Monthly Archives: Septiembre 2014

Meditación: Esa “cosa” extraña, incontrolable y tan especial

La Meditación, la de verdad, creo que es algo que sucede un día quizás después de muchos intentos o prácticas, pero sin saber muy bien como, porque no es algo que puedas lograr como dándole a un interruptor, por eso la llamo esa extraña e incontrolable, y es especial porque lo que te ofrece es algo que no puede definirse, pero quién ha llegado a llegado a conocerla sabe a qué me refiero.

Meditación: Esa "cosa" extraña, incontrolable y tan especial - www.vueloalalibertad.comEscribo esto desde mi destino de vacaciones, aunque lo publique cuando vuelva, y lo hago desde un sitio que podría considerarse un paraíso en la Tierra. Describir la belleza que me rodea es superfluo teniendo imágenes para describirlo, ya que como sabemos una imagen vale más que mil palabras. Pero lo que no puede describirse es la paz de este lugar.

Hay algunas voces lejanas y una música suave, pero en un entorno de unos diez metros puedo sentir y vivir un silencio espeso, denso, y dejarlo penetrar en mi interior. Y en ese silencio, donde no hay un solo pensamiento, descanso y me precipito más y más sin control en el Silencio, hasta llegar a observar el vacío de mi interior, y ahí esperar a perder la consciencia de esa observación para llegar a ese extraño lugar donde duermes sin estar dormido, oyes sin escuchar, percibes sin sentir y todo es paz. Continue reading

Seguridad y Control… Barreras para el Conocimiento

La necesidad de Seguridad y Control han sido y son una barrera para el Conocimiento. La sensación de seguridad que da tener las cosas bajo control es algo que todos compartimos, pero algunos saben que no es una sensación real, sino una ficción que creamos precisamente para sentirnos seguros, si hay algo seguro en este mundo es que no hay nada seguro, excepto quizás un par de cosas…

Control y Seguridad - Barreras para el ConocimientoHace años decía, por utilizar una metáfora, que puedes ir los caminos trillados y bien conocidos o puedes coger el machete y empezar a buscar tu propio camino a través de la selva, el problema es que cuando haces esto último no sabes donde vas a terminar, y a veces después de cortar la última rama que estorba tu vista lo único que hay es el vacío frente a ti. Los demás, que han seguido los caminos confortables y con los que te comunicas, apenas con algo similar a un walki-talkie, no pueden entender lo que quieres expresarles que hay ante tus ojos, porque sólo van por los caminos trillados que son seguros y conocidos, pero donde no hay nada de lo que tus ojos han visto. Continue reading