Desde el Otro Plano – Capítulo 2

El_Otro_LadoHoy os dejo el Segundo Capítulo de este relato, Desde el Otro Plano, dedicado a aquellos de mente abierta, capaces de cuestionarse hasta sus creencias más queridas, que estén dispuestos a descubrir sus condicionamientos y, tal vez, tener otra visión de lo que siempre ha sido tomado por cierto, o de aquello que quieren que nos tomemos por cierto (el siguiente capítulo el viernes próximo).

 

(anterior)

Capitulo 2

No estamos aquí porque seamos libres,
si estamos aquí es porque no lo somos.

(Matrix Reloaded)

 

− ¿Cómo va Saha? Preguntó abreviando el nombre.

− Calmado y tranquilo.

− Yo creo que todavía no está preparado para volver, hay que darle más tiempo para descansar y recuperarse. ¿Crees que con el dolor que sufrió en su última existencia está preparado para regresar? ¿Ya vuelves a tener hambre de su energía, de sus emociones, sus luchas y sus experiencias…?

Arakik hizo ademán de decir algo pero Amfas le calló.

− El problema con un alma especialmente fuerte e intensa es que proporciona una energía también más fuerte e intensa, porque su lucha es exactamente eso, más fuerte e intensa, incluso sus cuerpos son más energéticos por contagiarse de la energía de su alma, alcanzando sus experiencias un despliegue de emociones que vibran a unos niveles muy superiores, pero te vuelves mucho más dependiente de ellas como le pasa a Arakik.

Arakik sabía que le estaban reprochando haberse adjudicado esa alma que, dado su carácter y su origen, estaba destinada a pertenecer a un hermano del rango de Amfas.

− ¿Te ha contado Arakik de donde viene el alma que le alimenta?

− No señor.

− Creemos que viene de una región del espacio que llamamos Darkata, donde hay una civilización de Sembradores de Mundos sobre la que no tenemos acceso. Hace tiempo perdieron este mundo y, por esa razón, a lo largo del tiempo algunos de entre ellos han pasado a otros planos intentando desde ahí influir en los receptáculos de almas, buscan por esta puerta trasera romper nuestro equilibrio. Deberían haber aprendido que eso no es posible pero, de tarde en tarde, aparece alguno creyendo que puede hacer algo para cambiar el orden establecido, así apareció Sahaxanan, o Saha como prefiero llamarlo.

Y, al pronunciar interiormente la palabra Saha, sentí que Aganan notaba como lo hacía con un sentimiento de odio o repugnancia y que eso no era casual, quería que conociera como sentía. Cambiando el tono y la emoción, que se hizo más frío, Amfas prosiguió:

− O sea que quieres que Saha vuelva a encarnar… Supongo que habrás encontrado un buen plan para su alma para convencerlo de que le interesa hacerlo.

− Así es, creo que va a ser fácil que comprenda el interés para su evolución de ese plan y volver en este momento.

− El interés en su evolución… —Repitió Amfas con ironía— Menos mal que no sabe cual es el interés real de su evolución… Explícanos, Arakik cuantas vidas lleva Saha en este planeta.

− Dieciséis, con esta serían diecisiete,

− Son pocas, realmente pocas… ¿Pero cuantas ha podido tener antes sin alimentar a ningún tipo de predador, existencias despiertas y conscientes, conservando sus recuerdos vida tras vida sin que nadie ni nada los borrara y viviendo existencias que aquí serían de cientos y cientos de ciclos?

− Nadie lo sabe… Sin embargo, por ciertos indicios, podría haber tenido las suficientes para que, de ser uno de los nuestros, su color energético fuera de un azul profundo, casi a un paso del índigo o a punto de serlo.

− Saha, es un alma cuyo verdadero nombre ignoramos, pero que cuando llegó aquí se hizo llamar Axnati, si ahora le hemos llamado Sahaxanan es para eliminar cualquier lazo con su anterior existencia que pudiera llevarle a recordar quién o qué fue, y cual fue el propósito que le trajo hasta nosotros. Cuando llegó aquí lo hizo con un color energético verde esmeralda, carecía de un origen claro, pero no le hicimos muchas preguntas dado su rango y porque observamos como con prontitud y maestría captó un alma por si mismo y empezó a guiarla. Buscó para esa alma planes y desafíos duros, complejos, esos que les llevan a vivir experiencias que generan una enorme energía en su lucha por la supervivencia o para, simplemente, alcanzar cierta felicidad, hasta ahí su trabajo era admirable pero… Sigue tú Arakik.

− Al observar ese alma me sorprendió que, con muy pocas existencias, había abierto muchas puertas a su verdadera consciencia que deberían haber seguido cerradas. Lo cual en el ambiente en que vivía su receptáculo con mucha escasez y dureza no era lógico, porque como sabes eso dificulta el despertar de la consciencia. Así que con cuidado y discreción analicé esa alma, pero no detecté en ella ninguna fuerza especial, ningún origen que indicara nada diferente al resto de los miles de millones que están a nuestra disposición, ¿por qué esta estaba despertando a esta velocidad? Cuando no observé en esa alma razón alguna para ese desarrollo miré en su entorno, pero tampoco había nada ni nadie especial que pudiera estarle influyendo, así que sólo quedaba mirar donde era menos lógico: En su maestro, su guía. Llevaba ya cierto tiempo con nosotros y rastrear su origen era difícil, interrogarle impensable, además de porque no sabía con quién me habría tenido que enfrentar porque me hubiese descubierto…

− Y no quería pedir ayuda a sus hermanos mayores porque quería ese alma para él, interrumpió Amfas con una marcada emoción de reproche.

Como inclinándose en señal de sumisión siguió:

− Así que estuve atento y observé que, cuando llegó el momento de muerte del cuerpo que albergaba el alma que guiaba no dejó que ese alma se detuviera junto al cuerpo, que tuviera las dudas y preguntas normales, la ansiedad, la culpa, la sensación de pérdida y todo lo demás que sienten en ese momento las almas al darse cuenta de cuanto les quedó por experimentar, por vivir… No dejó que contemplara lo que había dejado, que se quedará apegado a las cosas de la vida a través de sus condicionamientos, sus deseos, temores o frustraciones y que se lanzara a él en el momento de mayor zozobra, acogiéndolo con su luz y fortaleciendo los lazos que debían unirle con su maestro, no hizo nada de eso que es lo estipulado y debido, sino que tiró de él con fuerza para alejarlo de allí y liberarlo… Eso me permitió capturar a Saha.

− ¿Cómo sucedió? Interrumpió Aganan.

− Cuando salió del plano energético de este mundo, con ese alma prácticamente liberada, le intercepté junto con otros hermanos a los que había prevenido de mis dudas. Le pregunté por qué había hecho eso, pero cuando se dio cuenta que había sido descubierto sucedió algo sorprendente, en vez de buscar eludir la responsabilidad directamente reconoció lo que había hecho y dijo desafiante que quería ver qué sucedía cuando un alma se liberaba. Le pregunté si se daba cuenta del perjuicio que había causado a nuestra comunidad, que eso tenía un precio que debería de pagar y más porque estaba demostrando un orgullo ridículo, que no correspondía con lo que había hecho y debía ser castigado con las reglas de la comunidad: Perder su rango energético y como su falta había sido especialmente grave someterse a encarnar en un cuerpo físico. Si no sabía vivir como guía y experimentar la existencia a través de otros, debería sufrirla en primera persona.

− Con esto Saha tuvo una elección y la posibilidad de escapar de lo que tendría que haber sucedido, encerrarlo en una jaula energética hasta el fin de los tiempos, así quizás hubiésemos podido aprender de él, pero no lo hiciste porque querías ese alma para ti, para vivir sus experiencias y tomar su energía, y por eso le permitiste seguir fingiendo que era parte de nuestra comunidad. ¿No fue por eso por lo que te hiciste acompañar de otros de tu nivel, para poderlo capturar si se enfrentaba a ti?

− Es cierto que temía las consecuencias si eso llegaba a suceder, pero no lo hizo y se sometió a encarnar, y como yo había descubierto su falta por nuestras reglas tenía el derecho sobre él, a ser su maestro, procediendo según lo establecido: Buscar un receptáculo para que encarnara y reducir su consciencia para hacerle olvidar.

Se detuvo, como si al recordar le costara seguir.

− Y entonces, cuando eliminábamos su memoria y mientras caía en la inconsciencia se hizo evidente que no era uno de los nuestros, en ese momento su energía se liberó y expandió como una gran luz de un azul muy oscuro e intenso que desapareció en el espacio, eso no hubiese pasado con ninguno de nosotros. Además, junto con ese estallido de luz y mientras se desvanecía su memoria, aparecieron una sucesión de imágenes imprecisas pero muy brillantes que nos mostraron lo que creemos era su origen, de donde venía, no sabemos por qué sucedió eso, por qué al final hizo algo que le delató, pero es posible que fuera un impulso para intentar conservar esos recuerdos, o despedirse de ellos ante el dolor o el terror de darse cuenta de la realidad en la que iba a sumergirse.

− ¿No pudisteis averiguar más de él?

− Esto no es algo que suceda a menudo, es extraordinariamente raro, no es algo sobre lo que hayamos aprendido lo suficiente para controlarlo.

− Y con comportamientos como los tuyos es menos posible que aprendamos nunca, añadió con emoción amenazadora Amfas.

− Nunca antes había tenido constancia de una caída de nivel energético como esta, sabía que sucedía pero, ¿es suficiente con eliminar su memoria para que no tenga ya poder alguno? Intervino Aganan.

− Hay quien tiene la estúpida creencia de que todo lo que se ha experimentado a lo largo de existencias, aunque no se recuerde, tiene algún valor, no dándose cuenta de que es como tener una enorme biblioteca de la cual no tienes la llave, aquello que no recuerdas no existe, las almas encarnadas, como nosotros o cualquier entidad o es memoria o no es nada, sin memoria no se es nada y con cada vida en la que un alma encarna, al no recordar, tiene que volver a empezar de nuevo.

− Pero sabemos que una marca energética les va quedando.

− Sólo si no hemos sabido dosificar debidamente las experiencias que queremos que experimenten, sino volverán y volverán sin siquiera un rasguño en su alma, sin una sola marca. Además, en realidad eso tampoco les ayuda demasiado, cuando más profunda es esa marca menos capacidad tienen para integrarse en el mundo y más para sufrir. Por esa razón, para evitar que alguna despierte debemos alternar vidas sencillas y fáciles, aburridas para nosotros pero con felicidad accesible y suficiente para ellas, con vidas que aporten los desafíos y luchas que más experiencias de vida y energía nos proporcionan.

− ¿Y por qué aceptaría encarnar? Preguntó Aganan.

− Supongo que es porque ese tipo de almas están convencidas de que pueden cambiar las cosas, tienen esa esperanza, e imagino que al no lograrlo como se había propuesto creyó que podría hacerlo encarnando, así que en vez de huir o enfrentarse aceptó seguir intentándolo desde dentro, por decirlo de alguna forma.

− Y de alguna forma lo está logrando, ¿no le cuentas cual ha sido el resultado hasta el momento? Intervino Amfas.

Sentí la incomodidad de Arakik al tener que contestar.

− No lleva ni veinte vidas, nada para un alma que con ese tipo de cuerpo físico puede volver miles de veces sin acercarse siquiera a la mínima consciencia, y cada vez que se le ha presentado la oportunidad ha roto el orden establecido, ha desafiado las jerarquías asentadas, se ha enfrentado con quién estuviera en el poder y todo no para, como debería ser, obtener su propia seguridad y tener una mejor existencia, sino para proporcionar mejores vidas a los que le rodean, así como desvelar cosas que debían mantener ocultas…

− En otras palabras y como era de esperar —interrumpió Amfas—, no acepta las reglas que nuestros Aliados han asentado. A las almas que tiene a su alrededor no sólo las libera de cargas, de experiencias de dolor, sufrimiento, sino que las ayuda incluso a deshacer sus condicionamientos sin ser siquiera consciente de que lo hace. Arakik obtiene muchas satisfacciones, porque Saha con sus luchas por la supervivencia y su empeño en salirse de los límites establecidos le proporciona una energía muy elevada, pero aliviando la carga de quienes le rodean sólo provoca problemas, no hago más que recibir quejas de otros muchos que piden que se tomen medidas más drásticas, que no se deje a Saha reencarnar hasta que no sepamos que no va a volver a interferir.

− Espero que eso no vuelva a suceder, el plan que he preparado no deja margen para ello.

− Lo único que espero es que sea una existencia amable, feliz y fácil, porque sabes por experiencia que ha sido ya capaz de torcer alguno de tus planes en el pasado cuando le has forzado demasiado.

− Eso era algo que nunca antes me había sucedido con ningún alma.

− Eso era lo lógico, pero no en este caso. Espero que hayas respetado la regla de alternar planes que originen vidas fáciles con complejas y en este caso sea fácil y feliz, que no le dé de qué pensar demasiado, si les das un premio de vez en cuando siempre vuelven a por más, si sufren en exceso empiezan a pensar en abandonar, y eso no podemos permitirlo.

− Quizás sería bueno que lo revisaras para aprobarlo antes de presentárselo a Saha.

Amfas se tomó su tiempo antes de responder, pude sentir cómo Arakik se tensaba y que lo percibía y disfrutaba de ello. No, no te daré esa satisfacción −sentí que pensaba para sí−, tú mismo serás el que tengas que asumir tus errores.

− No creo que sea necesario, lo único que debe ser necesario es que sepas que ahora mismo tienes dos opciones: La primera, dejar más tiempo a Saha para descansar, tal como yo desearía hicieras y creo que se merece y nos conviene… La segunda, seguir adelante con el plan que has elaborado para su alma, pero entonces hay una condición: Si te vuelves a equivocar y da un sólo problema más, o se acerca mínimamente a la posibilidad de darse cuenta, o hacer que otros despierten o lo que sea que se salga de lo que esperamos que debe de suceder… Entonces perderás tu guía sobre Saha.

Esta vez fue Arakik quien guardó silencio, como si meditara pesadamente la respuesta, no podía haber nada físico en ese ser de energía, pero si lo hubiese habido hubiese dicho que tragaba saliva.

− Creo que ha llegado el momento para Saha.

 

(sigue)

 

5 thoughts on “Desde el Otro Plano – Capítulo 2

  1. Aalma

    Hola Miguel:

    Me lo temía ese papel de los guías !!!

    Destacaría algunas cosas en las que encuentro paralelismos:

    1- No nos diferenciamos de esa hermandad de seres superiores y guías. Será inducido o heredado de ellos, o una casualidad. O resultado derivado de la fractalidad en la que estamos inmersos, pero en el planeta tenemos usos y abusos semejantes para con los animales y para con nuestros congéneres. Por ejemplo con los caballos, vivir la experiencia del salto, de la carrera, encima de su lomo, y luego elevar el listón de la dificultad presentåndose a una prueba con mayor complicación. Habría un montón de ejemplos más para con animales y humanos. Da que pensar si por analogía, se llegara a la apropiación (igual que con animales ) de genética y por ende de las descendencias. De ahí que tal cabaña ganadera ya sea de vacas, cabras, caballos etc, se caracteriza por unas determinadas formas externas derivadas de una cierta genética, y tienen un determinado dueño.

    2- Entre los ganaderos existen sus roces, porque no sueltan sementales ni madres parideras, con tal de quedarse con la estirpe con la cual se identifican, y que les dan sus satisfacciones y beneficios económicos. Propiedad y posesiones, es el caso de Arakik .

    3- Los animales más estimados son los más, fuertes, briosos, prolíficos, productivos, capaces de dar mucha leche, carne, y producir un buen espectáculo en el ruedo, aunque muera vilmente sacrificado, no importa ya que se posee la estirpe. No conocen la compasión, pero hay gente que frenan bruscamente unos patines de los antiguos, y se pegan la caída, con tal de no atropellar una mariquita que iba cruzando tranquila una zona asfaltada. Y eso sin ser aspirantes a ningún reconocimiento espiritual.

    4- Los animales vuelven a nacer una y mil veces y apenas algunos destacan más allá de los gestos propios de su raza, pero a veces nos dejan sorprendidos de los rasgos de lealtad, bravura, inteligencia impropia de su condición, o al menos es lo los humanos piensan. Otro paralelismo en el relato.

    5- Las relaciones de dependencia están a la orden del día ,con animales y entre humanos, también los canjes y negocios. Loa afectos enfermizos entre amigos, parientes, parejas, donde uno maneja al otro a través de culpas , compromisos, extorsión, chantaje, o alabanzas a los puntos débiles, la cuestión es ejercer algo así como una parasitación. En el relato los guías literalmente se enganchan a las almas..

    6- Miles de millones de almas en explotación, ¡ es escalofriante esa posibilidad !

    7- Planteas la opción de estudio a través de encierro de las almas que se salen de lo que les conviene. Estudiar para mejorar las técnicas y maniobras carcelarias. Eso se hace con los humanos que destacan , los que tienen cualidades psíquicas, y coeficientes altos para directamente usarlos.

    8- Parece que el esfuerzo enfocado al servicio a los demás y el conocimiento como forma de liberarse y liberar, no es algo que a los tiranos les convenga, pues se sostienen por la ignorancia y la traición entre sus súbditos y por el silenciamiento de los crímenes, en el fondo todos lo saben , pero es más cómodo hacerse los tontos.

    Me parece que si queremos que las cosas cambien, habría que revisar cómo es nuestra sociedad y nuestras vidas, para no aportar inconscientemente más combustible a la hoguera en la que nos cocinan. Nada va a cambiar externamente, si seguimos guiándonos internamente por los mismos presupuestos espirituales y doctrinas milenarias, o lo mismo con otra presentación como es lo que se ha vendido en la NEW AGE, y si no, hay que mirar alrededor, lucimos las mismas patologías y deformaciones que se relatan en las grandes epopeyas, nuestras guerras (s XX), recuerdan aquellas que se relatan en el RAMAYANA por ejemplo, me temo que por ese camino pasan otros 20.000 años o 100.000 y seguimos igual, ofreciendo a los dioses nuestro sacrifico personal , o el de otros, o convirtiéndonos en paladines de la LEY para ser más buenos y tener una buena recompensa kármica.

    Es muy duro lo que planteas en el relato como una posibilidad de lo que son los entresijos de nuestras vidas y la trastienda de los espacios entre vidas, pero hay un dato importante y es que tienen que convencer para que el alma acepte un plan de vida y vuelva a encarnar , o también podría ser algo impuesto sin informar ni pedir aceptación , eso seria aún peor.

    Me pregunto ¿ dónde tendrán a las almas descansando antes de volver y qué historia habrá alrededor ? Pensando en todo lo que planteas hasta los dedos se hacen huéspedes, nada es lo que parece en un principio, hay un montón de dobleces. Por ejemplo, pensando en esos hermanos mayores o guías, que las tradiciones espirituales nos enseñan:

    ¡¡qué papel tan mediocre hacen los guías de aquellos que gobiernan el mundo, la economía , la política, la cultura, la educación, la sanidad ¡¡, Etc ¿ en qué les guían ?( hay que observar qué situación vive la humanidad ).Y según vayas bajando en los estratos de poder, siempre te encuentras que casi todos los que dirigen cada plataforma no tienen muchos escrúpulos. O ¿ a qué se dedican los guías de los que tienen voluntad de ser buena gente, y que tienen buen corazón ? a qué se dedican que no les enseñan a moverse en este proceloso mar, ¡¡¡vaya trabajo más lucido !!! Pasan los siglos y todo sigue igual. El mundo sigue gobernado por la peor ralea de gente, con unos guías bastante incompetentes, arriba como abajo. Quizás es que el juego que se traen entre manos tiene tongo. Dicen que venimos a experimentar y a aprender, libremente, tutelados por hermanos mayores. A lo que yo conozco, no existe laboratorio de experimentación, donde una vez que se observa qué sucede, dejando todo sin control de las condiciones, y viendo que los sucesos se repiten con el mismo patrón, se continúe en esa línea de experimentación. Es igual que si en un acuario se observa que el pez grande se come al pequeño cientos de veces, se siguiera con ese escenario, está claro que o se da un apoyo logístico al chico, o es una pérdida de tiempo para los observadores y un sufrimiento para los peces pequeños.
    En fin!!

    Me alegra que alguien sea capaz de tratar este tema de frente y a la vez con delicadeza. Muchas gracias Miguel . Mis mejores saludos. Aalma

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      No puedo responder a todo lo que comentas, ni tampoco creo que haga falta porque lo expones muy claramente, además en los pocos capítulos que quedan se añade más a lo que podría decir, así que únicamente unos apuntes:

      1. Hay investigadores como Salvador Freixedo que hablan de esta “Granja Humana”, no lo he tomado de ahí pero encaja con lo que expones. Me llama la atención, por ejemplo, en esta selección el efecto causado por la quema de brujas no sólo ya por la Inquisición, sino a lo largo de toda la historia, fue una buena forma de eliminar una línea genética que pudiera haber tenido mayores capacidades, aunque no dudo de que utilizaran alguno grupo enemigo realmente malvado de esos que practicaban y practican sacrificios humanos para justificar hacerlo. Piensa que el tema de reptiles de David Icke ahora está en boca de todos, que el asunto de los pedófilos del poder ya no se puede ocultar, sólo falta el tema de estos sacrificios humanos, y sabemos que existen. Exceptuando esto que eran sólo rivales a los que eliminar, fue una selección genética bien planeada desde el poder de lo que llamo esos Aliados.

      2. Mi visión de estos guías es porque una vez que me despojé de mis propios condicionamientos sobre ellos, los seres de luz, el plan del alma y la bendita y escogida vida que vivimos y etcétera ya no me quedó nada a lo que sujetarme y pude empezar a escuchar de verdad a las pocas personas que, realmente y de forma independiente, iban a esos espacios y trataban con esos seres. Al principios encauzas lo que te dicen hacia las explicaciones tradicionales, pero llega un momento en que te haces una pregunta: ¿Quién sabe más en este momento, tú que miras desde fuera o esta persona que está en un estado expandido de la consciencia? La respuesta es obvia, pero no creas que lo es para todos, porque ello me llevó a una discusión amarga con el que fue mi profesor de regresiones, precisamente porque ahí discrepábamos y yo, en ese momento que sufría una gran confusión interna al observar cómo todas mis creencias se derrumbaban, no supe reaccionar mejor.

      Cuando no una, sino varias personas, al observar como tuvieron que volver y terminan la sesión conformadas (por tus creencias que están bien cimentadas y extendidas) pero no conformes, cosa que ves en sus ojos, empiezas a preguntarte si no estarás equivocado. Cuando incluso hay quién te dice que le forzaron a volver ya la cosa empieza a ponerse complicada por mucho que le lleves a una interpretación acorde a ciertas enseñanzas. Y cuando tú mismo tienes que reconocer que en regresión has sentido cosas parecidas pero que no querías aceptarlo porque no tenías otras referencias hasta ese momento y era enfrentarte a tus condicionamientos y creencias, ¿qué te queda?

      Es fácil, en ese estado de trance, inducir a alguien a ciertas creencias, es fácil que si le dices recuerda ese lugar de luz al que vas después de la vida vaya a ese lugar, pero… ¿va de verdad o va a los recuerdos de lo que ha leído sobre ello…? Desde que dejé de decir cosas como esas muy pocos, pero que muy pocos, se van de motu propio ahí, ¿por qué? Pues no lo sé, pero me hace sospechar que cuando la persona sale de sus condicionamientos, cosa que sucede en los estados expandidos de la mente, sabe donde tiene y donde no tiene que ir. Por otra parte… Hay un guía que está llevando de la mano al protagonista, es el que está destruyendo las creencias que no llevan a parte alguna, quédate con ello porque todavía no he terminado mi fantasioso relato… 😉

      3. Sobre creencias que no llevan a parte alguna: Si una creencia, sea la que sea, no puede explicarse a la última persona del planeta y serle útil no creo que sirva. Quiero decir: Esta mañana estaba escuchando una conferencia de un conocido conferenciante estadounidense, decía que “tienes que aceptar que las cosas son como son, porque no se trata de lo que tú quieras, sino que hay un orden divino para todo…” Bien, esto está muy bien para el público que le escucha, pero no creo que sirva para los que ven como les están cayendo bombas a su familia en la cabeza o se están muriendo de hambre. Hay algo que está profundamente mal en el mundo, si tienes trabajo, tejado y tres comidas al día en estas sociedades más avanzadas (sic), puede que te sean válidas y agradables, como te saque de ahí no te van a servir para nada.

      4. Y para terminar y como he dicho en otros sitios: Es un sinsentido decir y explicar que esto es una Matrix, o que es un holograma en el que estamos presos o que vivimos una realidad virtual, o lo digas como quieras decirlo y que las personas más despiertas se den cuenta que el mundo real es para miles de millones el infierno y luego tengas la pretensión de que una vez que te mueres ya eres libre, ¿estamos locos…? En Terapia de Regresiones observas que no es así, las personas vuelven con sus traumas, con sus apegos, condicionamientos con todo, ¿por qué? Porque cuando sales de aquí no eres libre, sino escogerías dejar muchas de esas cosas atrás por inútiles y dañinas, ¿sabes cuantas personas he visto sufriendo en sus presentes existencias por sentirse culpables por algo que hicieron en una vida pasada, y sobre lo que no tuvieron la menor responsabilidad? Y sino… ¿Para qué vuelves si esto es una Matrix y en vida lo aprendiste tanto que hasta haces conferencias o escribes libros diciéndolo? Pues vuelves porque no eres libre, porque cuando sales de aquí tus condicionamientos y apegos te traen de vuelta… Queda todavía relato, de esto trato también.

      5. Una pequeña sugerencia: En los libros antiguos, desde los Vedas a los Evangelios, pasando por cualquier otro texto llamado sagrado, han ido dejando señales. Estas señales se detectan porque son incongruencias dentro del texto, es como una salida de pata de banco, no tiene sentido en el conjunto y se distinguen porque ese conjunto, además, es la doctrina de la sumisión: Haz lo que yo te digo que un día tendrás tu premio, sé sumiso, humilde, acepta lo que es, etc… O sea, no te muevas contra tus amos y el orden (desorden) que han establecido, y esas incongruencias son como disonancias en un conjunto armonioso. Con esas disonancias hay que quedarse, con lo que no encaja, porque como decía Hermann Hesse: Quien no encaja en el mundo, está siempre cerca de encontrarse a sí mismo.

      Saludos y muchas gracias por tus comentarios 😉

      Reply
  2. Matías

    Interesante.

    Espero a que termines tu relato para intercambiar opiniones.

    un cordial saludo.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Son la Introducción y 7 capítulos, poca cosa, pero de viernes en viernes… 😉

      De todas formas, quise comentar contigo un detalle (ahora no recuerdo cual, lo siento) y te escribí al correo que indicas, pero me lo devolvió.

      Intercambiaremos ;-)… Saludos cordiales.

      Reply
      1. matias52

        Error mío, estaba poniendo mal el dominio. Corregido en este mensaje. Para lo que necesites.

        No son poca cosa… Hay que saber leerlos y tener la mente abierta, algo que no abunda hoy en día.

        Y como te dice aalma en su post, gracias por atreverte.

        Un cordial saludo

        Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *