Por qué Limpiar el Karma (Parte 2/2)

Necesidad de Limpiar el Karma (Parte 1/2)

Continuación de parte 1

Pero, sin embargo, estás actuando y todo lo que vivas y experimentes se quedara grabado en tu interior y, con todo ello, tendrás que enfrentarte cuando nada más renacer al mundo espiritual repases la existencia que acabas de abandonar. La clave es que todo ese conjunto de cosas no es algo plano, sin relieve, todas esas experiencia están ligadas a emociones que estarán ahí presentes cuando vuelvas a experimentarlas: Odio, Amor, Frustración, Satisfacción, Placer, Dolor… Cada experiencia clave está unida a una emoción y volverás a experimentar todas y cada una de ellas, y lo que al respecto de ellas en ese momento sientas será lo que generará los moldes energéticos de tu próxima experiencia.

Karma acumulado…
(Imagen de http://elprofeenpropiedadprivada.blogspot.com.es/)

Y vamos a ejemplos porque es lo más fácil para entenderlo:

De pronto te encuentras con el recuerdo de esa persona que te enamoró cuando quizás eras muy joven y vuelves como si estuvieras allí a aquél momento lleno de magia, vuelves a sentir la misma intensidad del amor que sentiste y… Expresas tu deseo de volver a vivir aquello.

O te encuentras con esa persona que te hizo tanto daño y de la que no pudiste resarcirte, vuelves a sentir las ofensas como en el mismo momento que se produjeron y… Sientes la rabia de aquél mismo momento y el deseo de que te las pague.

Hay que entender, para comprender el poder que los deseos, las pasiones y los condicionamientos tienen en ese momento, que esa es una experiencia muy intensa, tu cuerpo puede haber dejado de vivir, pero tú sigues vivo y lo experimentas todo con una carga emocional muy fuerte, y ya no estás ligado al mundo de la materia ni a ese cuerpo que has dejado, el cual hacía que la energía vibrara mucho más lentamente, pero si a sus condicionamientos que siguen vivos en ti…

Tal como explico en Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, ese es un momento de gran intensidad emocional con un poder muy especial, no has vivido en toda tu existencia nada más intenso y, normalmente, nada ni nadie te ha preparado para ello.

Visto el “Por qué”, ahora el “Para qué”.

(Un profesor mío dijo una vez que es más importante el “Para qué” que el “Por qué”, quizás el “Por qué” sea el origen y de donde venimos, pero el “Para qué” es hacia donde vamos).

Por todo ello, tanto para los que no quieren regresar más, como para aquellos que quieren volver alguna vez y quieren tener las mejores condiciones posibles que puedan darse en su próxima vida hay que, tal como dirían los tradicionalistas, limpiar el Karma o, como digo yo:

Vaciar de energía emocional las experiencias por las que hemos transitado y transitamos en nuestra vida, para que cuando volvamos a contemplarlas las miremos con la necesaria distancia, con indiferencia y desapego, sin que nos afecten ni para bien ni para mal, o que si queremos volver sólo dejemos la carga emocional en aquellas que realmente merezcan la pena volverse a experimentar.

En próximas entradas dejaré algunos ejercicios sencillos que pueden ayudar en este sentido,.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *