Seguridad y Control… Barreras para el Conocimiento

La necesidad de Seguridad y Control han sido y son una barrera para el Conocimiento. La sensación de seguridad que da tener las cosas bajo control es algo que todos compartimos, pero algunos saben que no es una sensación real, sino una ficción que creamos precisamente para sentirnos seguros, si hay algo seguro en este mundo es que no hay nada seguro, excepto quizás un par de cosas…

Control y Seguridad - Barreras para el ConocimientoHace años decía, por utilizar una metáfora, que puedes ir los caminos trillados y bien conocidos o puedes coger el machete y empezar a buscar tu propio camino a través de la selva, el problema es que cuando haces esto último no sabes donde vas a terminar, y a veces después de cortar la última rama que estorba tu vista lo único que hay es el vacío frente a ti. Los demás, que han seguido los caminos confortables y con los que te comunicas, apenas con algo similar a un walki-talkie, no pueden entender lo que quieres expresarles que hay ante tus ojos, porque sólo van por los caminos trillados que son seguros y conocidos, pero donde no hay nada de lo que tus ojos han visto.

Carlos Castaneda, en su libro El Lado Activo del Infinito habla de los Predadores que se alimentan de nosotros, de ello quiero destacar lo siguiente: Para mantenernos obedientes y dóciles y débiles, los predadores se involucraron en una maniobra estupenda (estupenda, por supuesto, desde el punto de vista de un estratega). Una maniobra horrible desde el punto de vista de quien la sufre. ¡Nos dieron su mente! ¿Me escuchas? Los predadores nos dieron su mente, que se vuelve nuestra mente. Nuestra mente no es nuestra mente, sino una implantación foránea.

Lo destaco porque creo que cuando alguien quiere salirse del rebaño lo primero que tiene que enfrentar es la mente colectiva que esos predadores han implantado en la humanidad. Así, todo avance importante al final suele hacerse al margen de las creencias formalmente aceptadas, de lo académico, de las escuelas de conocimiento. ¿Por qué digo esto? ¿Recuerdan lo que dijo Albert Pike el gran maestro de los masones del siglo XIX, ese grupo que dice que busca el conocimiento? Pues este hombre decía lo siguiente: Los Grados Azules son sólo la corte exterior o pórtico del Templo. Parte de los símbolos se representan ahí al Iniciado, pero intencionadamente se le confunde con falsas interpretaciones. No se pretende que los entienda; sino que se pretende que crea entenderlos.

Así, el conocimiento formalmente aceptado termina por no pretender dar explicaciones, ni mucho menos soluciones, sólo pretende dar forma al conjunto, darnos forma, adoctrinarnos (sugiero busquen en el diccionario el significado de esta palabra, no es tan inocente como podría parecer a primera vista).

Aunque dentro de lo académico se han hecho avances indudables, nadie puede negarlo y discutir sus aportaciones, es de destacar otros muchos avances clave, de esos que hacen girar totalmente las creencias aceptadas, se han hecho al margen del mismo, a título de ejemplo veamos algunos casos:

Seguridad y Control... Barreras para el Conocimiento y la antigüedad real de la EsfingeJohn Anthony West,  escritor y egiptólogo independiente, junto con Robert Schoch, geólogo y profesor asociado de Ciencia y Matemáticas hace más de veinte años tiraron por tierra la teoría oficial de que la Esfinge había sido erigida por Kefrén y era su retrato, y mostraron al mundo que tenía por lo menos cinco mil años más de los atribuido hasta entonces. ¿qué les recriminaban…? Que ellos no podían saber eso porque no eran historiadores, que al no serlo no podían hablar de historia… ¡Bravo! Claro, porque tomarles en serio supondría tener que revisar todos los libros de historia y, desde luego, eso sí que pondría en peligro la mente foránea y el control de los que nos pastorean.

David Icke, hace ya más de veinte años fue ridiculizado con sus teorías de los reptiles y de un grupo que dominaba el mundo, los pedófilos del poder y tantas cosas más… ¿Quién era entonces David Icke? Un ex-futbolista y un reportero deportivo, ¿qué podía saber alguien así de esas cuestiones…? Especialmente, cuando todo el mundo era feliz creyéndose vivir la demostración de la evolución de Darwin, que les había entregado la sociedad del bienestar. Hoy ya nadie se ríe de él, más bien temen que el resto de lo que dice se haga realidad.

A menudo oigo, en ese terreno que me ha atraído con fuerza que es el de la Terapia de Regresiones, que sólo deberían trabajarlo los psiquiatras o psicólogos, y esto me recuerda el magnífico trabajo de Netherthon, Cabouli y otros… El que Brian Weiss fuera psiquiatra es una rara excepción, al fin y al cabo lo que le llevó a escribir el libro que le hizo famoso, Muchas Vidas, Muchos Maestros, sólo fue el resultado de un imponderable: No poder hacer lo normal para un psiquiatra, que es administrar drogas para eliminar los síntomas… Y de un accidente −como el mismo reconoce− al dar las instrucciones en hipnosis…

Seguridad y Control... Barreras para el Conocimiento - Abducción AlienPor otra parte, también pienso en Corrado Malanga, no es que esté de acuerdo en el total de sus conclusiones, pero eso no importa (lo que yo opine de algo que sólo conozco por lecturas no tiene más valor que el de una opinión, o sea poco), lo que importa es que ha logrado lo que dichos profesionales ni se habían planteado hacer: Ayudar de verdad a las víctimas de abducciones alienígenas. Es muy interesante su explicación sobre la inutilidad (que yo no quiero generalizar porque sé que hay excepciones) de los psiquiatras y psicólogos para abordar problemas que no están documentados, que no han sido estudiados y reconocidos por sus académicas cabezas en los libros que existen en las bibliotecas oficiales (ver en este enlace el capítulo Abduction: Paraesquizofrenia Psicopatológica de un Fenómeno Real en el documento Alien Cicatrix).

Que decir de otros descubrimientos… Desde el de Troya por parte de Heinrich Schliemann, que para los académicos sólo era una leyenda, hasta tantos y tantos otros, seguro que a alguno de vosotros se os ocurren muchos más.

Esta claro, por otra parte, que no le pedirías a alguien no hubiese estudiado para ello que diseñara un puente, o que hiciera una operación quirúrgica, pero estas son cuestiones ya muy precisas, muy claras, no hablamos de ampliar el conocimiento, de explorar nuevas fronteras del saber humano o de lo que creemos saber, para lo cual muchas veces sólo hace falta interés, dedicación y una mente abierta… ¿Por qué este empeño entonces en prohibir o desacreditar a personas que no son de una determinada profesión si al final es posible que, como los que he señalado y muchos más, puedan hacer importantes aportaciones…? La respuesta es simple: Seguridad y Control. O mejor dicho: Temor a perder el control y esa falsa seguridad de la que se han rodeado, temor a perder el control de ese bonito y pequeño mundo tan confortable, en el que dicen que lo tienen todo muy claro.

Porque seamos realistas, en el mundo de lo académico todo está muy claro, puede gustarnos o no pero nos da un marco de confianza y seguridad, hace que el mundo parezca seguro… Que resulta que la Esfinge tiene quizás 10.000 años de antigüedad o más, este no es un hecho de interés para la mayoría, es un fastidio, hay que empezar a pensar… Que tengamos que aceptar que nuestros políticos quizás estén al servicio de unas entidades extrañas, y esto explicaría lo atroz que resulta la historia de la humanidad, también es un fastidio, ahora hay que revisar todas nuestras creencias… Que unos terapeutas al margen de lo académico ahora descubran que las cosas no son como nos las quieren contar los psicólogos, que por ejemplo no se trata de odio al padre, sino de un drama que pasó realmente en un pasado perdido con una figura de autoridad, que además hay otra solución a la de los psiquiatras que administrar sedativos o Prozac, y que estos terapeutas señalen, además, que quizás hasta lo que nos cuentan las religiones, o las filosofías espirituales, también son falsedades no es tomado como un avance, sino como un fastidio…

Y es un fastidio porque saca a la gente de su zona de confort, de su falsa sensación de control que con tanto esfuerzo han construido a su alrededor, incluso del prestigio y de los seguidores que algunos han encontrado contando lo que los demás querían escuchar, aunque no sea para nada la verdad.

Prueba de ello es que, cuando muchas personas llegan a un determinado límite, con el fin de preservar y defender sus creencias, no les importa entonces hacer justo lo contrario: Dan por buenas las opiniones de personas que apoyen sus creencias, aunque estén fuera del ámbito profesional de quién debería ocuparse de esa materia. Pero eso sí, siempre y cuando para respaldar lo que dicen puedan aportar el título de doctor o algo rimbombante en algo, aunque no tenga para nada que ver con la materia tratada.

Un ejemplo de ello son las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte), donde lo recopilado por médicos o doctores se toma por la realidad de lo que acontece en la muerte, ¡cuidado! No le quito un ápice de valor a la valentía de las personas que hayan hecho dichas recopilaciones, ni digo que ellos digan que así son las cosas tras la muerte −suelen tener más sentido común−, pero en general se están tomando ciertas cuestiones como creo que no son, y esperando algo que no tiene por qué así, porque una realidad clave que se obvia es que las personas que relatan esas experiencias nunca murieron…

Hasta donde he visto, nada de lo que cuentan las personas que hacen regresiones y hablan de la muerte que les aconteció, sin inducción, se parece a lo que sucede en las ECM. Leí en su momento, hace ya casi treinta años, los libros de Raymond Moody (los nuevos no dicen nada muy diferente), y por casi veinte años para mí fueron la verdad, hasta que empecé a trabajar con regresiones y descubrí que nadie te cuenta una muerte del pasado de esa forma, a menos que −repito− les lleves por inducción a ello (siento no considerar como válidas las opiniones de quienes hacen autoregresión, porque al final puede ser una autoinducción basada en las propias creencias, ni tampoco las de aquellos que dicen que se ha aparecido no sé qué entidad luminosa que les ha contado que así son las cosas, ver para ello lo que explico en ¿Existe El Plan de tu Alma? Parte 2: Observación de Vida y Videntes).

Seguridad y Control... Barreras para el Conocimiento - ECM Experiencias Cercanas a la MuerteParece que pocos se cuestionan qué pueden tener que ver en esos momentos los efectos de los fármacos que todas esas personas tienen en su organismo, porque quizás no sean más que experiencias similares a las que han buscado los seres humanos durante miles de años, para expandir la consciencia, a través de drogas naturales, quizás… A lo mejor estoy equivocado, ¿pero por qué no cuestionarlo? Eso no quitaría validez a la experiencia, sólo que la situaría en otro contexto tal vez más correcto porque, ¿realmente sabemos a qué obedecen y qué son esos espacios…? Quizás su apariencia no sea lo que es, y aunque no estoy de acuerdo con todo lo que dice Simon Parkes, como ya he dicho en otro sitio, me parece muy de tener en cuenta lo que dice a partir del minuto 9.30 de este vídeo, aunque a mí no me sorprendió cuando le escuché, si me sorprendió que alguien lo dijera dado lo manipulados que estamos (también hablo de ello en Una Regresión Visitando el Espacio entre Vidas).

En todo caso, en las ECM, como su propio nombre indica, no están relatando lo que es la muerte porque ninguno de los que lo relatan esa experiencia estuvieron nunca muertos, excepto desde el punto de vista médico, pero como esas historias las recopila un doctor eso ya justifica darle a la experiencia un aura de certeza, de que las cosas son así de bonitas y dudarlo es sacrilegio, pero hasta donde he observado no todo es tan bonito, porque a pesar de que según parece todos los que la han pasado dicen que les ha cambiado la vida, no todo el mundo recuerda esa experiencia de una forma tan amable y luminosa, al contrario, pero de esos no se habla ni investiga apenas. Y no estoy hablando de las visiones del infierno, estoy hablando del terror de alguna persona a volver a realizar la revisión de su existencia, por lo dura que fue esa experiencia… A estas personas las ECM no les ha dado una más amplia visión de la existencia, al contrario, pero quizás sea una visión más real… Quién sabe…

Esto, como otras cosas, puede ser importante, porque quién nos dice que lo aparente sea lo real… Lo he expuesto incluso en algún foro de quién dice es un buscador de la verdad, pero cuando dices algo que tropieza con sus creencias no aprueba el comentario… No está preparado para el salto al vacío que supone la búsqueda del conocimiento, para perder la seguridad y el control de lo que ha decido creer para sentirse confortado.

Otro ejemplo de esto es algo que me pasó hace un tiempo: Me escribió una persona para decir que mi visión del Karma era errónea, que me contradecía (eso sin haber leído mi libro, sólo la parte que se puede bajar en PDF y sin explicarme por qué), y para ello además de sus explicaciones me adjuntaba un documento, destacando muy mucho que era un prestigioso doctor el que lo había escrito… No dudo de que dicho doctor sea un genio en la rama de la ciencia que domina, pero lo que refleja ese documento no es ni más ni menos que leí hace muchos, muchos años sobre este asunto. Ha realizado una buena recopilación de diferentes fuentes y repite lo que otros llevan diciendo miles de años, pero no aportaba nada nuevo. Si todavía hubiese enviado un libro de Osho sobre la materia… Pero de un doctor en una rama de la ciencia… ¿Por qué y para qué si en eso está tan en pañales como lo estamos los demás…? Porque eso da sensación de seguridad y de control, nos conforta… Y es que las personas en general prefieren una mentira consoladora a una verdad amarga.

En este sentido me ha llamado la atención, en la Terapia de Regresiones, que hay quien no hace este trabajo pero hace afirmaciones como si lo conociera, y quiero destacar que comprendo que no lo quiera conocer, porque es duro, y su inconsciente que lo sabe se protege con cualquier excusa para permanecer en su zona de confort. Respeto a aquellos que no les interese el asunto, que pasen, pero si quieres hacer afirmaciones con una mínima validez sobre algo, por lo menos debes conocerlo, no sólo haber leído sobre ello.

Seguridad y Control... Barreras para el ConocimientoPor otra parte, en Terapia de Regresiones, también he llegado a comprender, observando lo que sucedía en la camilla, por qué a la gente generalmente no le gusta estudiar historia… Porque el estudio de la historia, no de las fechas de los acontecimientos, nos pone frente a la realidad del mundo por el cual hemos transitado a lo largo de vidas. Si te olvidas de la gloria de lo vencedores, y miras el coste de sus victorias, sabrás que este no es ni ha sido nunca un mundo amable, muy al contrario… Por mucho que con nuestros condicionamientos nos apeguemos a él, por mucho que ahora miremos para otro lado y nos creamos que Darwin tenía razón y todo es evolución, siendo la prueba irrefutable de ello y de su magia esta sociedad del bienestar, sin querer darnos cuenta que es un islote en medio de un océano cenagoso donde todo es absolutamente lo contrario… Y se vive en esa falacia porque somos muy egomaníacos al evaluar lo que es el mundo, ¿tal vez por necesidad de seguridad y control?

Porque si miras la historia de la humanidad hay muy breves y escasos momentos de paz, de felicidad… Nadie puede recordar más vidas de felicidad que de dolor, es imposible (además de que no organizaron como lo han hecho este mundo para que así sea) y es algo que me ha costado y cuesta mucho tragar a la hora de hacer Terapia de Regresiones… Lo malo es que si estudias historia no puedes seguir creyendo que este es un mundo seguro y amable donde la evolución viene dada por añadidura, y por eso la gente no estudia historia, porque así puede seguir soñando su verdad y no reconocer la verdad… Por desgracia, como decía Ortega y Gasset, El hombre (la mujer por extensión) o es historia o no es nada.

Ignorar estas cosas es hacer lo que con tan buenas palabras expresó ese Premio Nobel en su libro La Rebelión de las Masas:

Observad a los que os rodean y veréis cómo avanzan perdidos por su vida; van como sonámbulos dentro de su buena o mala suerte, sin tener la más ligera sospecha de lo que les pasa. Los oiréis hablar en fórmulas taxativas sobre sí mismos y sobre su Contorno, lo cual indicaría que poseen ideas sobre todo ello. Pero si analizáis someramente esas ideas, notaréis que no reflejan mucho ni poco la realidad a que parecen referirse, y si ahondáis más en el análisis, hallaréis que ni siquiera pretenden ajustarse a tal realidad. Todo lo contrario: el individuo trata con ellas de interceptar su propia visión de lo real, de su vida misma. Porque la vida es por lo pronto un caos donde uno está perdido. El hombre lo sospecha; pero le aterra encontrarse cara a cara con esa terrible realidad y procura ocultarla con un telón fantasmagórico, donde todo está muy claro. Le trae sin cuidado que sus «ideas» no sean verdaderas; las emplea como trincheras para defenderse de su vida, como aspavientos para ahuyentar la realidad.

La verdad está fuera de la trinchera, a veces para encontrarla hay que dejar de lado la Seguridad y el Control, o mejor dicho, la falsa seguridad y el falso control que erigimos a nuestro alrededor y evitar lo único que ha hecho avanzar al ser humano a lo largo de la historia: La Duda.

________________

PD.: Dado que voy a ausentarme por un par de semanas, quizás no pueda responder si me escribes para comentar algo, pero quiero dejar para ti, el que ha llegado hasta el final de este larguísimo artículo una puntualización muy positiva:

No necesitas hacer tediosos años de estudios en ninguna universidad para quizás descubrir algo que haga cambiar nuestros paradigmas, quizás no tengas una ingeniería pero cacharreando y probando descubras algo parecido o mejor al ladrón de julios, quizás no hayas estudiado químicas, pero tal como he conocido puede que descubras un biocida verde, quizás no seas un titulado en nada concreto, o sí, pero tu inquietud, dedicación y trabajo puedan llevarte más allá de donde quieren que llegues… Confía en ti, en tu instinto y desprecia a aquellos que te digan que no puedes porque no estás entre las filas de los adoctrinados, mira los ejemplo de personas que al margen de lo establecido han roto las creencias establecidas, son muchos, tú puedes ser uno de ellos, tenlo por seguro, como puedes tener por seguro que si vas por los caminos trillados sólo verás lo que otros quieren que veas…

Suerte en el viaje…

5 thoughts on “Seguridad y Control… Barreras para el Conocimiento

  1. Matías

    Magníficas reflexiones que comparto totalmente.

    Lo único cierto es que no sabemos nada con certeza. Me da miedo la gente que va por la vida con las cosas tan claras, que no admiten replica.

    saludos.

    Reply
  2. Arya

    En líneas generales, me ha gustado el artículo. Es curioso porque en los últimos días estoy leyendo muchas cosas en esta línea, y recientemente tuve que incluir una reflexión de Krishnamurti en mi blog en relación a la actitud de muchas personas en cuanto a su creencia en el karma, que está muy en consonancia con lo que comentas aquí:

    “Ahora bien, la sociedad está tratando siempre de controlar, de formar, de moldear el pensar de los jóvenes. Desde el momento en que nacen y comienzan a recibir impresiones, el padre y la madre de ustedes les están diciendo constantemente lo que deben y no deben hacer, lo que deben y no deben creer; les dicen que hay un Dios, o que no hay un Dios sino un Estado y que cierto dictador es el profeta del mismo. Desde la infancia vierten estas cosas dentro de ustedes, lo cual implica que sus mentes —que son muy jóvenes, impresionables, inquisitivas, que tienen curiosidad de conocer, deseo de descubrir— se vean gradualmente encajonadas, condicionadas, moldeadas para que ustedes se ajusten a una sociedad particular y no sean revolucionarios. Puesto que el pensar conforme a un patrón ya ha sido establecido en ustedes, cuando alguna vez se “repelan” lo hacen dentro del patrón. Como los prisioneros que se rebelan para tener mejor comida, mayores comodidades —pero siempre dentro de la prisión. Cuando buscan a Dios, o tratan de averiguar qué gobierno es el apropiado, lo hacen siempre dentro del patrón de la sociedad, que dice: “Esto es verdadero y aquello es falso, esto es bueno y aquello es malo, éste es el líder justo y éstos son los santos”. Por consiguiente, la rebelión de ustedes —como la así llamada “revolución” que llevan a cabo personas ambiciosas o muy hábiles— está siempre limitada por el pasado. Eso no es rebelión, eso no es revolución; es meramente una actividad más intensa, una lucha más valerosa dentro del patrón. La verdadera rebelión, la verdadera revolución, consiste en romper con el patrón e investigar fuera de él.

    Vean, todos los reformadores —no importa quiénes sean— se interesan tan sólo en mejorar las condiciones dentro de la prisión. Jamás nos dicen que no nos amoldemos, jamás dicen: “Ábranse paso por los muros de la tradición y la autoridad, quítense de encima el condicionamiento que sujeta a la mente”. Y ésa es la verdadera educación; no solamente exigirles que aprueben sus exámenes para los cuales se han llenado la cabeza, o que formulen por escrito lo que han aprendido de memoria; la educación es para ayudarles a que vean los muros de esta prisión en que se halla recluida la mente. La sociedad influye sobre todos nosotros, moldea constantemente nuestro pensar, y esta presión que la sociedad ejerce desde lo externo, gradualmente se traduce como lo interno mientras no nos abrimos paso por este condicionamiento. Ustedes tienen que saber lo que piensan, y si están pensando como hindúes, o musulmanes, o cristianos; o sea, si piensan en los términos de la religión a que puedan pertenecer, deben estar conscientes de lo que creen o no creen. Todo esto es el patrón de la sociedad y, a menos que se den cuenta del patrón y rompan con él, siguen siendo prisioneros aunque puedan pensar que son libres.

    Pero ya ven, casi todos nosotros nos interesamos en rebelarnos dentro de la prisión; queremos comer mejor, queremos un poco más de luz, una ventana más grande para poder ver un poco más de cielo. Nos preocupa si el paria debe o no debe entrar en el templo; queremos terminar con esta casta particular, y en el acto mismo de terminar con una, creamos otra, una casta “superior”; por lo que seguimos siendo prisioneros, y dentro de la prisión no hay libertad. La libertad se encuentra fuera de los muros, fuera del patrón de la sociedad; pero a fin de librarnos de ese patrón, tenemos que comprender todo lo que contiene, lo cual implica comprender nuestra propia mente. Esa es la mente que ha dado origen a la actual civilización, a esta cultura o sociedad atada a la tradición. Y, sin comprender nuestra propia mente, tiene muy poco sentido rebelarse como comunista, socialista, esto o aquello. Por eso es muy importante el conocimiento propio, el darnos cuenta de todas nuestras actividades, de nuestros pensamientos y sentimientos —y esto es educación, ¿verdad? Porque cuando somos plenamente conscientes de nosotros mismos, nuestra mente se vuelve muy sensible, muy alerta.

    Intenten esto —no algún día en el lejano futuro, sino mañana o esta tarde. Si en la habitación hay demasiadas personas, o si la casa en que viven está atestada, entonces salgan afuera solos, siéntense bajo un árbol o a la orilla del río, y observen con tranquilidad cómo trabaja la propia mente. No la corrijan, no digan: “Esto está bien, aquello está mal”; sólo obsérvenla, como lo harían con una película. Cuando van al cine no toman parte en la película; los que la interpretan son los actores y las actrices, pero ustedes sólo la están observando. Del mismo modo, observen cómo está trabajando la propia mente. Es en verdad muy interesante, mucho más interesante que cualquier película, porque nuestra mente es el residuo de todo el mundo y contiene todo lo que han experimentado los seres humanos. ¿Comprenden? Nuestra mente es la humanidad, y cuando perciban esto, tendrán una compasión inmensa. Cuando esto se comprende, a causa de esta comprensión adviene un gran amor; y entonces, con ese amor, sabrán qué es la belleza.”

    http://soyreencarnacionista.blogspot.com.es/2014/09/sobre-karma-prisiones-y-otras-historias.html

    No sé si con lo de buscador de la verdad te referías a mí o no. Si así fuera, creo que me conoces demasiado poco como para hablar así de mí. Y también detecto que por tu parte también hay cierta resistencia al cambio. Hablas de lo que sabes (o crees saber, como todos nosotros), eso es cierto. Pero dudo que conozcas las experiencias de otras muchas otras personas que hacen autohipnosis y meditan para recordar sus vidas pasadas, la mayoría de las cuales he conocido en foros de habla inglesa, donde la reencarnación lleva muchos más años “medianamente” aceptada, no como aquí, que andamos en la Prehistoria y sumidos en la confusión. Creo que ya lo dije, pero hipnoterapeutas como Mary Elizabeth Raines dicen que no hay ninguna diferencia entre hipnosis regresiva y autohipnosis, excepto la presencia del guía.

    En todo caso, sí que soy una de esas personas que siempre aconsejan que los que hacen terapia regresiva sean psiquiatras y psicólogos, a pesar de que yo también siento un gran rechazo hacia ellos (sabrías este detalle si hubiésemos hablado un poco más). Y no solo hablo de Brian Weiss. También Michael Newton tenía cierta preparación, y también hay psiquiatras españoles como Horacio Ruiz que se dedican a ello con la seriedad debida. No son una anécdota. Creo que para tratar con traumas psicológicos, vengan o no de vidas pasadas, es necesaria una mínima formación, sobre todo porque pueden surgir temas no relacionados con vidas pasadas difíciles de identificar para alguien profano en la materia. El que prefiera acudir a Rappel o a una feria esotérica para hacerse “terapia regresiva”, allá ellos (que no digo que sea tu caso). Y a pesar de todo ello, siempre insistiré que en realidad no necesitamos a nadie para “sanar”, a no ser que hablemos de un trauma realmente grave, que no son frecuentes.

    En lo de las ECM’s creo que te equivocas. Hay muchas ECM’s que se dan sin ningún tipo de fármaco. Y hay muchísimos casos de regresiones al periodo entre vidas en los que sí coinciden a grandes rasgos con los testimonios de ECM’s, en sus primeras etapas… puesto que muchas veces se confunde la ECM con experiencias extracorpóreas, donde todo es mucho más confuso que en fases más tardías del periodo entre vidas.

    Por otra parte, sí que estoy de acuerdo en que la gente en general se vislumbra con los títulos y dan demasiada credibilidad a alguien que dice ser doctor, solo porque es doctor. Personalmente me son mucho más útiles las experiencias personales de gente normal y corriente, de ellos he aprendido mucho más que de los libros. Y a partir de ellos y mis propias experiencias, he ido construyendo mis propias teorías, que son solo eso, teorías. Todos tenemos que ser conscientes de que en el fondo no sabemos nada. Por ello siempre aconsejo dudar. Duda siempre, VERIFICA tus supuestos recuerdos si puedes (me parece muy bonito lo de sanar, pero hay mucho más que eso en las vidas pasadas), no des nada por supuesto, y duda incluso de tus propias teorías.

    Un saludo.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Dado la longitud de tu comentario no puedo responder a cada punto sin crear yo mismo un artículo, pero no quiero dejar el diálogo inconcluso y comentarte que en ningún caso encontrarás en lo que he escrito afirmaciones sobre tu carácter o perfil psicológico, la razón es simple: no te conozco. Puedo debatir argumentos, ideas pero no hago eso ni siquiera con quien conozco, excepto sí me lo pide y en privado, regla básica de respeto, así como no dar consejos a quién no los pidió, ¿sabes qué tipo de ego tiene una persona que hace eso…? Así que me resulta llamativo que alguien que no me conoce use esas herramientas conmigo, ¿resistencia al cambio…? Si te he dado la impresión de hacerlo contigo -que no lo creo- fue un error, así que disculpa porque me abstengo de actuar así y darte consejos, porque sería juzgar no tus ideas sino a ti, tus conocimientos y capacidad… Me estaría arrogando el derecho a ser el detentor de la verdad, lo cual para mi está fuera de lugar, no me permito siquiera analizar nada de lo que diga nadie con premisas como esas, me cerraría al cambio 😉 y caería en cosas poco recomendables.

      Sobre lo que digan otros respeto cada idea porque no me preocupa lo más mínimo, ante todo es su derecho pero eso no les confiere el tener más o menos razón que yo, porque yo también decía hace años cosas sobre los guías, ahora huyo de ellos, y también observaba que muchos me contaban cosas parecidas a las ECM hasta que dejé de decir en las sesiones cosas como: Y ahora que has dejado esa existencia vas a ir a ese sitio de paz y luz que tu recuerdas… Eso o cosas parecidas, ¿recuerdas? ¿De qué y de donde…? Es sorprendente que cuando dejas de decir cosas así la cantidad de personas ya no hablan de esa experiencia. Si le dices a alguien ese tipo de cosas nunca vas a saber si recuerda de una vida pasada o de sus lecturas… Nunca porque le estás induciendo y, aunque te parezca mentira, todo el mundo tiene demasiado buen concepto de sí mismo o necesidad de certezas como para aceptar que no va a esos sitios tan… ¿Deseados?

      He trabajado mucho evitando los iluminados y sus teorías, pero una de las razones por las que creo en ciertas cosas no es porque me hayan llegado como un consuelo, o una reafirmación para mi ego y mis creencias (tan similares en otro tiempos a las que comentas), sino al contrario, porque hicieron pedazos todo ello…

      Un detalle, he leído tu artículo del enlace, muy elaborado e interesante, sólo discrepo en una cosa: No sé quien es la persona del las teorías del Karma, pero lo que dices de afirmando cosas tan interesantes pero completamente ausentes de base como que lo que deseamos en el momento de nuestra muerte determina lo que vamos a experimentar en nuestra próxima vida… Lamentablemente no están ausentes de base, de hecho toda la Terapia de Regresiones se basa en eso, en las órdenes, programas y comandos que nos dimos en el momento de muerte en vidas pasadas, sin eso no es Terapia, sino sólo turismo de vidas pasadas sin otro fin que autoafirmación, consuelo y cosas parecidas para encontrar lo que en la propia vida no puede encontrarse.

      Como ya indiqué, hasta el Bahagavad Gita lo dice… Pero no llegué a esa idea por este libro, sino por la práctica de esa técnica y otras cuestiones que explico un poco cuando hablo sobre mi libro Vuelo a la libertad o el sinsentido del Karma. Lamentablemente tiene base, demasiada base, aunque el resto que diga esa persona tal vez no sea correcto, que no lo sé, este asunto es demasiado real y te juro que me gustaría que no lo fuera, preferiría mil veces poder seguir creyendo en cosas como El Plan de tu Alma y otras consoladoras teorías pero ya no puedo, quizás lo de la mente foránea de Castaneda no sea cierto, pero lo que dice de que cuando te libras de esa mente es el momento más duro de tu vida es cierto. No tengo la vanidosa pretensión de haberme librado de esa mente, pero si de alguna de sus ideas implantadas más queridas por nosotros, y cuando eso sucedió -hace unos años- fue muy duro, fue una noche muy oscura que duró mucho, mucho tiempo, el tiempo necesario para comprenderlo, asumirlo y entonces tragarlo para no resistirme al cambio que suponía, te aseguro que sí sé lo que eso significa en toda su extensión, pero quizás la cuestión es que en mi caso me importa un comino convencer a nadie de lo que creo, porque ya no necesito reafirmar mis creencias.

      Saludos y gracias

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *