Respuesta a un Comentario sobre Ejercicios para Limpiar el Karma

(Este artículo contiene 1312 palabras, tiempo de lectura estimado 5 a 6 minutos)

Recibí el siguiente comentario en Ejercicio para Limpiar o Liberar el Karma del Presente (1/3), que, como me parece una pregunta interesante, quiero contestarla más ampliamente:

Sobre el ejercicio que comentas me parece muy simple para la finalidad de limpiar el Karma y, por otra parte, tampoco me queda claro que clase de Karma quieres eliminar con cuestiones del día a día. Creo que hay que trabajar sobre ello para corregirlo de una forma más directa, más consciente, ¿no crees tú que hay que profundizar más que simplemente hacer un ejercicio y repetir una serie de frases?

Para mí, desde mi punto de vista sobre lo que es el Karma, y que realmente es clave porque condiciona toda nuestra existencia de una forma rotunda, hay una obligación de equilibrar no sólo nuestro pasado, sino también nuestro presente.

Porque una cosa es que en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, y en este blog, me enfoque en el fin de detener la rueda de las reencarnaciones, o sea liberarnos de este plano energético y este universo, y otra es que me pierda, como tantos otros, en lo etéreo de un futuro idílico o de un presente irreal, por esta razón, estoy abierto a toda técnica que cumpla la función de mejorar tu vida aquí y ahora.

Pero para mí hay una serie de principios básicos para la práctica de cualquier ejercicio o técnica:

  1. Necesidad de hacer un trabajo de mejoramiento o limpieza.
  2. Efectividad.
  3. Simplicidad – Accesibilidad.

1. Necesidad de hacer un trabajo de mejoramiento o limpieza.

Aquí hay varias cosas que analizar:

Primero: ¿Es tu vida tal como la deseas? Si lo es hay un principio básico: Si funciona no lo toques, así que podrías decir que si todo está bien es porque es perfecto, y estoy de acuerdo siempre que tengas en cuenta que…

Segundo: Aunque todo aparentemente te vaya bien esto es un poco como tener un coche, el hecho que vaya bien no significa que no tengas que hacerle sus revisiones… Por tanto, siempre viene bien profundizar y explorar quienes realmente somos; entre otras cosas porque tenemos tanta habilidad en mentirnos a nosotros mismos que ignoramos muchas cosas sólo para vivir con más confort, y dado que…

Tercero: En lo que yo llamo Karma esotérico es muy importante tener muy claros todos los aspectos de nuestra vida. Como me dijeron cuando estudié PNL hay recuerdos que nunca existieron, otros que se recuerdan de forma diferente a como realmente sucedieron y otros que hemos olvidado totalmente; sin embargo, cuando revisemos nuestra existencia, en el momento de terminar nuestra presente vida, sí que los veremos todos tal cual eran en realidad, y las emociones que les acompañen estarán ahí, vivas, y esas emociones son siempre las que nos terminan atando a este plano, con lo cual…

Cuarto: Propongo empezar con el presente, porque hay cosas en el día a día que son como intentar avanzar con el freno de mano puesto, eso hay evitarlo. Equilibra tu presente y luego vamos a ir hacia atrás, sino el día a día frustrará cualquier esfuerzo de trabajar sobre el pasado. Ya iremos con otro ejercicio que considero muy importante a cosas del pasado, pero primero trabajemos sobre lo que ahora mismo tenemos entre las manos, el presente.

2. Efectividad.

En cuando a la efectividad, cuando te propongas hacer un ejercicio, debes hacerte una pregunta clave: ¿Para qué quiero hacer este ejercicio?

No te digo por qué, sino para qué. El por qué es una mirada al pasado, el para qué es una mirada hacia adelante. Cuando te plantees un ejercicio analiza para qué lo quieres realizar, porque hay muchas técnicas que siendo muy interesantes no sirven de gran cosa en relación con lo que es tu búsqueda, con lo que deseas. Si luego resulta que el por qué es importante aparecerá por sí mismo.

Un ejemplo es la Terapia de Regresiones, el para qué es siempre claro: Un problema del presente que se quiere superar, y el por qué aparece en la propia técnica.

La repetición de una serie de frases a base de escribirlas de puño y letra, susurrando al mismo tiempo la frase si es posible, es mucho más eficiente de lo que su simplicidad parece indicar porque, en realidad, toda nuestra programación y condicionamiento social se basa en la repetición, la cual nos lleva a aceptar cuestiones que no tienen nada que ver con la realidad de quién somos ni con la verdad. Al repetir una serie de frases nos estamos desprogramando. Como ya señalé, en un momento dado, algo dentro de ti cuando te enfrentes a la situación que que querías corregir dirá: Esto no tiene nada que ver conmigo, he renunciado a ello y te sentirás ajeno a esa cuestión y más liviano, más libre… A veces las cuestiones más simples pueden ser las más eficientes y efectivas, sólo hay que darles una oportunidad.

3. Simplicidad – Accesibilidad.

Hay una cosa que a mí me produce un fuerte rechazo y es la pretensión de crear cultos sagrados y misteriosos. Es una tendencia general en todas las áreas del conocimiento humano, de la sociedad, y hasta en las cosas más simples.

Más adelante comentaré sobre otras técnicas, pero busco que los ejercicios  sean sencillos y accesibles, que cualquiera pueda practicarlos sólo dedicando tiempo e interés. Recomendar meditación es fácil, pero muchas veces no es fácil practicarla, otras veces recomendar una determinada técnica te obliga a asistir a un seminario cuyo coste quizás ahora no puedas pagar, o hacer un desplazamiento o dedicarle un tiempo que no tienes… Así pasa con muchas técnicas, y no avanzas por esas barreras.

Este tipo de ejercicios sólo piden un poco de tiempo, que muchas veces se pierde frente al televisor en el vacío mental, un mínimo interés para hacer el esfuerzo necesario y un poco de disciplina, eso y un cuaderno y un bolígrafo… Gracias a esto también puedes conocer tu interés real por lo que pretendes y dices que quieres, porque si resulta más fácil pagar un curso o un seminario que hacer esto, es que realmente no tenemos mucho interés y compromiso con nuestro crecimiento personal o la solución de ciertos problemas, y entonces el seminario o curso tampoco nos va a ayudar mucho…

Es cierto que llegados a un determinado punto siempre puede ser bueno, y hasta necesario, contar con ayuda ajena, como escalar una montaña llegará un momento que alguien que te apoye en la ascensión puede ser importante, o no, quién sabe, pero para empezar a rodar hay un principio que me gusta seguir: Hazlo simple y sencillo.

La mayoría de las cosas, sobre todo a nivel interno, son mucho más simples de lo que parecen, ¿por qué y para qué complicarlas, a quién beneficia el hacerlo así…?

Conclusión

Espero que con esto quede clara mi intención: Trabajar para mejorar, hacerlo de forma consciente en dirección a los problemas o desafíos que se nos plantean y que sea simple, sencillo, al acceso de todos. ¿Que hay mejores métodos? No vamos a entrar en ello ahora, porque mi fin es sólo hacer algo accesible, fácil y eficiente para todo aquél que pueda necesitarlo y serle útil, además… No va a perjudicar y es gratis 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *