de 36 años que había estado en Afganistán, empezó relatando como había sido su vida, lo que había hecho, lo que había visto, empezó a temblar y a llorar, ahogándose por lo traumático de todo. No sólo tenía cicatrices en el cuerpo, su ser interno estaba hecho girones. Algo que se acalla es la cantidad de suicidios dentro del ejército. Como resultado del dolor, en otros, o en sí mismo. ¡¡Buen trabajo de crecimiento y evolución!! Y Esto lo digo con totalmente seriedad y respeto.

    Hay demasiados interesados en mantener esta dinámica del dolor como válido, porque lo dicen las tradiciones milenarias, o porque la naturaleza es así. Esta creencia siempre me produjo un gran rechazo, quizás porque a pesar de creerme esas tradiciones, algo interno no me dejaba traicionar mi verdadera naturaleza ocultada, por una losa de olvido e incapacidad.

    Como siempre agradecida. Un cordial saludo.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Expresas con mucha claridad lo mismo que pienso…

      Y sobre el militar que comentas, me ha llegado a la memoria que conocí al hermano de un piloto inglés cuyo escuadrón participó en el bombardeo de Yugoslavia. No recuerdo bien si me dijo que eran ocho o siete los miembros de ese escuadrón de aviones, pero si recuerdo que me contó que de ellos uno termino suicidado y el resto, excepto uno, todos alcohólicos… Desconozco si el dolor y el sufrimiento causado a los que recibieron sus bombas, arruinando sus vidas y llenándolas de miseria, sufrimiento y dolor les hizo evolucionar, que lo dudo, pero desde luego a ellos parece que no les ayudó en ese aspecto, más bien como digo siempre sólo les dio más dolor y sufrimiento.

      El problema en este tema es siempre el mismo:

      Primero: Confundir el dolor normal que toda vida normal inevitablemente conlleva y el dolor que se sale de esos parámetros. Tal vez porque mientras que el dolor normal de la existencia puede ser asumido/comprendido por lo que somos (energía o alma como se prefiera decir), mientras el dolor anormal y extraordinario es algo que se sale de lo que un alma normal puede puede soportar sin un trastorno o, incluso, un trauma profundo.

      Segundo: Pero incluso si fuera así, la teoría es una cosa y la práctica es otra. A mí la práctica, la que he observado en regresiones, y dicho sea con toda humildad no fruto de mi propia subjetividad, me ha permitido comprender que el dolor no es algo que ayude a las persona a crecer. En regresiones lo único que observas es cómo el dolor maniata a las personas, las limita y genera patrones que llevan a más problemas… Es dramático, terrible, observar como las persona están condicionadas negativamente en su vida actual por el dolor y el sufrimientos de vidas pasadas (y estas vidas también han condicionadas por otras anteriores). Lo que condiciona y limita no es la alegría o la felicidad, sino el dolor y el sufrimiento pasado. Lo puedes sentir como una carga y un lastre enorme.

      Y nadie esta libre de ello, porque incluso he llegado ha observar como se derrumbaba alguna persona que decía que ella no participaba de esas limitaciones, que se sentía muy bien con su vida y muy segura, pero rascas la superficie y… La diferencia es, normalmente, el grado de consciencia o apertura de la consciencia, como se prefiera decir.

      De mis ideas por metodología personal siempre desconfío, de lo que he experimentado a nivel particular tengo muchas menos dudas, aunque prudentemente procuro mantener cierto escepticismo, pero de lo que he experimentado y visto además experimentar a otros repetidas veces, no me cabe duda alguna, como dicen en matemáticas: Tres puntos en línea en el espacio no son nunca una casualidad, y aquí los puntos que muestran una línea son demasiados…

      Y en esto, me gustaría estar equivocado, es demasiado doloroso observar como tanto dolor causa tanto dolor, y tanto sufrimiento sólo lleva a más sufrimiento.

      Por ello una vez más: Hay que intentar por todos los medios posibles ser lo más feliz posible y hacer lo más feliz posible a quién podamos y nos lo permita, tal vez sea la única forma posible de equilibrar esta macabra realidad.

      Saludos y gracias por tus reflexiones.

      Reply
  5. matias52

    Una excelente respuesta y muy equilibrada. Creo que es un tema tabú en nuestra sociedad que sin tener necesariamente que condenar ni apoyar, se debe poder debatir con el único objetivo de entender, aprender y poner en el contexto adecuado.

    Y gracias por sacarme de mi error, no me remonté mas allá del Cristianismo para darme cuenta de que como dices, en el pasado se realizaban por mimetismo o en plan colectivo.

    Me quedo con estos dos párrafos porque para mi son la clave.

    “En primer lugar: Si tu vida si te pertenece y de verdad tienes Libre Albedrío, esa debe de ser una opción tan válida como otra cualquiera, es tu elección y, desde luego, tu responsabilidad. Decir otra cosa es, para mí, lo mismo que ponía como ejemplo en un vídeo Elecciones – http://www.vueloalalibertad.comque publiqué hace poco: Resulta que, teóricamente, has elegido libremente venir aquí, pero si por lo que sea no quieres venir, tendrás que venir igualmente para cumplir con ese designo divino… ¿En qué quedamos, tenemos Libre Albedrío o no lo tenemos…?”

    “Pero considerando esto me hago una pregunta: ¿Cómo los guardianes de la puerta, los que vigilan que nadie se escape del circuito de reciclado, pueden lidiar con alguien con esa clase y capacidad de decisión, cómo lo pueden manipular y convencer de que vuelva otra vez…? Esto si que puede representar un auténtico desafío para nuestros guardianes (y con lo poco que les gusta que les desafíen un auténtico fastidio).”

    y tambien aporto este párrafo de un estudio que leí sobre el tema, de enfoque científico, porque creo que en el mix resultante están las claves, la confluencia de dos fuerzas, una biológica, social, cognitiva y la otra desde los hilos que nos manejan como tu bien dices y como menciona montalk en el libro que te pasé en otro comentario en su “Lucha de Opuestos” .

    “En la base del acto suicida hay desencadenantes biológicos, psicológicos y sociales, no pudiéndose entender el suicidio sin considerar en el hombre su evolución cerebral, su inmensurable desarrollo cognitivo y su progreso social y cultural, así y todo algunos autores hablan de una “insondable decisión del ser” como explicación del suicidio, una conducta que resultaría imposible de explicar, algo inherente a la propia subjetividad humana precisamente porque el hombre posee una gran plasticidad en los fenotipos que desarrolla, a partir de la carga genética que porta y una prácticamente infinita capacidad de desarrollar nuevas subjetividades, más allá del determinismo o del libre albedrío. Hay que considerar también, que su capacidad mental y emocional maneja matices simbólicos que por una parte nos enriquecen pero que simultáneamente nos hacen, más vulnerables. La sociedad actual progresa generando exigencias psicológicas cambiantes, para unos individuos prescindibles, cuyos memes actuales (menos “devotos”), no protegen al reflexionar sobre el sentido de la vida. Estos factores se aúnan con la percepción subjetiva de nuestro potencial fitness, poniendo a prueba nuestra adaptabilidad al medio.”

    Un saludo y gracias.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      El artículo que he hecho sobre el suicidio es sólo eso, un artículo, para que realmente tuviera una validez profunda y más amplia habría que estudiar mucho más, porque efectivamente como aportas en el último párrafo de tu comentario hay mucho dentro de esa acción, no es algo sencillo.

      Sin embargo, a veces las cosas se complican mucho cuando en realidad son muy simples: Ayer escuchaba un vídeo en el que habla que en los últimos 15 años se han producido en los EEUU 500.000 suicidios… ¿Hace falta mucho estudio para comprender qué lleva a la gente a esa decisión? El suicidio es un drama porque es la máxima expresión de a donde puede llevar el dolor a un ser humano. El dolor y/o la falta de esperanza.

      ¿Y quién lleva a esa situación a esas personas? A lo largo de la historia los mismos que lo han condenado, pero no han condenado nunca la guerra, más que de boquilla. No soy un creyente en la vida, tal como se ha expresado en este mundo en la historia conocida y en la actualidad, pero si soy un defensor de la importancia de buscar la felicidad, tanto para nosotros como para los que nos rodean, por muchas razones, pero también por una simple que Hermann Hesse plasmó en esta frase: Si el hombre (la mujer por extensión) puede ser bueno, sólo puede serlo cuando es feliz. Es muy difícil sacar lo mejor de un ser humano cuando es infeliz, y quizás el mundo está como está precisamente por eso, por tanta infelicidad como se vive en él.

      Un saludo y muchas gracias, como siempre.

      Reply
      1. matias52

        “…soy un defensor de la importancia de buscar la felicidad, tanto para nosotros como para los que nos rodean, por muchas razones, pero también por una simple que Hermann Hesse plasmó en esta frase: Si el hombre (la mujer por extensión) puede ser bueno, sólo puede serlo cuando es feliz. Es muy difícil sacar lo mejor de un ser humano cuando es infeliz, y quizás el mundo está como está precisamente por eso, por tanta infelicidad como se vive en él.”

        Cuanta razón, deberia ser tan sencillo como eso ¿verdad? ¿Quién nos los impide? Como intentamos dilucidar aquí, nuestra batalla como dice la Biblia ¿es contra la sangre y la carne o contra otro tipo de “potestades”? Bueno yo creo que los que estamos por aquí ya vamos teniendo pistas.

        Pongo este párrafo de la biblia para gente como Antonia, que leí en otra entrada, debe tener otras referencias y esta le resulte mas cercana aunque se sienta tan ajena..

        Efesios 6:10-12 declara, “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.”

        Reply
        1. vueloalalibertad Post author

          Si hay un denominador común a lo largo de la historia, por mucho que los que tienen la nevera llena y la vida confortable no lo quieran ver o entender, hay mucho más dolor en el mundo que alegría. Por mucho que esos mismos lo quieran negar, nos lo han dicho muchos sabios a lo largo del tiempo: Se alimentan de nuestras emociones y, especialmente, de nuestro dolor, y si unimos ambas magnitudes no hace falta ser un genio para darse cuenta de qué es lo que buscan perpetuar.

          Por eso, me parece tan importante buscar la felicidad para nosotros y tratar de lograrla para otros, porque es matarles de hambre…

          Como hemos hablado, y se ha visto también a lo largo de la historia, tanto las religiones como los códigos de creencias, de conocimientos secretos o filosofías de todo tipo, siempre ponen el dolor y el sufrimiento en un pedestal, con lo cual es fácil comprender a quienes sirven en realidad. Para ellos no hay nada más purificador y elevador que el dolor, y antes que tenían más poder si ese poder purificador era a través del fuego y la tortura pues mucho mejor. Todo sufrimiento era poco para dios o los dioses, y así lo proclamaron siempre sus seguidores y sacerdotes. El colmo de lo deseable: Ser un mártir.

          ¿Cómo será posible que algo tan evidente sea tan complicado de comprender? ¿Cómo será posible que la gente sea tan ignorante de la historia de la Humanidad a lo largo de estos pocos miles de años? ¿Y cómo será posible que todavía haya fanáticos que vayan amenazando lo que no son capaces de siquiera intentar comprender?

          Pues porque esos principados, potestades y gobernantes de las tinieblas (que gobiernan sobre este mundo tenebroso) son los que realmente gobiernan, así de simple, y la gente cree servir a algo elevado cuando, si observaran su propio modo de proceder y su alabanza al dolor y el sufrimiento, se darían cuenta que es todo lo opuesto, de que sólo sirven a estas entidades… En fin… 😉

          Seguiremos hablando. Gracias.

          Reply
  6. Mercedes

    Uno de mis seres queridos se suicidó hace 5 años. Arrastraba una larga enfermedad (9 años) y acabó ahorcándose… como su padre… y su abuelo. ¿Era ese su destino/programa? Algún vidente/canalizador afirma que “fue una decisión suya (karma)”, que “venía de tiempos lejanos ” y que afectaba a todos sus descendientes. Y que, al haberse ido sin dejar hijos, habría puesto fin a la “maldición/castigo”. ¿Pudo su alma querer “liberarse”, haciendo uso de su libre albedrío? Es lo que le deseo de todo corazón.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *