Vidas Pasadas y Sus Resultados en el Presente (12)

UNA EXISTENCIA FRENTE A LA INQUISICIÓN

¿Es posible que en nuestro presente, en nuestra vida actual, nos afecten las vidas pasadas que hemos experimentado y ello incida en cómo experimentamos nuestra vida y sus resultados? De ser así, ¿cómo y por qué? Con la Terapia de Regresiones estas preguntas se pueden responder.

Caso anterior

Nota previa

En la anterior entrada de Terapia de Regresiones cuestionaba el control que se empeñan en decirnos que tenemos sobre nuestra vida, porque más allá de todo el positivismo, de ciertas teorías que pretenden a las que pretenden dar rango de Ley (no olvidemos que una ley lo es porque puede definirse totalmente los parámetros en los que funciona y que bajo los mismos funciona siempre, sino sólo es una teoría, como la de la evolución), de la misma forma que en un pasado era siempre garantía de éxito en lo Terapia de Regresiones a Vidas Pasadas desvelar lo oculto que hemos olvidadoque fuera el rezar como era debido a un determinado santo, o de toda nuestra buena voluntad… Sin embargo, a veces hay cosas que parece que se nos escapan, porque si no conoces que algo está afectando tu vida, ¿cómo puedes actuar sobre ello?

A raíz de dicha entrada me contactó una persona que considera estar bajo el influjo de algo similar a lo ahí reflejado, le recordé que yo no tengo capacitación para trabajar con este tipo de cuestiones −tal como en dicha entrada indicaba− pero, al final, decidimos trabajar en regresión intentado comprender si había alguna cuestión oculta detrás de lo aparente que, tal vez, también estuviese interfiriendo, además de sus propias sensaciones relacionadas con voluntarias influencias externas negativas.

Caso ejemplo número 12

Nunca había trabajado antes con esta persona, X12, por tanto ha sido más difícil profundizar tanto en la experiencia como en las emociones: Primero porque hay una mayor facilidad en profundizar cuanta más confianza tienes con quién te acompaña en la regresión, en este caso era la primera regresión que hacíamos juntos y, segundo, porque sumado a esto, como se va a poner de manifiesto, la experiencia es especialmente traumática.

Cuando le pregunto a X12 que defina las sensaciones asociadas con su problema indica, entre otras cosas, que parece que algo pasará por delante de sus ojos (como si le impidiera ver con normalidad o le estorbara la vista), esto se conecta con otra sensación física en el vientre, por encima del ombligo, donde define que hay algo oscuro, negro, no lo define como una estrella pero si algo con puntas; también hay un dolor en la cabeza, se toca alrededor de la frente y una sensación de algo como brea, pegajoso y pesado en los pies. Todas estas sensaciones son las que nos van a servir para entrar en la experiencia.

Proceso

Tras unas imágenes previas esta persona se encuentra con el rostro pegado contra un muro y los brazos extendidos en alto, está encadenada a un muro y la están golpeando, pero hay un bloqueo y vamos hacia atrás en el tiempo para saber qué la llevó ahí, y se ve en un pueblo que debe de estar en fiestas en la edad media, es una mujer y explica que lleva un falda larga. En ese momento es cuando la apresan, ve una persona con un rostro muy feo pero, en realidad, dice que ese rostro está oculto bajo una máscara,  avanzamos hacia la experiencia clave:

− Inquisición… No puedo verles la cara… Es como que me cogieron por bruja o por cátara, de eso me acusaron, pero yo era inocente, era un pueblecito de gente buena…

A pesar de que intentamos entrar en quién pudo acusarla, por encontrar alguien con quién pueda tener problemas hoy y que venga desde entonces, no es posible. Seguimos intentando romper el bloqueo lógico que tiene sobre la experiencia. No entro en los detalles innecesarios, pero describe con mucha dificultad la experiencia porque, evidentemente, es muy dura. Detecta que la han encadenado colgándola del techo y puesto algo en la cabeza como un casco que le presiona la cabeza, además la han introducido algún objeto dañándole interiormente el vientre, intento que se conecte más con la experiencia para eliminar la carga energética que se ha quedado ahí bloqueada:

− Quiero salir de ahí… Y es como no poder salir…

− ¿Qué piensas?

− Es que no se puede pensar… Lo único que quiero es que termine.

Para ayudarla a conectar con la experiencia…

− ¿Por qué quieres que termine?

− Para dejar de sufrir… Es dolor físico…

− ¿Dónde está el dolor físico?

En el intento de conectarse con ese dolor para dejarlo atrás define el dolor en la cabeza y, en el vientre, algo que le han introducido la ha desgarrado por dentro, pero no hay forma de que se conecte plenamente, cuando le doy la oportunidad de avanzar hasta el momento de muerte directamente salta al momento posterior, no a ese momento, muestra de la intensidad del deseo de salir de esa situación. Cuando la llevo hacia atrás para que mire su cuerpo muerto, explica que tiene en la cabeza un casco de hierro, como de submarinista indica… Dice que no puede ver sus pies, insiste en ello varias veces (posteriormente me aclaró que era porque en estas torturas les metían los pies en una especie de caja). La llevo a que examine la zona de su vientre y me dice que está negro… Hemos detectado los puntos de coincidencia con la actualidad:

1. La cabeza está metida en un casco, normal que hable de que hay algo delante de los ojos y de dolor, estos cascos estaban también pensados para provocarlo.

2. El vientre tiene una coincidencia clara, esa negrura que observa en él cuando le indico que lo examine, tiene una asociación evidente con lo que explicaba al principio de la sesión; en cuanto a la sensación de algo como con puntas, puede ser muy bien el tipo de instrumento que le introdujeron en la tortura que le desgarro el vientre.

3. En los pies, esa sensación de brea y algo pegajoso, considero que puede asociarse con el peso y la inmovilización que una caja como esa puede haberle causado y/o, tal vez, si estaban dañados y ensangrentados podría pensarse que esa es la sensación que describe como pegajoso.

Con toda esa información, pasamos a tratar con técnicas adecuadas a ello todas estas sensaciones resultantes de la tortura y así poderlas liberar, pero cuando la llevo al momento preciso de muerte para ver qué programaciones están ahí, volvemos a encontrarnos con los mismos problemas de no poder profundizar totalmente en ello; es normal, el dolor debía de ser de tal intensidad que entrar otra vez en la experiencia es pedir algo heroico a la persona, y lo tiene bloqueado de vidas enteras. Si se dan posteriores regresiones podrá profundizar cada vez más y saber cada vez más, porque irá eliminando toda la energía negativa que pueda ahí quedar, hasta llegar al momento de observar la experiencia con total desapego, momento en que te liberas totalmente de esa y de cualquier otra experiencia.

− ¿Qué piensas, qué sientes en ese momento de morir?

− Que quisiera que ellos pasaran por lo que me han hecho pasar… Pero no quiero hacérselo yo…

Esto es lo máximo que logro que diga… Pero no creo que en el momento de muerte en medio de tanto dolor, y tan injusto, la persona fuese tan bondadosa como su educación actual y el concepto de lo correcto o incorrecto le llevan a decir. De hecho, cuando la presiono, me reconoce que si en ese momento hubiese tenido un botón para hacerles estallar lo hubiese pulsado, pero hay un gran condicionamiento que nos aleja de conocer exactamente qué pudo pensar, sentir y decir en ese momento clave.

Era importante saber qué había podido decir en el momento de muerte, porque ahí hay fuertes programaciones tal como señalo en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma. La energía de la rabia, el odio, la ira y demás emociones −todas ellas normales y lógicas en un momento como ese y para nada condenables− y las órdenes que puede haberse dado la persona en ese momento deben ser desactivadas, porque además de las heridas que arrastramos están esas órdenes o programas que, aunque tampoco seamos conscientes de ellos o queramos negarlos, no son por ello menos activos y nocivos, ya que actúan sobre nuestra vida (ver Karma Esotérico). Sin embargo, hasta ahí llega el condicionamiento que nos han impuesto, que no nos permitimos siquiera aceptar que esos son sentimientos y emociones naturales y los reprimimos, pero eso no significa que nos liberemos de ellos, en realidad son como un virus en un ordenador, no se sabe que está ahí pero afecta a su normal funcionamiento.

Resultado

Es demasiado pronto para saber sobre sus resultados, el ver la persona salir de la sesión con un cambio que muestra cierta liberación, el rostro más luminoso y más tranquila, no es suficiente. Espero poder hacer una modificación en el futuro en esta entrada hablando de logros y mejoras tangibles.

Conclusiones

Una vez más se demuestra que en nuestro presente, nuestra vida actual, nos afectan las vidas pasadas que hemos experimentado, eso de que una vez abandonado el cuerpo también dejamos atrás aquello que hemos vivido, como si fuera un ropaje usado, quedándonos sólo con el aprendizaje no es cierto, es consolador, amable, pero falso… Se puede argüir que el que no sea así es para aprender no sé qué y ayudarnos en nuestra evolución, cualquier cosa puede decirse para defender ciertas ideas, pero la realidad es que estas heridas del pasado más que ayudar obstruyen el desenvolvimiento y evolución de la persona y, algo importante, su felicidad, capacidad de Terapias de Regresiones a Vidas Pasadas lo que hemos olvidado y está oculto y arrastramos en nuestra vidaactuar y, por tanto, hasta su libre albedrío. Para saberlo y poderlo juzgar creo que hay que vivir la experiencia de primera mano, en primera persona, y no hablar por referencias (por acreditadas que puedan parecer) o basados en el puro dogma o la fe.

Además, demuestra que no tenemos ni idea de qué arrastramos dentro de nosotros, y ciertas barreras, ya sea físicas, psíquicas, emocionales o de todo orden pueden venir de ese pasado perdido, porque todos hemos transitados por caminos amargos y muy duros, llenos de barro y suciedad que no soñemos ni por asomo que se ha podido diluir por sí misma.

Todo esto lo señalaba en la entrada del viernes, sobre el dolor, sufrimiento y sacrificio como camino de evolución, y aquí puede verse que no es cierto que de todo lo experimentado sólo nos quedemos con el conocimiento, también nos quedamos con las heridas. Y con las heridas psíquicas, o como las queráis llamar, pasa como con las heridas físicas, especialmente cuando son graves no sanan por sí mismas y hasta pueden empeorar con el tiempo. Como dicen: Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba…

Y quiero insistir sobre un punto de la entrada del viernes pasado, Dolor, Sufrimiento, Sacrificio… ¿Camino de la Liberación, Evolución y la Iluminación?: Comentaba sobre los cientos y miles de millones de personas que al día de hoy sufren de una vida realmente dura y hasta terrible, que les va a dejar muchas heridas de todo orden para vidas futuras, y esto me lleva a dejaros ciertas preguntas que para mi son importantes: ¿Os dais cuenta de lo que le costará a esta humanidad limpiar dichas heridas? ¿De que en realidad, cuando se mira desde esta experiencia y perspectiva, no hay en tanto dolor ningún beneficio para el conjunto de esta humanidad y cómo esto puede estarnos afectando a nuestra A quienes sirve el dolor y el sufrimiento de la humanidad.realidad? ¿De que es necesario un cambio en los modelos de creencias de todo orden, sociales y de organización del poder tal como lo hemos conocido hasta el día de hoy? ¿De que seguir creyendo que el dolor, el sufrimiento y el sacrificio inútil si es que beneficia a alguien, no es a esta humanidad? ¿Y que quién lo defiende está defendiendo la perpetuación de esta situación y hasta defiende, puede que inconscientemente, los intereses de aquellos que se benefician de todo ese dolor y sufrimiento?

Quizás la conclusión o resumen final sería, como dice Babbage (un lector y amigo), refiriéndose a esas cuestiones que desconocemos y que nos afectan: El no saberlo es lo que mata.

3 thoughts on “Vidas Pasadas y Sus Resultados en el Presente (12)

  1. Pili

    He sufrido recientemente la muerte de un familiar y me siento fatal y si fuese real lo de la reencarnación no creo que quisiera volver de nuevo a esta vida pues estoy pasando lo bastante mal sobre todo cuando pierdo un ser querido .Un saludo.

    Reply
  2. Babbage

    Hola que tal, un buen artículo como siempre.

    Pensar que todas las desgracias y todo lo malo que nos pasa es exclusivamente culpa nuestra, o casi peor, pensar que es por nuestro bien, por aprendizaje o por evolución, lo considero un verdadero suicidio, porque es entonces cuando creyendote merecedor de ello, no sólo te resignas y dejas de luchar, sino que vas a acabar “autoflagelándote”. Y que nadie me malinterprete, cada uno tiene sus responsabilidades, pero hay un límite. El límite está en lo que tú puedes controlar, todo suceso, acción o resultado que no hayas podido controlar al 100% tiene una responsabilidad limitada o nula.

    Por eso no trago la manía de escuchar que todo lo que ocurre a tu alrededor lo has atraído tú, o es culpa tuya, incluso si se estrella un avión en tu terraza o te lluevan pepitas de oro, aún suponiendo que funcionen las leyes de la atracción, no veo mayor ejercicio de egoísmo, soberbia e ironía. Sí, ironía porque… ¿qué pasa con los demás que no son tú y se cruzan en tu camino? ¿es que ellos no atraen a sus cosas? digo yo que habrán choques entre lo que tu quieres atraer y lo que quieren atraer las miles de personas de tu alrededor hacia ti o hacia ellos mismos, casi siempre en contraposición de intereses, y el resultado de esos choques, seguro que no es precisamente lo que tú esperabas, y no, no creo que exista un orden y coincidencia de encuentros gestionados con tanta eficiencia por esa ley de la atracción configurando al final el justo resultado atraído por cada uno de los individuos de un conjunto sin excepción, porque matemáticamente hay tantas variables que el resultado sólo puede ser el Kaos, al menos así es desde el punto de vista de cada único individuo, pero desde un punto de vista global y externo controlando todas las variables, es otra cosa que no tiene nada que ver con el tema que se está abordando y con lo que muchos quieren confundir.

    Luego si extrapolamos y nos vamos al tema de la muerte, la existencia tras la muerte y la reencarnación, entonces siguiendo las pistas de tu libro (o en mi caso las propias que me han llevado a la misma conclusión, cada uno deberá darse cuenta por sí mismo) podríamos programar una ruta antes de nacer, desde un plano y perspectiva superior manejando consciente o inconscientemente todas esas variables globales desde una dimensión no física dónde el tiempo es espacio, y la energía es lo que nos mantiene y configura… Aquí tal vez si esto fuera así, tendríamos mayor responsabilidad, porque tendríamos más poder (sí, Spiderman también lo dice jeje), pero igual que antes, volemos a las limitaciones, y una gran limitación es la ignorancia, el no saber quién eres de verdad, de dónde vienes, lo que haces o por qué lo haces, en mitad de una nube de confusión tras la muerte, o simplemente siendo una oveja pastoreada más en un lugar dónde todos creen ser el ombligo del cosmos y sin embargo se dejan llevar por las masas sin hacer demasiadas preguntas… lo que es arriba es abajo como ha mencionado el autor del libro y un tal Hermes Trimegistro

    Un saludo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *