Lo que nos vuelve a traer de nuevo a la vida

Reencarnacion por que volvemos - www.vueloalalibertad.comA lo largo de todo este blog, así como de mi libro Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, he querido señalar que lo que nos vuelve a traer de nuevo a la vida, lo que nos lleva una y otra vez a reencarnar, son nuestros deseos en el momento de morir. La intensidad de los mismos, mezclada con la intensidad de la ruptura energética de ese momento, son los programas con los que volvemos, son las razones que nos hacen volver. 

Luego (excepto para aquellos tantos y tantos que se han quedado pegados aquí como se ve en la película El Sexto Sentido y entran en el primer cuerpo disponible −como decía Osho−), es el material con el que es fácil convencernos para volver. Es fácil convencer a un alma dolida, con sentido de la culpabilidad y nostalgia de la necesidad de reencarnar cuando ella misma ha dejado tantos deseos por cumplir. Ya lo decía Krishna en el Bhagavad Gita: Porque aquello en lo que uno piensa en el último momento de su vida, es con certeza hacia lo que el alma va, debido a la afinidad que tiene con esa determinada naturaleza.

Lo he intentado comunicar de muchas formas, pero quizás alguno lo entienda mejor ahora porque esta vez os voy a dejar un vídeo de una persona que estuvo a punto de morir, tuvo tiempo de darse cuenta de esos pensamientos, de esos deseos, pero no murió… De haberlo hecho esos deseos serían los que le volverían a traer aquí, justificarían volverle a introducir en un cuerpo para vivir una nueva vida, pero os puedo asegurar −por mi experiencia en la Terapia de Regresiones− que cumplir esos deseos es algo que raramente sucede y muchas  veces, cuando sucede, lo hace de forma muy imperfecta, generando las más de las veces más problemas que generan a su vez más deseos, más condicionamientos, más vidas…

Escuchar con atención, porque eso es lo que nos pasa a todos en el momento de morir: Desear más tiempo de vida para hacer todo aquello que desearíamos haber hecho. Una buena lección tanto para evitar lo que nos vuelve a traer de nuevo a la vida (para aquellos que deseen dejar de reencarnar) como para vivir la vida de una forma más plena y valiosa, ya que la última vez no pudimos evitarlo y estamos aquí… Hagámoslo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *