¿Qué es el Karma? Pues tiene dos sentidos o versiones

(Estas entradas tienen por finalidad explicar y aclarar algunas cuestiones que sobre el sentido del Karma, o su sinsentido, están contenidas en “Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma” – 1/4)

Para el qué pregunta qué es el Karma decirle que el significado de la palabra Karma: Dos versiones, la tradicional y la esotérica

Con ocasión de la publicación de Vuelo a la Libertad, o el sinsentido del Karma, he estado dando una vuelta por sitios en Internet donde preguntan sobre qué es el Karma y he encontrado en todas partes el tradicional sentido que se le da a esta palabra, el cual podemos resumir en la ley de la compensación o el sexto principio de causa y efecto del Kybalion: Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.

Bien, hasta ahí todo bien y nada que discrepar, ¿pero y si el Karma fuera algo más que sólo otro nombre más para ese principio? ¿Y si el Karma quisiera decir y significar algo más? Hace ya mucho tiempo observé que en todas las organizaciones de conocimiento, ya sean religiones, sectas o como lo quieran llamar, hay siempre un conocimiento público y uno privado.

karmaEsto pasa incluso en un grupo como los masones que dicen que buscan el conocimiento y la verdad pero no deja de ser revelador lo que dijo uno de sus grandes maestros históricos del siglo XIX, Albert Pike, dijera que “los Grados Azules son sólo la corte exterior o pórtico del Templo. Parte de los símbolos se representan ahí al Iniciado, pero intencionadamente se le confunde con falsas interpretaciones. No se pretende que los entienda; sino que se pretende que crea entenderlos. Su verdadera explicación se reserva para los Adeptos, los Príncipes de la Masonería…” En una palabra: Engañan con artificios a la gran masa.

Siendo así, ¿qué les hace creer a ustedes que eso no suceda también en la espiritualidad que nos ha llegado de Oriente? Al fin y al cabo me he hartado de oír hablar de la larga y venerable tradición espiritual de la India y parece que nadie se da cuenta, o se para un segundo en pensar, que esa tradición dio lugar a una de los sistemas sociales más injustos que la humanidad ha conocido: Las Castas. ¿Para qué sirve tanta espiritualidad si ese es el resultado para la sociedad?

Pues no debería extrañarnos, porque tanto en Oriente como en Occidente las religiones, todas, tienen el mismo papel que Albert Pike expresa con tanta elocuencia: Confundir con falsas interpretaciones, que crean que entienden pero reservar el verdadero conocimiento para los que están en la cúspide de la organización y, muy especialmente, controlar a su rebaño.

En Vuelo a la Libertad expongo otra definición del Karma que no es secreta pero a la que no se presta atención porque su significado no es tan sencillo de entender como el de la ley de causa y efecto:

“-… La palabra Karma viene del sánscrito, hay varias interpretaciones pero me voy a quedar con la que considero más completa, en la cual indica que K viene a significar aplicación humana, A es sinónimo de energía y R es la fuerza de origen divino, si quieres Kar viene a significar algo así como la aplicación por el hombre de la energía del poder divino o el poder creador que es el poder de la divinidad; en cuanto a Man es el pensador o, si quieres, la acción del pensamiento o de pensar. Hay varias formas de enlazar estas letras o sílabas pero podríamos decir que es que la acción del pensamiento humano tiene el poder de crear, lo cual dicho así no es nada extraordinario, ya que el poder creador del pensamiento o de la mente es algo ampliamente aceptado…”

el-poder-de-la-menteBueno, tampoco esto es nada extraño ni nuevo, porque en este caso lo que tenemos aquí es el primer principio del Kybalion, el Mentalismo. El Todo es mente; el universo es mental…

¿Pero nos damos cuenta de la trascendencia que ello tiene en el ámbito del lo que consideramos es la reencarnación y las condiciones que rodean nuestra vida? Si el Karma tiene el poder de crear quizás no sea simplemente, como solemos creer, por el resultado consciente o inconsciente de nuestras acciones, sino que podemos crear por la acción incluso inconsciente de nuestro pensamiento, de lo que creemos que es cierto, de nuestros condicionamientos y programaciones…

Y uno de esos condicionamiento es creer que estamos ligados a esos actos tantas veces inconscientes o involuntarios que, según la tradición genera del Karma, habremos de pagar y purgar…

En la próxima entrada hablaré del significado del Karma en su versión tradicional

3 thoughts on “¿Qué es el Karma? Pues tiene dos sentidos o versiones

  1. cristian

    tengo una duda no se si sea solo superstición mia pero siempre me ha sucedido algo particular y extraño siempre e sido una persona temerosa a obrar de mala fe actuar o hacer cosas de mala intencion, asi que procuro actuar siempre de una forma positiva con los demas, cuando soy asi nunca pasa nada bueno en mi vida solo transcurre normalmente pero cuando decido actuar de mala fe o realizo alguna mala obra con mala intencion o algo en el momento justo en el que termino de realizar esa accion empiezan a desencadenarse de manera extraña una serie de sucesos desafortunados en mi vida casi siempre relacionados con el acto de mala intencion que realize y por lo general estas rachas donde todos mis proyectos caen al piso todo se detiene y me sale mal todo siempre dura el mismo tiempo exacto que duro la mala accion que estuve realizando por ejemplo si actuo en contra de una persona tratándola mal vendiéndola engañándola o cosas similares por un tiempo de 4 meses al momento justo en el que yo termino de realizar estos actos empiezan a correr en mi vida sucesos de mala racha o suerte de problemas personales emocionales sociales laborales y de cualquier tipo durante los proximos 4 meses siguientes, terminados estos 4 meses raramente y mi vida empieza a reponerse de manera automática y todo empieza normalizarse desde siempre me ha sucedido esto llegando al punto de yo poder por mi propia cuenta calcular y predecir por decirlo de cierta forma mis temporadas de infortunio o mala suerte, llevandome siempre a pensar seriamnte cuando quiero actuar de mala fe contra alguien cuanto tiempo hare esta mala obra por que ese tiempo sera siempre el mismo que yo pagare puede ser desde un dia hasta un año, pero esto solo me sucede con actos negativos es decir cuando realizo acciones positivas o altruistas en mi vida por lo general nunca sucede nada e llegado a pensar que tal vez yo tenga algun tipo de pacto divino o espiritual que hace que mi vida y mis actos diarios funcionen siempre de esta forma agradeceria recibir una respuesta acerca de lo que me sucede muchas gracias!

    Reply
    1. vueloalalibertad Post author

      Hola Cristian,

      Te ofrezco mi opinión, por si te sirve. Como sabes no creo para nada en el Karma tradicional de causa-efecto, creo más bien que nosotros con nuestros programas mentales generamos las situaciones que vivimos. En algún lugar de tu pasado es muy posible que te dieras alguna orden o recibieras un mensaje con una frase parecida a “cada vez que hago algo mal la pago”, es un ejemplo. ¿De donde puede venir eso? Pues puede venir de otra existencia donde cometiste quizás un puro error y en último momento te dijiste algo así. Pero no significa que hicieras nada malo, pudo ser un error simplemente, ¿no has oído eso de que el subconsciente no tiene ningún sentido del humor? Pero también pudo ser en el vientre de tu madre que ella dijera algo parecido y que eso, si tenía una fuerte carga emocional, se impregnara en tu subconsciente. No lo sabemos, pero a mi me huele a programación inconsciente, un condicionamiento.

      Mira que cuando haces algo malo estás pendiente de ver en ese plazo qué malo te pasa… Estás buscando reafirmar tu creencia, validarla. Y, además, ¿no has oído que la culpabilidad siempre atrae el castigo? Pero la culpabilidad no tiene que ser cierta, puede ser una programación. Mira el mundo al día de hoy y fíjate cuantas cosas malas para ti hacen personas que para ellas están perfectamente correctas, y a ellos no les pasa nada malo, siguen con su vida… Observa los casi 900 millones que pasan hambre, los 3400 millones que viven en la pobreza, eso si que es infortunio y mala suerte, ¿no te parece? ¿Y todo ellos fueron unos maleantes en una vida pasada o han hecho algo malo y están pagando? Es absurdo, no ha habido tanto criminal de guerra en los últimos 7.000 años en este planeta.

      Item más, qué pasa con los criminales del mundo del poder, algunos de ellos con gran reconocimiento, prestigio y riqueza, ¿tú ves que les vayan mal las cosas? Para nada, ¿por qué? ¿Quizás porque no tienen el menor sentimiento de culpabilidad?

      Claro, ahora vendrá alguien y me dirá que en una vida futura ya pagarán, ¡¡¡toma dogma de fe!!! y luego dicen que no creen en el cristianismo porque está lleno de dogmas… Pero tú, según lo que dices, no pagas en un futuro tan lejano, pagas ahora… Claro que dirán que tu tienes una mayor conexión interna con tu Karma o tu Ser y tal y tal, y bla, bla, bla… Pero no, son simplemente programas, creencias, condicionamientos…

      Por otra parte y esto es importante: Señalas que actúas mal… Lo primero, ¿por qué y para qué lo haces? ¿Qué necesidad tienes de hacerlo? ¿Es sólo probar que tienes razón y en cuanto luego te pasa algo malo dices “ves, ya lo sabía”? Pues si tienes esa necesidad, ¿por qué no haces un acto mal a alguien que sabes a ciencia cierta que el malvado…? A ver como funciona ahí tu programa interno, si haces mal a un malvado quizás no esté mal, no sé, es una conjetura… Pero no te lo recomiendo, los malvados suelen devolver los golpes, así que también ahí tendrías el castigo y estarías validándote.

      Creo que el único pacto que tienes no es más que contigo mismo, en un pasado dijiste u oíste en un momento de gran apertura emocional una frase como la que decía al principio y funciona a modo de programa. Si eres capaz de desactivar ese programa dejará de funcionar, pero más bien te sugiero activar el programa contrario: “Cada vez que hago algo bueno siempre me llega algo bueno”, y estar igualmente pendiente de cualquier cosa por pequeña que sea que sea positiva y que recibas, al mismo tiempo que dejas de buscar en las cosas malas que te pasan un origen en algo que hiciste cuatro meses antes, ¿no has oído eso de por qué les pasan cosas malas a las personas buenas?

      Ir por la vida haciendo mal a los demás más allá de que no es correcto no es inteligente… Porque te encadena cada vez más a lo material y no te libera de este plano, sólo enturbia energías, además, sabiendo que has hecho algo mal, en tu fuero interno, siempre buscarás el castigo; porque por lo que dices no perteneces a ese equipo de poderosos que pueden llevar a la muerte y el sufrimiento a millones sin sufrir ellos el menor problema.

      Un último detalle sobre esto: Solemos fijarnos en lo que nos interesa… Por ello, cuando alguien se me queja de ciertas cuestiones siempre le digo: “Cuando vayas conduciendo cuenta cuantos semáforos verdes te encuentras y cuantos rojos”, porque al final siempre nos quejamos de los pocos rojos que nos detienen, pero no nos fijamos en todos los verdes que nos dan paso.

      Gracias y saludos.

      Reply
  2. Marco Antonio Espona Camps

    Siempre he pensado que todo cuanto nos rodea y creado por el hombre ha sido sencillamente para tenernos controlados, ejemplos las sectas religiosas. Unas épocas por desconocimiento e ignorancia general de la humanidad y la actual por desdén e conformismo de las personas. Es verdad absoluta que todo cuanto nos sucede a lo largo de nuestra vida tiene un motivo, razón y origen de ser. La despreocupación de estos motivos es el sustento y durabilidad de los organismos mundiales ocultos que deciden nuestras formas de vida.
    Saludos,
    MARC.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *