Vidas Pasadas y Sus Resultados en el Presente (19)

UNA REGRESIÓN AL VIENTRE MATERNO

¿Es posible que en nuestro presente, en nuestra vida actual, nos afecten las vidas pasadas que hemos experimentado y ello incida en cómo experimentamos nuestra vida y sus resultados? ¿Y lo que nos pasó en el vientre materno, puede ser importante también? De ser así, ¿cómo y por qué? Con la Terapia de Regresiones estas preguntas se pueden responder.

Caso anterior

Nota previa

En el Karma tradicional se dice que los actos negativos de las personas les son devueltos de diversas formas, una de ellas puede ser la enfermedad. Esta es una de las razones por las que no creo en ese Karma, porque por lo que he observado en la Terapia de Regresiones, en los asuntos de la vida la causa-efecto no está relacionado con lo malo o lo bueno que hacemos, que sería lo deseable, sino con lo que nosotros Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma programaciones mentalesinterpretamos han sido nuestros actos. Esa interpretación es la causa, y el efecto lo que de ello se deriva, como expuse en el caso número 18 y otros, pero a veces ni eso, a veces somos víctimas sólo del efecto de la interpretación de las palabras de otros, ni siquiera de algo que hayamos hecho.

Nuestra realidad es fruto de programaciones que nacen en nuestra mente de la interpretación de los acontecimientos por los que transitamos, al igual que de los traumas que hemos sufrido en el pasado, en esta como en otras existencias, no hay en ello pago o recompensa alguna, sólo el poder de nuestra mente que sometida a condicionamientos, tanto voluntarios como involuntarios, van creando las circunstancias y condiciones esa realidad.

El trabajo de un Terapeuta de Regresiones, cuando es tal y no es facilitar un simple turismo de vidas pasadas, es ante todo un trabajo de desprogramación.

Caso ejemplo número 19

Lo primero que me llama la atención de la persona que llamaremos X19 es su historial médico, tiene una larga lista de enfermedades que han requerido intervenciones quirúrgicas, eso es bastante llamativo, y como sabemos puede ser señal de que algo a nivel de la psique puede estar interviniendo en su causa. Tiene cicatrices muy visibles en el cuello.

Lo segundo es que sin preguntar, cuando hablábamos de sus enfermedades, salen en la conversación inicial sus padres, y dice algo que me alerta: Mis padres me quisieron, bueno, me quisieron como ellos pudieron… No dije nada, la dejé hablar porque noté que ya habíamos entrado en regresión sin haber hecho nada apenas, el origen de su mal llamaba con fuerza para encontrar su solución.

Proceso

Apenas es necesaria una pequeña relajación, la asocio con los sentimientos expresados en relación con sus diferentes operaciones quirúrgicas y empieza a explicarme donde ha ido su consciencia o su alma:

Estoy en un lugar oscuro.

Dime que sientes.

Me siento bien, es un lugar cálido y me siento bien.

¿Qué lugar es ese?

Tras algunas dudas sigue:

Estoy en el vientre de mi madre.

 ¿Hay algo importante que esté pasando ahí? Si hay algo importante que debas de conocer vete a ese momento.

No lo sé, pero me siento muy mal, me ahogo, algo va mal… MI madre sabe que estoy ahí, pero no sabe cómo decírselo a mi padre, tiene miedo, pero tiene que decírselo

− ¿Por qué tiene miedo?

No lo sé, sólo sé que tiene miedo.

¿Se lo cuenta?

Sí, y están discutiendo, me siento muy mal, siento mucho dolor en la garganta y en el pecho.

− Sal de ahí y observa desde fuera lo que está pasando, dime que está pasando.

− Están en la cocina… Mi madre está sentada en una silla y está llorando, mi padre está gritando, le dice que si no podía haber tenido más cuidado y ella le grita lo mismo a él… Dice que no pueden tener un hijo ahora, que no es posible… Gritan mucho y mi madre está llorando…

− ¿Cómo te sientes cuando les ves discutir y gritar entre ellos?

− Siento que están discutiendo por mi culpa, yo tengo la culpa de que mi madre esté llorando y que le esté gritando mi padre, y de que ella le esté gritando, yo tengo la culpa de todo…

− ¿Por qué tienes tú la culpa?

Porque si no yo no estuviera ahí ellos no estarían discutiendo, no estarían sufriendo.

La cuestión para mi en ese momento parece bastante clara, pero no comprendo cómo ese sentimiento de culpa puede ser tan poderoso como para haber generado tantos problemas, sin embargo debo eliminar ese problema y ya veremos que puede venir detrás. Así que razono con ella para que observe la situación desde otro punto de vista.

− ¿Por qué crees que tus padres están discutiendo?

Porque no me quieren, no quieren tenerme.

Para darle más objetividad le hago salir emocionalmente de la escena y observarla desde fuera:

− Mira más despacio, intenta comprender qué siente tu padre.

Tiene miedo.

− ¿Por qué tiene miedo?

− Porque no sabe que va a hacer para alimentarme, lo están pasando mal, no tiene dinero y tiene miedo… Como mi madre, tampoco sabe qué va a hacer… Están sufriendo porque tienen miedo, no saben qué va a pasar… No saben qué hacer.

Le ayudo a profundizar en el análisis de la situación de sus padres, su juventud y los problemas que tienen, se da cuenta de la austeridad de la cocina, de que todo es escaso, de que no hay nada contra ella, que todos esos gritos y esa discusión no es por ella, sino por el miedo que tienen a no poder hacer frente a la situación que su presencia les plantea, pero que la culpa no es suya.

Le ayudo a profundizar en esa comprensión y que le dé un color, el primero que le llegue y que envuelva a sus padres con ese color y vea como se calman, que con el color de la comprensión les dé paz y seguridad, que haga que se desvanezca su miedo y luego que vuelva al vientre de su madre envuelta también con ese mismo color.

− ¿Cómo te sientes ahora?

Vuelo a la libertad o el sinsentido del KarmaTriste, pero en paz, me siento en paz.

− ¿Por qué estas triste?

Porque siento pena por mis padres, siento que mi presencia les haya causado tantos problemas y tanta lucha como les causó.

− Pero ya están bien, has visto que han dejado de discutir y están en paz.

No pienso en eso, pienso en lo mucho que lucharon para mi, para sacarme adelante, siento pena por lo mucho que han hecho por mi y lo poco que me di cuenta mientras estaban aquí.

De ahí le llevo a un ejercicio de gratitud para que desaparezca esa tristeza y equilibrar la energía, después de lo cual todo parece quedar en paz y en orden.

Resultado

Las siguientes veces que vi a X19 observé una mayor calma, su fisiología de tipo nervioso la llevaba a hablar muy deprisa normalmente y moverse mucho, pero parecía más tranquila, hablaba más despacio y menos apresuradamente, transmitía una emoción de menor agobio, después perdí el contacto con esta persona y no sé cómo siguió evolucionando, aunque debo destacar lo primero que dijo nada más terminar la regresión y que puede explicar bastantes cosas:

Estaba sentada frente a mí, con los hombros caídos como si llevara sobre ellos un peso enorme, con la mirada perdida en un punto indefinido y dijo como hablando sólo para si misma:

Luego mis padres me querían…

El sentimiento de sus palabras era de una profunda comprensión, como si de pronto algo se hubiese iluminado en su interior… Toda una vida sufriendo porque siempre creyó que sus padres no la quisieron, y toda una vida sintiéndose culpable y sufriendo por algo de lo que no era para nada culpable.

Conclusiones

Los devotos del Karma tradicional seguramente podrán decir que esto el pago de un asunto pasado, quizás pudiéramos profundizar y efectivamente entre estas personas hubo una relación anterior y debía de pagar algo que hizo mal en una vida anterior, o no, porque si este fuera un solo caso de como nos afectan las interpretaciones que hacemos de lo que nos sucede podría considerarlo, pero no es la excepción, sino la norma. Por mi parte sólo observo un ser que todavía no había nacido, en un momento de enorme dependencia y debilidad, recibiendo el impacto de una programación negativa, y todo ello debido a cómo interpretó lo que pasaba en el exterior.

Este tipo de interpretaciones erróneas de lo que nos sucede es lo habitual, lo observamos en el caso anterior y en otros, porque nuestro juicio sobre lo que nos sucede carece de la información suficiente para ser justo, no podemos emitir un juicio justo sobre ningún asunto si no conocemos todos los aspectos del mismo y, desde donde observamos, nunca tenemos toda la información.

Si esta persona hubiese tenido en ese momento la capacidad de comprender lo que les pasaba a sus padres, no hubiese arrastrado toda su vida la carga de sentirse culpable de su sufrimiento y de no ser querida, ya que en ese momento se sintió rechazada. No hay ahí ningún castigo, excepto el castigo de los programas que generamos con nuestros juicios. Y no es salir de la ignorancia, como también pretenden en el Karma tradicional, porque este Karma no nos habla para nada de que nuestra existencia y sus problemas son sólo una consecuencia de dichas programaciones, sino que deben su origen a la necesidad de equilibrar la balanza y, en todo caso, aprender (eso sí, siempre a base de dolor y del sufrimiento, como la amable creencia que es), pero no te dicen que, si quieres liberarte, lo que debes aprender es a dejar de programar y  limpiar los programas, las órdenes y comandos del pasado.

P.D.

Si buscas en Google qué es Karma la interpretación del sánscrito es más o menos siempre la misma: Causa-Efecto producto de nuestros actos. Pero en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma incluyo otra, también derivada de la etimología de esa palabra y que encontré investigando, cuyo significado es el siguiente:

…La palabra Karma viene del sánscrito, hay varias interpretaciones pero me voy a quedar con la que considero más completa, en la cual indica que K viene a significar aplicación humana, A es sinónimo de energía y R es la fuerza de origen divino, si quieres Kar viene a significar algo así como la aplicación por el hombre de la energía del poder divino, o el poder creador que es el poder de la divinidad; en cuanto a Man es el pensador o, si quieres, la acción del pensamiento o de pensar. Hay varias formas de enlazar estas letras o sílabas pero podríamos decir que es que la acción del pensamiento humano tiene el poder de crear...

No se está refiriendo a nuestras acciones físicas, sino a nuestro pensamiento, al fruto de nuestra mente.

Enlaces relacionados

Hay un libro que personalmente me parece extraordinario sobre qué sucede en el claustro materno antes de nacer: La Vida antes de Nacer.

Dado lo que he observado en regresiones, considero que este libro debería ser de obligada lectura para toda mujer que pensara en tener un hijo antes de emprender esa aventura. Curiosamente lo he recomendado varias veces y ninguna ha seguido esa recomendación, por lo que me pregunto a qué le pueden tener miedo para no hacerlo, pero podría ayudar mucho al futuro de la persona que van a traer a este mundo.

One thought on “Vidas Pasadas y Sus Resultados en el Presente (19)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *