La Reencarnación, ¿es verdad o no? (Parte 2/2)

(Este artículo contiene 1370 palabras, tiempo de lectura estimado 4 a 5 minutos)

Continuamos con la pregunta sobre si la reencarnación es verdadera o no y el papel de la religión en la sociedad

Anterior

La religión, como todo lo que yo llamo las organizaciones de conocimiento, ya sean sectas, filosofías o sociedades secretas, no persigue elevar el alma del ser humano, su espiritualización ni la verdad (ni siquiera con minúscula). Dicen que sí pero sus hechos contradicen sus enseñanzas, sólo persiguen controlar a la gente y la muestra es que todas dicen exactamente lo mismo:

Haz lo que yo te digo −hasta matar si te lo ordeno− y cree lo que yo te digo, sea lo que sea, y en el futuro tendrás tu recompensa, ya sea en otra vida o en el paraíso… Eso sí, como señalo siempre, después de muerto.

Esas organizaciones (que no muchas personas bienintencionadas que están entre sus filas) lo que buscan es tu obediencia, tu sumisión, no tu libertad ni, por supuesto, tu felicidad, porque eres una simple herramienta para otros fines.

Si se fijan es la misma cantinela hoy con la nueva religión: La Economía… Tiene sus sacerdotes que son catedráticos o premios de toda índoles con sus templos sagrados (FMI, Bancos de toda índole, etc.) y su dios es el dinero, y te dicen lo mismo: Sacrificaros, haced lo que os decimos porque os traigo la salvación y un día, en el futuro, las cosas se solucionaran y seréis felices… Esperemos que no tenga que ser también después de muertos, aunque por el camino que llevan… ¿No les resulta ya sospechosa ese mismo estribillo por parte del poder desde el tiempo de los faraones…? A sufrir, siempre, pero por tu bien… Ya vendrá la recompensa… No sé a ustedes, pero a mí ya me carga.

Si dudan de que las cosas son así les voy a dar una pauta más presente en la que todas estas organizaciones de conocimiento dicen (la economía ha terminado siendo también una organización de conocimiento), o las personas que están detrás de ellas y sus intereses siempre dicen: No tienes suficiente, de lo que sea. para comprender la magnitud de lo que te estoy explicando… “De lo que sea” puede ser espiritualidad, estudios, formación, humildad, comprensión, etc… En una palabra: Tú eres demasiado tonto como para comprender esas cosas, déjame a mí que me ocupo de ello y tú agacha la cabeza y haz lo que yo te digo.

Sin embargo, por ejemplo en la economía, el problema fundamental de nuestro sistema financiero puede ser explicado en tres conceptos básicos en un folio que los puede entender hasta un niño… Y las cosas a nivel espiritual no son tan de iluminados como nos quieren hacer creer, pero es siempre lo mismo, ¿no os dais cuenta que todos inventan hasta un lenguaje propio para hacer más críptico el conocimiento, pero que al final sólo son palabras diferentes para decir lo mismo, o decir de forma compleja lo que podría decirse de forma sencilla?

Lo que tenemos que tener en cuenta es que cuando las religiones o las organizaciones de conocimiento se han impuesto, o se imponen, es la hecatombe para el ser humano, porque su discurso es siempre el mismo, es el discurso del control, del dominio de una casta y de la sumisión de todo lo demás, incluidas las personas, a lo que ellos han decidido pero siempre en su beneficio.

Cuando la religión cristiana alcanzó su apogeo llegaron para los pueblos de Occidente más de mil años de oscuridad. Se ha denostado a Roma por la esclavitud, sin que se quiera reconocer que en Roma había toda una sociedad con diversas clases de gentes que eran libres y sí, es cierto, había una que eran los esclavos pero que en un momento por su evolución, y por ley, llegaron a tener más derechos que los que les siguieron, que fueron los siervos de la gleba. Lo que digo no es aprobar la esclavitud, es comprender su dimensión y lo que luego llegó de la mano de la religión, porque mucho hablar de que todos iguales pero los hechos dramáticamente fueron otros.

Porque en la Edad Media sólo había dos clases, los que mandaban que se componían de los señores feudales y el clero, el brazo mediático (la TV de la época), y los siervos que pertenecían a la tierra. Y nunca la esperanza de vida en Occidente, quizás desde la Edad de Piedra, fue tan baja, la miseria tan grande y el ser humano tan esclavo. La Iglesia, además de con sus ejércitos, gracias a la Inquisición asesinó a mujeres y hombres (aunque muchas más mujeres) por decenas de miles pasando siempre previamente por el obligado requisito de la tortura, matándoles luego de las formas más horribles imaginables. Este tipo de cosas, como algunas similares de la misma barbarie que pasan todavía hoy en algunos lugares, es lo que sucede cuando se deja que la religión imponga su ley, que es cuando el poder decide usar a la religión como herramienta de control, porque como tal funciona muy bien.

Históricamente siempre el poder ha buscado y fomentado religiones en todo el planeta, el poder siempre busca religiones que le apoyen, aunque el poder no se ajuste para nada a lo que dice la religión más que de puertas hacia fuera, incluso hoy el poder suspira por una religión a la vieja usanza… ¿Sólo a mi me resulta sospechoso que cada vez que el país más poderoso del planeta al día de hoy se inmiscuye en los asuntos de algún otro país de Tercer Mundo este termine dominado por el fanatismo religioso…? ¿Es una casualidad?

Por ello si se creen que eso es cosa del pasado se equivocan… Hoy no han cambiado las cosas, ¿han visto lo que ha pasado en Afganistán y otros países árabes? Donde antes las mujeres podían vestirse como quisieran, estudiar y tener cierta libertad ahora no pasan de ser algo como una herramienta más en las sociedades donde se reclama que la ley que impere sea la religiosa (ejemplo). Cuidado, no es un ataque contra el Islam, para nada, es hablar sobre qué sucede cuando una organización religiosa toma el poder, porque si hoy al cristianismo le dejaran en dos días haría lo mismo, por mucho que para intentar no perder más afiliados algunos empiecen a cambiar algo el discurso; las creencias espirituales detrás de las religiones pueden ser todo lo buenas que se quiera que sean, pero el uso que se hace de esa organización siempre es un desastre para la sociedad en general.

Les guste o no… ¿Me pueden negar que esto es así?

No voy a ocupar aquí más espacio sobre este asunto de para qué en realidad sirven y a quienes sirven las religiones y otras organizaciones de conocimiento, razón por la cual el verdadero conocimiento se manipula, la Verdad se oculta y tergiversa, ni tampoco sobre el tema de la reencarnación y el cristianismo, porque otros lo han hecho con abundancia antes que yo, por ello sólo os dejo los enlaces y si, de no conocerlo ya, tenéis interés en aprender algo que es Verdad y que no tiene interpretación posible, porque son hechos históricos mal que le pese incluso a la Iglesia (y de paso no caer en el pecado de la ignorancia), no tenéis más que leerlos y luego, si así os parece, preguntad a quién os enseñó lo contrario, y que sabía perfectamente que esto era así, porque os mintió (*).

Enlaces relacionados:

La reencarnación y el Cristianismo: Por la voluntad del Emperador

El Cristianismo y la Reencarnación (1era parte)…

El Concilio que condenó la reencarnación

_______________

Copio y pego aquí lo que incluí en la primera parte sobre el asunto porque creo debe tenerse en cuenta y no olvidarse:

… no creo que nadie tenga realmente ni idea al día de hoy de lo que de verdad dijo el fundador de su religión, de tanto como han manipulado lo que dijeron por intereses de poder y, en el caso cristiano, al no creer en la reencarnación siguen una orden política, de un emperador romano, no lo que decían los padres de la Iglesia que supongo de estos temas debían saber bastante más… ¿A quién le deben ustedes obediencia y dan más credibilidad, a Justiniano o, por ejemplo, a Orígenes…? Porque por lo que he visto, hasta ahora, parece que les resulta más fácil tragar las órdenes de un emperador romano que con el concepto de la reencarnación que defendían sus primeros maestros.

__________________________

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *