De Karma, Leyes y Otras Minucias

Con este título, de Karma, Leyes y otras MInucias, no quiero decir que las leyes o el karma sean minucias, sino que a base de llamar ley a cualquier teoría que se nos pase por la cabeza le damos un rango que no le pertenece, convirtiendo cosas serias en minucias porque al hablar de ellas así, dándoles ese rango, estamos declarando nuestra adhesión a algo más grande, por eso se le ponemos la etiqueta de ley, pero también hablamos de nuestra propia inseguridad, que necesita de entregarnos a algo más grande que el propio razonamiento y capacidad de análisis, de nuestra necesidad de seguridades, de que alguien nos diga cómo pensar…

Con este título, de Karma, Leyes y otras MInucias, no quiero decir que las leyes o el karma sean minucias, sino que a base de llamar ley a cualquier teoría que se nos pase por la cabeza le damos un rango que no le pertenece, convirtiendo cosas serias en minucias porque al hablar de ellas así, dándoles ese rango, estamos hablando de nuestra adhesión a algo más grande, por eso se le pone la etiqueta de ley, pero también hablamos de nuestra propia inseguridad, que necesita de entregarse a algo más grande que el propio razonamiento y capacidad de análisis, de nuestra necesidad de seguridades, de que alguien nos diga cómo pensar…Los que habéis seguido mi blog sabéis que mi libro, Vuelo a la libertad o el sinsentido del Karmaes entre otras cosas una confrontación directa con esta actitud y con las creencias tradicionales respecto al Karma causa-efecto, en el cual no creo. Reconozco sus buenas intenciones, la emoción consoladora y esperanzadora que tiene, pero para mí eso es todo lo que cualquier cura (digo cura porque en nuestro entorno cultural esto se entiende fácilmente, pero tradúzcase en cualquier otra cultura a representante religioso de turno) os dirá con su propia fe y código de creencias, no hay diferencia, todas esas organizaciones de conocimiento intentan lo mismo: Consuelo, esperanza, sumisión a la realidad de la existencia, mejor que cuestionarla ypor tanto, aceptación de la voluntad de un dios o de un ordenamiento superior… Traducido a lenguaje llano: Tú aguanta que todo esto tiene sentido y un día, si no es en esta vida en otra o en el paraíso, tendrás tu recompensa.

Entiendo que sin este tipo de cosas, este tipo de pseudo-seguridades, el ser humano se siente perdido, ya lo decía Ortega y Gasset en La Rebelión de las Masas:

Observad a los que os rodean y veréis cómo avanzan perdidos por su vida; van como sonámbulos dentro de su buena o mala suerte, sin tener la más ligera sospecha de lo que les pasa. Los oiréis hablar en fórmulas taxativas sobre sí mismos y sobre su Contorno, lo cual indicaría que poseen ideas sobre todo ello. Pero si analizáis someramente esas ideas, notaréis que no reflejan mucho ni poco la realidad a que parecen referirse, y si ahondáis más en el análisis, hallaréis que ni siquiera pretenden ajustarse a tal realidad…

Porque la vida es por lo pronto un caos donde uno está perdido. El hombre lo sospecha; pero le aterra encontrarse cara a cara con esa terrible realidad y procura ocultarla con un telón fantasmagórico, donde todo está muy claro. Le trae sin cuidado que sus «ideas» no sean verdaderas; las emplea como trincheras para defenderse de su vida, como aspavientos para ahuyentar la realidad.

Con este título, de Karma, Leyes y otras MInucias, no quiero decir que las leyes o el karma sean minucias, sino que a base de llamar ley a cualquier teoría que se nos pase por la cabeza le damos un rango que no le pertenece, convirtiendo cosas serias en minucias porque al hablar de ellas así, dándoles ese rango, estamos hablando de nuestra adhesión a algo más grande, por eso se le pone la etiqueta de ley, pero también hablamos de nuestra propia inseguridad, que necesita de entregarse a algo más grande que el propio razonamiento y capacidad de análisis, de nuestra necesidad de seguridades, de que alguien nos diga cómo pensar…El problema es que negando esa realidad sólo hacemos lo que la avestruz, quizás por eso las religiones insisten tanto en ciertas posturas físicas para reverenciar a sus respectivos dioses, porque la postura es muy similar a la necesaria para esconder la cabeza.

Sobre esto os quiero deja un texto que me llegó hace unos días que dicen es de Buda, como digo en el vídeo creo que es toda una declaración de intenciones de cómo se debe de actuar con respecto a las creencias, porque es muy fácil ponerle la etiqueta de ley a cualquier teoría y sentirse muy satisfecho, tanto de haberla creado o de estar adherido a ella, pero por muy satisfactorio que ello sea, no significa ni que sea tal, ni que sea cierta:

No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos. No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo crean. No creáis en nada porque así lo hayan creído los sabios de otras épocas. No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os lo inspira. No creáis en lo que dicen las sagradas escrituras sólo porque ellas lo digan. No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano. Creed únicamente en lo que vosotros mismos hayáis experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia.

En fin espero que haya quedado claro porque llamo a este audio De Karma, Leyes y otras Minucias.


Enlace relacionado:

Dhammapada

 

2 thoughts on “De Karma, Leyes y Otras Minucias

  1. Arya

    Hola, Miguel. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo. Me encanta encontrar personas como tú que también se empeñan por traer algo de luz y racionalidad al mundo de la reencarnación y las vidas pasadas. Hace poco menos de tres años que comencé a recordar mediante autohipnosis y meditación, y a lo largo de este tiempo he estudiado mucho el tema y he reflexionado, llegando a mis propias conclusiones. Una de ellas es la de que el karma no existe, como puedes leer en mi blog:

    http://www.soyreencarnacionista.blogspot.com.es/2014/01/mis-dudas-sobre-el-karma.html

    Te invito a ti y a todos los lectores que se pasen por él, y los que quieran pueden unirse al foro que abrí hace ya casi dos años en los que muchas personas que recordamos vidas pasadas nos reunimos para hablar de nuestras experiencias con total respeto. Fue gracias a uno de los miembros del foro por los que conocí este blog y a ti, Miguel. Creo que todos debemos aportar nuestro granito de arena y creo que necesitamos más sitios como éste.

    La dirección del foro es http://fororeencarnacion.freeforums.org

    Un saludo.

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Acabo de comentar en tu blog, como digo no puedo estar más de acuerdo.

      Gracias por el enlace del foro, lo conocía e intervine alguna vez hace tiempo, no dudes de que me pasaré por ahí.

      Un saludo y gracias.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *