Los Niveles de Control de la Existencia

Respuesta a un comentario de Tomando Consciencia Más Allá de lo Aparente (2)

Niveles de Control de la Existencia - www.vueloalalibertad.comEn nuestra existencia hay múltiples Niveles de Control, son capas y capas, no es simple hablar de ellas… Los tenemos externos, los que nos condicionan desde el nivel material en los planos mental y/o emocional y desde ahí llegamos incluso a los más interiores y sutiles.

A nivel social, económico, político muy de aquí abajo, terrenal, está claro para muchos y no es este el lugar donde quiero hablar de ello, pero es importante señalar que si para ti lo está, eso no significa que lo esté para la gran mayoría, y eso mismo pasa con los que se consideran más “enterados” en otros niveles más sutiles. Las capas y capas de niveles de control que existen son asombrosas, no termina uno nunca de sorprenderse de lo complejo que ese control puede ser.

Por ejemplo, dentro de este plato terrenal hay muchos de los que apenas sabemos nada, de ellos nos habla entre otros Salvador Freixedo o David Icke, por poner un ejemplo. Estos han estado presentes a lo largo de toda la historia conocida (y no conocida también), y si bien su intervención no nos quede evidente de forma abierta en la actualidad no hay que ser ingenuos, ¿por qué iban a habernos abandonado, o sea abandonado su poder…? Parece poco probable, porque como decían en Matrix: ¿Qué quiere alguien con poder…? Más poder.

En mi relato Desde el Otro Lado expongo mi creencia de que cuando llegaron a tener un modelo humano adecuado y perfecto para sus planes (la maquinaria biológica que la energía que somos habita) decidieron pasar a un segundo plano, oculto, era la única forma de que la evolución tecnológica que iban a permitir, y dirigir para sus fines, no se enfrentara con su presencia.

Más allá de ese nivel terrenal pero consecuencia de él, tenemos el salto al de la manipulación y control interior, que pasa por el puente necesario de la mente. Esta, sometida a esa manipulación social, mental, emocional, económica, religiosa, ideológica y de toda índole, es implantada con programas, condicionamientos y creencias, filtros todos ellos con los miramos el mundo y la propia existencia, y a través de este puente saltan a otro nivel ese control: La vida interior e incluso, si lo quieren decir así, espiritual. En ese control que está Más Allá hay lo que no tiene nombre ni es imaginable, me resulta imposible comprender sus fronteras.

Cuando empecé a trabajar con la Terapia de Regresiones (que como ya he dicho debería llamarse en realidad Técnica de Recuperación de la Memoria y Expansión de la Consciencia) sólo me fijaba en las huellas del pasado en la persona, ya de por sí eso es mucho con lo que trabajar, pero por si eso no fuera suficiente hay además otras influencias en el presente (que también puede llevar con nosotros vidas enteras).

Un ejemplo de este nivel de control queda reflejado en el trabajo de Corrado Malanga, y aunque no estoy de acuerdo con algunas de sus conclusiones, no por ello dejo de respetar dicho trabajo que me parece impresionante. Es especialmente destacable cómo expone el vínculo existente entre poderes muy terrenales, de nuestra organización política y social, con otros de los que hablaba al principio que decía se han ocultado, pero que siguen entre bastidores controlándonos como lo han hecho desde siempre.

En ese nivel de control más sutil tenemos (desde lo que Malanga explica del control alienígena) a otras energías que pueden tomar la forma de quién quieran, hasta las más amables y incluso luminosas. He observado personas que estaban atadas o vinculadas a energías de todo tipo, desde lo que consideraban como guías a lo que podía ser supuestamente un antepasado, o alguien que murió que conocieron o no, de esa forma lo interpretan, pero por experiencia ya siempre tengo mis dudas, porque sé que si no somos capaces de reconocer a los estafadores a ojos vista, ¿cómo lo vas a hacer con esas entidades energéticas, algunas de las cuales pueden tener un tiempo inimaginable y la memoria de todo lo experimentado en ese tiempo intacta, no como nosotros?

En este sentido, al final sólo me ha quedado una vara de medir, porque yo también he tenido en meditación y otras experiencias contacto con entidades energéticas, y esta es: ¿Mejora de forma tangible tu existencia aquí y ahora o sólo es un diálogo más o menos sabio o sesudo que no te aporta nada más que inflar tu ego y el sentido de tu propia importancia? Si te da una indicación y la sigues, ¿eso se traduce en algo tangible de mejora en tu vida o sólo en satisfacción subjetiva? ¡Cuidado! Porque esa sensación de satisfacción puede ser sólo una proyección de la satisfacción de dicha entidad en tu campo energético. Por cierto: ¿Te molesta, o incluso indigna, sólo imaginar esta posibilidad porque estás en contacto con alguna entidad y te sientes muy a gusto, muy bien con ella…? Pues quizás quién se molesta e indigna no eres tú…

El que aplica esa vara de medir sin contemplaciones, con sentido estricto, quizás muy pronto descubra que en realidad, a ese nivel, está muy solo.

Estos serían −muy resumidamente− algunos de los niveles de control que sufrimos en nuestra existencia y hay libros enteros que realmente no pretenden desvelarlos sino darles sentido (nos encanta que las cosas tengan sentido porque eso nos da seguridad), y cuando más inextricables más inteligentes, respetables y sabios parecen y hasta se acreditan, pero tal vez todo eso no sea necesario, tal vez sólo es necesario entender algunas cosas muy sencillas y no complicarlo tanto, porque como decía Castaneda, nada de todo eso te servirá en el momento de tener que enfrentarte con el Infinito.

Trampas de la mente www.vueloalalibertad.comLa parte más importante que hay que entender, y la más simple también, se refiere a la herramienta con la que procesamos la información, la formación, que nos suministran: Nuestra mente, el canal por el cual todo tiene que pasar.

Sobre ella, de la que hay tantas ideas y confusión, básicamente el único problema es que como la utilizamos mal no podemos funcionar bien, sería imposible. Nos encanta el ruido que hace cuando funciona a toda velocidad, nos hace sentir bien, muy inteligentes y superiores; pero al final le pedimos hacer cosas para la que no está preparada y no queremos que haga aquello para lo que está muy capacitada: Laminar la información que recibimos, examinarla sin piedad… Tal vez porque en el fondo sabemos que no nos gustará lo que va a decir, por ello nos empeñamos en sentir con la mente y pensar con el corazón… Otro sinsentido. Y es que hay veces que, por mucho que no nos guste no hay nada que comprender, sólo es necesario saber algo simple, claro y sin complicaciones, pero quizás duro de aceptar… Me explico.

La mente que para muchos pueda no parecer tener mucho que decir sobre el aspecto de liberarnos de este plano material, ya que es cosa de algo más elevado es, no obstante, clave. Parece que la liberación no es asunto suyo, pero es que a través de la mente nos programan, a través de esa programación miramos el mundo y operamos, y lo hacemos tanto aquí como cuando, irónicamente, dejamos de estar aquí… Nuestras creencias condicionan (por eso se llaman también condicionamientos) nuestra realidad incluso cuando ya estamos fuera de la realidad física, porque eso de que te elevas, te desprendes e iluminas es esperanzador e ilusionante, ¡por fin al final algo realmente valioso…! ¿Pero has pensado cual es el otro significado de la palabra ilusión…? Bonita trampa, porque la experiencia en Terapia de Regresiones me ha mostrado que eso no sucede, si sucediera no volveríamos y menos aún en las condiciones y con las condiciones que volvemos.

Hace años creía que el control sólo era a nivel físico, material y poco más, como el proyecto MK-Ultra, por ello me creí el tema del Karma Tradicional  causa-efecto, del aprendizaje a través de vidas, de… Me creí que todo eso y mucho más, consideraba que el nivel espiritual había sido, por decirlo de alguna forma, respetado, porque la verdad es la verdad y eso no puede adulterarse, ¿cierto? Pero no es así, ni eso han dejado por tocar y era lógico, porque es clave para tenernos enganchados aquí en un círculo sin fin…

Cuanto más avanzo menos puedo comprender, desde una mente bondadosa, empática y compasiva,  el sentido o la razón de todo cuanto me rodea, pero menos aún necesito ya comprender, porque más claro tengo, de forma cristalina, que todo es un enorme engaño.

Como decía al principio no somos conscientes de todos los niveles de control y de su complejidad, incluso a los más despiertos se les escapan, por ello debemos tenerlo presente para, en la medida de lo posible, evitar ese engaño porque nos va mucho en ello.

Por eso escribí Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, porque ahí expongo lo que aprendí por diversos caminos a lo largo de muchos años, uno de los cuales y principal es la experiencia directa y a través de otros en Terapia de Regresiones, y no por elucubración pura o por indicaciones de seres luminosos que a saber quién diablos son…

También por eso escribí Desde el Otro Lado, que está muy resumido porque he quitado capítulos enteros para hacerlo más fácil de leer, pero también en otra línea totalmente diferente escribí hace años El Seiscientos que quiso ser un Porsche, algo que sigo defendiendo porque creo que si −al fin y al cabo− estamos aquí, eso no admite dudas, hay que intentar hacer lo mejor que podamos con nuestra vida, hay que intentar realizar nuestros sueños por más locos que parezcan, porque tus sueños −como decía Armanda en el Lobo Estepario− tienen mil veces razón. Hay que intentar ser feliz y hacer feliz a otros todo lo que se pueda y hay que vivir lo más profunda y extensamente que se pueda, y tienes que hacerlo ahora y en cada momento, porque como decía Osho: Creéis que tenéis tiempo, pero estáis equivocados, no tenéis tiempo.

Salto al Infinito www.vueloalalibertad.comAsí tu vida será más grande y tendrá más sentido, y si por un casual perteneces al grupo de los que tienen claro que no quieren volver, que están dispuestos a intentar el salto al infinito, mejor no dejar nada por hacer que desees y puedas hacer, porque sino luego, en el momento de dejar este mundo, eso será en lo que pongas tu mente y será lo que te hará volver a él.

 

2 thoughts on “Los Niveles de Control de la Existencia

  1. Aalma

    Muchas gracias por esta nueva entrada.

    El tema del control y los niveles en los que se realiza, me parece clave. Es verdad que nos va mucho. A medida que vas asumiendo los mecanismos de manipulación externa, incluso una manipulación a través de unos abductores, que bien puede ser también telepática, nos vamos quedando con el gran problema, que somos nosotros mismos. Identificados, con personalidad, carácter, ego, o como se quiera llamar. Todo eso esculpido por nuestra mente, recuerdos, programaciones, y pensamientos e intenciones programadas, que dan como resultado acciones y líneas en la vida. Esas líneas nos encarcelan, la vida física se acaba, nos vamos. Y volvemos al enredo.

    Y parece que la mente continúa con sus programas en el otro lado. En esto estoy muy de acuerdo contigo, no tengo tu experiencia pero por lo que voy viendo, no tiene sentido que después de llegar ver la armonía e iluminación, se vuelva a la vida con los mismos tics, los mismos gusanillos mentales, y problemas, y para hacer el qué?- Pues seguir liando la madeja.

    Así que, cuando se detecta que es nuestra mente y lo que tiene instalado como programas el problema, la vida puede verse con mucho desánimo, como que es algo menos que nada, un puro engaño. ¿Y a partir de aquí, qué hacemos?

    Cuesta muchísimo y es muy duro llegar a la idea de que todo es una farsa, hasta aquello que nos servía, como meditaciones, o técnicas que parecían que ofrecían la liberación.
    Llegado a este punto me he dado cuenta que es la propia mente la que induce el desánimo o a una especie de rebeldía improductiva, que no conduce a parte alguna, y te niega la posibilidad de pensar que existe alguna salida. Porque quizá, esté más cerca esa salida, de lo que creemos, y por eso tanta oposición y desinformación.

    Usar la mente contra sí misma, y desprogramarla, es decir examinar lo concreto sin añadidos. Parece una opción, pero por este camino está claro que se armará una rebelión en contra de esta iniciativa. Rebelión disfrazada de lo que sea, (porque la mente no se va a quedar quieta ¡¡con toda la información que tiene sobre nosotros!!) y que siempre nos va a intimidar con que todo aquello que vemos y escondemos es culpa nuestra. Siempre achacándonos culpa y avergonzándonos, cuando la realidad es que no tenemos responsabilidad. De esto has hablado en tu libro, y aquí.

    Creo que las cosas van por la dirección de que “portamos la mente del predador”. Enfrentarse a esa mente, pero sin la interferencia de las emociones, estoy de acuerdo, es una iniciativa de mucho compromiso personal, hay que fajarse bien para aguantar. Y es ahí donde nos atrapan en la comodidad, y el miedo , salvo a aquellos que simplemente están hartos. Hartos de ver y vivir en este cruel desastre que se nos vende como normal, y se nos dice, “así son las cosas, así han sido siempre y punto”.

    Hoy estuve viendo una foto de la nave Cygnus lanzada el 6 de diciembre, para llevar suministros a la ISS, y acoplarse a ella el dia 9 miércoles. El astronauta Scott Kelly toma la foto y escribe en su cuenta: Day 254 we got our candle it. Happy Hanukkah and Good Night from the space station 00:57 , 7 Dic 2015.

    Aparte de que esto tiene un aire muy futurista de viajes fuera del planeta, me llamó la atención lo del Hanukkah, y busqué cuándo comenzaba este año, porque la fecha depende de factores astronómicos, la duración del mes judío, etc. Es una fiesta judía, que celebra las Luces o Luminarias en conmemoración de un milagro que permitió tener luz en el Templo ocho noches cuando no había aceite ni para una. Una fiesta de Luces o Luminarias que coincide con el solsticio de invierno, y el comienzo de los días más largos. Luz, Fuego, Sol. Bueno pues este año caía el comienzo el día 6 de Diciembre, el mismo día del lanzamiento de la nave Cygnus de suministros. ¿Coincidencia? ¿Tiene que ver con las luces de las calles, los regalos, las fiestas de la Navidad ? Es para pensar seriamente por qué estamos celebrando cosas tan antiguas, con tanta simbología y tan ciegamente.

    Ciegos estamos si no vemos hacia dónde nos llevan. Con la legalización de la minería en asteroides, se abre una nueva etapa, desde arrastrarlos hasta la tierra, hasta tener estaciones en los planetas cercanos. Y veremos si esto no se acompaña con la salida del armario de los ETS. Y eso darÍa mucho para hablar, aunque el tema tan importante de la mente, su desprogramación, y el tiempo aprovechado más plenamente, es lo que más me preocupa.

    Saludos y muchas gracias.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Tu comentario está lleno de interés y he destacado algunos puntos que me parecen especialmente relevantes.

      Hay, para mí, tres puntos importantes que se pueden deducir de lo que expones:

      1. El asunto del libre albedrío, si lo tenemos o no y sobre el que tengo la intención de hablar.

      2. El entramado tan complejo de información (¿formación?) en el que estamos metidos, y que cuanta más compleja se hace la información más sesuda, importante parece… Es como si cuanto más complejo e inextricable resulta más “válido” se considera, pero quizás lo único que haya que hacer es ser analítico y meter el bisturí sin piedad (tal como ya decía anteriormente) y es curioso, pero cuando haces eso hay muchas cosas que dejan de tener sentido. Si te distancias, tal como decía en un vídeo anterior, te das cuenta de que damos por sentadas demasiadas cuestiones que realmente no tienen demostración posible, ni tienen sentido realmente, enturbiando sólo lo que es muy simple.

      3. Y he dejado algo esencial que comentas para el final: ¿Y a partir de aquí, qué hacemos? Eso lo respondo al final de mi artículo, pero voy a incidir en ello: Lo primero, haz lo que quieras pero intenta ser feliz con lo que hagas, ser feliz en toda la medida que puedas y como entiendas y, lo segundo y muy por detrás de lo anterior, en cuanto al conocimiento y a lo que otros dicen, incluido yo mismo, haz como dicen decía Buda:

      «No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas
      en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos.
      No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo crean.
      No creáis en nada porque así lo hayan creído los sabios de otras épocas.
      No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os lo inspira.
      No creáis en lo que dicen las sagradas escrituras sólo porque ellas lo digan.
      No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano.
      Creed únicamente en lo que vosotros mismos hayáis experimentado, verificado
      y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia.»

      Gracias y saludos

      PD: Te dejo un artículo sobre ese asunto de no ir a lo esencial, de hablar de muchas cosas pero sin tocar nunca lo que es clave, y en este caso no sobre las cuestiones más sutiles, sino sobre aspectos muy materiales: Un par de cosas de las que nunca se habla.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *